Las Horas Perdidas

Buscar


Breves



Podcast



Tráilers


Críticas




LAS INVASIONES BÁRBARAS

Escrita por: Rafa Martí­n | 20 diciembre | 7:05 PM

Denys Arcand | Denys Arcand | Rémy Girard, Stéphane Rousseau, Maria-Josée Croze, Dorothée Berryman, Louise Portal, Dominique Michel, Yves Jacques | | Isabelle Dedieu | Pierre Aviat | Franí§ois Séguin | Daniel Louis, Denise Robert | | Production Barbares Inc., Centre National de la Cinématographie (CNC), Société Radio-Canada | Cameo


Nota de los lectores:
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 6.4/10 (7 votes cast)

0

Por momentos inspirada y ligera, por momentos aburrida y pretenciosa. Las Invasiones Bárbaras es, en la más pura lí­nea del cine europeo, una pelí­cula frí­a y distante, cuya temática merecí­a más de carne en el asador, a pesar del reparto. La verdad es que uno no termina de entender por qué esta pelí­cula se ha llevado tantos premios: ni se puede estar de acuerdo con el premio a la mejor interpretación femenina en el Festival de Cannes, de Marie-Joseé Croze (que hace de yonqui, muy guapa y muy, muy aburrida) ni con su guión, que no es más que una serie de reflexiones sobre la vida con más información que auténtica carga emotiva.

En cualquier caso, Las Invasiones Bárbaras es la historia de Remy, un profesor de universidad mas rojete que Lenin que se muere de cáncer en un cochambroso hospital de Quebec. Su hijo Sebastien, broker de bolsa y triunfador hecho a sí­ mismo, decide acomodarle con todo lujo de detalles en la el sótano del hospital y reunir a los viejos camaradas de armas de su padre, así­ como a algunas amantes (de los cientos que ha tenido) para que se despidan de él. La ultima pieza es Natalie, hija de una de éstas amantes que, como adicta a la heroí­na que es, se ofrece para suministrarle droga en los momentos de mayor dolor.

las-invasiones-barbaras-critica

De esta forma, las reflexiones irónicas sobre la vida se mezclan con una triste mirada hacia atrás, hacia todo lo que Remy tuvo una vez y que se ha perdido en el tiempo. Cuando Remy (un estupendo Remy Girard) saca su vena cómica, las risas (que no las carcajadas), están servidas. El problema son las aburridí­simas conversaciones con sus amigos culturetas acerca de la polí­tica, la sociedad y cosas así­. Las Invasiones Bárbaras sufre en muchos momentos el defecto (al igual que otras pelí­culas de corte similar como A Propósito de Schmidt o American Beauty) de querer mezclar de forma repentina muchos géneros entre sí­, con lo que el espectador no sabe que carta quedarse.

Merece la pena destacar las interpretaciones del reparto y la astucia del director al reflejar la maní­a que tenemos hoy en dí­a de despreciar el pasado e impersonalizar todo lo que nos rodea. Lo malo es que ese distanciamiento afecta demasiado a la pelí­cula como para que nos emocionemos realmente con ella, dado que ninguna de las múltiples relaciones que se establecen entre los personajes de la pelí­cula llegan a desarrollarse al máximo. Si encima añadimos que aparece ese peacho de actor que es Roy Dupuis (sí­, Michael, el de la serie Nikita, el que parece un muñeco de cera), la desgracia está casi servida. Menos mal que los momentos cómicos dan cierta vidilla al asunto, y el espectador no termina de aburrirse totalmente.

Todaví­a no me ha quedado muy claro el porqué del tí­tulo, a pesar de las múltiples referencias a la invasión de la cultura americana en nuestras vidas (la pelí­cula está hecha desde una perspectiva claramente izquierdista, ultraliberal, y procanadiense), así­ como a los ataques del 11 de septiembre (y aquí­ si que me descoloco del todo: ¿a qué puñetas viene eso?), pero es lo de menos. Aún con sus altos y sus bajos, una pelí­cula decente, pero exageradamente bien recibida por la crí­tica internacional, que deberí­a salir del Nirvana intelectual en el que se encuentra y poner un poquito los pies en la tierra.


Tags: , , ,


Articulos Relacionados:

  • No hay artículos relacionados