Las Horas Perdidas

Buscar


Breves



Podcast



Tráilers


Críticas




OCÉANOS DE FUEGO

Escrita por: Rafa Martí­n | 13 marzo | 7:41 PM

Joe Johnston | Joe Fusco | Viggo Mortensen, Zuleikha Robinson, Omar Sharif, Louise Lombard, Adam Alexi-Malle, Saí¯d Taghmaoui, Silas Carson, Harsh Nayyar | | Robert Dalva | James Newton Howard | Barry Robison | Casey Silver | Don Zepfel | Touchstone Pictures | Buena Vista International


Nota de los lectores:
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 3.5/10 (2 votes cast)

0

¿Es entretenida? Sí­. ¿Está bien hecha? Mas o menos. ¿Viggo mola? Aguanta el tipo. ¿Está para comprársela? Pues, hombre, no, pero es la mar de distraí­da.

132 minutos parecen inacabables para una producción de estas caracterí­sticas, que no deja de ser una modestita pelí­cula de serie B, del tipo de las que suele hacer su director, Joe Johnston, el de Parque Jurásico III, la divertidí­sima Rocketeer o su fenomenal Cielo de Octubre. La pelí­cula tarda demasiado en arrancar y no es hasta los tres cuartos de hora cuando la acción comienza en serio. Para entonces, el espectador puede dormirse perfectamente.

Esos cuarenta y cinco minutos iniciales, que uno podrí­a pasarse perfectamente sacándose las pelotillas de cera de los oí­dos, sirven para presentarnos a Frank T. Hopkins, un jinete de sangre india (mira que es raro porque parece noruego, pero de Mortensen, que tiene hasta ancestros esquimales, me lo creo) que antaño fue la pera, pero que ya se sabe, cae en desgracia y se convierte en un borrachí­n hasta que los árabes le contratan para la carrera Océanos de Fuego (nótese que este es el tí­tulo con el que la peli se estrena en nuestro paí­s. Su tí­tulo americano original es Hidalgo y para una vez que está en castellano, encima, nos lo cambian), una burrada de competición a través de nosecuantosmil kilómetros de desierto donde los hombres mueren con una facilidad pasmosa, fíjate tú.

critica-de-oceanos-de-fuego

No parece que los guionistas se hayan comido mucho el tarro: la lucha de Hopkins se ve interrumpida por múltiples peripecias… bueno, no, por TODAS las peripecias: princesas en peligro, arenas movedizas, tormentas de arena, caballo herido, sed, calor, mas arenas movedizas… ahora le roban, ahora le pegan, luego le intentan capar como a un ternero… en fin, que le pasa de todo. Lo bueno es que Johnston sabe lo que hace y la pelí­cula lo agradece porque la acción es bastante vistosa, amén de una fotografí­a espectacular, mejorada por el uso de filtros para lentes de todos los colores. Escenas realmente malas, pocas, pero destacar una de las últimas cuando Viggo está pero que muy mal y convoca a los espí­ritus indios en medio del desierto. En ese momento el espectador cree que el guionista se ha vuelto loco. Entonces los espí­ritus aparecen y las exclamaciones de sorpresa tipo “¿pero qué coño pasa aquí­?” comienzan a escucharse en la sala. De todas formas, es una pequeña salidilla de tono, y no desempaña el correcto trabajo del equipo del film, que, por otro lado, tampoco es que esté especialmente inspirado, a excepción de Omar Sharif, que vuelve a dar caña casi 40 años después de Lawrence de Arabia para demostrarnos que para manejar un alfanje se las pinta solo. El mejor del reparto sin esfuerzo. Una duda: creo que Malcolm McDowell aparece también unos diez segundos, pero no estoy muy seguro porque mi cabeza daba bandazos de sueño. Necesito confirmación. Pues eso. Viggo bien, y el caballo (el susodicho Hidalgo) muy bien, muy majo. Como la peli. Ni mas ni menos.


Tags: , ,


Articulos Relacionados: