Críticas

EL CHICO DE TU VIDA

Sólo con leer el tí­tulo ya sabemos la clase de pelí­cula que nos vamos a encontrar. Si encima observamos el anterior filme de su director, Una Rubia Muy Legal, pues se nos disipa cualquier duda.

Sí­, queridos lectores, El Chico de tu Vida es una de esas empalagosas comedias románticas juveniles americanas. A diferencia de otras del estilo de American Pie, no encontraremos en ésta nada de humor escatológico (que no polí­ticamente incorrecto, eso serí­a darle demasiado prestigio). A lo que voy es a que esta es una pelí­cula única y exclusivamente orientada al público femenino sin ningún tipo de aspiración, lo que comúnmente se denomina “peli para chicas”, la Nancy del cine.

La pelí­cula nos cuenta la historia de Rosalee (Kate Bosworth), una cajera de supermercado cuya máxima aspiración en la vida es conocer a Tad Hamilton (una chica con inquietudes, sí­ señor), el actor de moda. Su vida consiste en trabajar e ir al bar de su pueblo a pasar el rato, eso sí­, siempre acompañada de sus fieles amigos Pete y Cathy. Mientras tanto el famoso actor ve en peligro sus próximos proyectos debido a su vida de estrella, es decir, mujeres, alcohol y coches (de drogas no se dice nada, sólo fuma y ya es mucho). Así­ que los agentes de Tad deciden organizar un concurso en el que se sortea entre las chicas participantes el “placer” de tener una cita con tan codiciado maromo y así­ limpiar su imagen de vivalavirgen. No hace falta ser muy listo para saber a quien le toca esa cita. Rosalee es la afortunada y pasa una correcta y formal velada con el actor. El bueno de Tad ve en ella la influencia que necesita para regenerar su vida y decide mudarse a su pueblo.

critica-de-el-chico-de-tu-vida

Así­ comienza esta pelí­cula que desaprovecha bastante los contrastes entre la vida pueblerina y la de Hollywood para centrarse en la relación de Tad con Rosalee y de Pete (Topher Grace, el mejor de la peli sin que haga nada del otro mundo) con Rosalee. Y es que Pete, como no podí­a ser de otro modo, ama desde que aprendió a sonarse los mocos a su buena amiga. En este punto la peli se hace tremendamente lenta porque uno sabe como va a terminar y ya no ocurre nada divertido, de hecho las pocas partes cómicas se concentran en la primera mitad de la peli, la segunda parte es solo de amor y desamor americano. Lo más destacable en esta parte, y no por lo bueno, es el patético discursito sobre los tipos de amores que se marca la camarera cachonda del pueblo.

En fin, la pelí­cula se deja ver, no es de las que uno sale diciendo “menudo pedazo de mojón”, entre otras cosas gracias a unos actores que consiguen no dar asco, algo realmente difí­cil en esta clase de pelí­culas. Pero que no espante no quiere decir que la recomiende a nadie, es una pelí­cula para un público simple de mente entre cuyas prioridades en la vida figure “casarse de blanco”.


Robert Luketic | Victor Levin | Kate Bosworth, Topher Grace, Josh Duhamel, Nathan Lane, Sean Hayes, Gary Cole, Ginnifer Goodwin, Kathryn Hahn, Amy Smart | Peter Collister | Scott Hill | Edward Shearmur | Missy Stewart | Lucy Fisher, Douglas Wick | William S. Beasley, Gail Lyon | DreamWorks SKG | UIP | 4 |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

Críticas

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

chpa1

Camelot termina.

predator

Pintaba muy bien.

Twitter

Podcast