Críticas

LA VENTANA SECRETA

Cuando a Mort Rainey, un escritor de novelas de ficción de bastante éxito, su mujer le pone los cuernos con un notas que conduce un Audi, la solución es evidente: reclusión en su casa de campo y una dieta exclusiva a base de Doritos y siestas en el sofá. Su depresión va viento en popa hasta que, un buen dí­a, aparece un extraño llamado John Shooter, que le insta a corregir un terrible error del que Rainey no se habí­a dado cuenta hasta ahora… una de sus novelas es una copia exacta de un relato de Shooter, un tí­o muy peligroso que no se detendrá ante nada hasta que Rainey haya satisfecho su deseo.

Se esperaba uno más de David Koepp, un realizador y guionista con dos facetas bien diferenciadas: la de creador (El Efecto Dominó) y la de asalariado (Spiderman). El salto de calidad en las obras es notable. Como guionista, la habilidad de Koepp para trenzar historias sólidas es patente, pero desde hace bastante tiempo, más concretamente desde El íšltimo Escalón, su mejor pelí­cula, queda claro que ha perdido el gancho… en resumidas cuentas: La Ventana Secreta no inquieta un pimiento.

Esto no solo es debido a la dirección ultraconvencional, sino a un guión que no va a ninguna parte y no contiene una sola idea original que se aparte del relato de King, igualmente mediocre. La Ventana Secreta no contiene muchos sustos, pero tampoco importa. El descenso a los infiernos de Rainey se nos enseña con frialdad y distanciamiento. Y Johnny Depp no ayuda en absoluto. Todos estamos de acuerdo en que es un buen actor, pero también resulta que es un tí­o cool. Aquí­, en vez de lí­nea de ojos, nos lleva un pelito con mechas y barba de cuatro pelos que le hacen parecer (otra vez) una estrella del rock más que otra cosa… y mucho menos un escritor en crisis emocional. Su interpretación mejora según se va adaptando al ritmo de la pelí­cula, conforme a Rainey se le empieza a ir la bola, pero en general entre Koepp y Depp se las apañan para convertir al protagonista de nuestra historia en un tontolculo de primera.

critica-de-la-ventana-secreta

No contento con demostrarnos en cada plano que es el mas GUAI, Depp tiene un talento natural para eclipsar al resto de actores en pantalla. Este problema se agrava aún más si el resto de papeles son unidimensionales: la mujer adultera (Maria Bello), el novio gilipollas (Timothy Hutton) y el colega-abogado (Charles S. Dutton). íšnicamente John Turturro se salva con una interpretación de Shooter que recuerda pero mucho mucho a sus geniales creaciones con los hermanos Coen. El problema es que estos personajes aparecen más como un apoyo que como entes con personalidad propia. Ayyyy…

La pelí­cula va revelando sus muchos problemas según va descubriendo sus cartas. Lagunas tremendas de guión y un final facilón, facilón. Lo más alarmante, si uno se para a pensar, es la falta de situaciones originales que tanto juego daban en la anterior peli de Koepp. Rara vez pasa algo en esta pelí­cula, y ese es el mayor problema: piloto automático a saco. Ni siquiera se saca partido del paisaje, y los conflictos emocionales de Rainey no se manejan bien debido a que a) ningún personaje nos importa y b) el meollo de la cuestión entra demasiado tarde. El verdadero quid de la peli se nos revela en los últimos 15 minutos. Una pena. Entretenida, pero de videoclub.


David Koepp | David Koepp a partir del relato Ventana Secreta, Jardí­n Secreto de Sephen King | Johnny Depp, John Turturro, Maria Bello, Charles S. Dutton, Timothy Hutton | Fred Murphy | Jill Savitt | Philip Glass, Geoff Zanelli | Howard Cummings | Gavin Polone | Ezra Swerdlow | Columbia Pictures Corporation | Columbia TriStar Films | 6 |
  • Victor Mancilla Vidal

    Que porquería es tan buena como “Rising Caín” (Demente// John Lithgow)

Críticas

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

it-payaso-pennywise

It

Futuras promesas. Terror ya visto.

veronica

La madurez del terror español.

Twitter

Podcast