Críticas

MAR ADENTRO

Debo reconocer que tení­a cierto escepticismo en torno a la última pelí­cula de Amenábar. Se trataba de algo totalmente distinto a lo que habí­a hecho antes, alejado de ese ambiente oscuro y del suspense. Es más, el tema era una historia real que tuvo un gran impacto en su dí­a y que mal llevada podí­a terminar siendo un auténtico telefilme de sobremesa. Por suerte he tenido que tragarme ese escepticismo y rendirme ante una pelí­cula que es lo mejor que ha hecho hasta ahora si dejamos de lado la fantástica Abre los Ojos.

No voy a repetir la descripción que en todas partes dan de la pelí­cula (“es un canto a la vida…”) pero es cierto que dentro de lo duro del tema, la pelí­cula consigue ser la más “alegre” de las que ha hecho hasta la fecha. La pelí­cula nos sitúa ya en el periodo final de la vida de Ramón Sampedro, tras 28 años postrado en una cama queriendo morir, es decir, su voluntad ya es más que definitiva desde el principio, lo que da pie a que la pelí­cula se centre en su relación con los demás.

Es cierto que Bardem hace un papelón de los que va a aportarle galardones y reconocimientos a porrillo, pero no son menos contundentes las interpretaciones del resto del reparto, sobre todo las de sus familiares, a los que dan vida Mabel Rivera, Celso Bugallo, Joan Dalmau y Tamar Novas, como la cuñada, hermano, padre y sobrino respectivamente. Tremendos. Otro agradable descubrimiento para el gran público es el de Clara Segura, que da vida a Gené, de la asociación DMD y que aunque aparece al principio y al final de la pelí­cula consigue un papel igual de contundente. Amenábar ha demostrado que sabe sacar lo mejor de los actores, algo en lo que ha mejorado notablemente desde Tesis, donde aunque las interpretaciones estaban bien, resultaban mucho más toscas que las de esta pelí­cula (salvo Ana Torrent los demás estaban casi empezando).

mar-adentro-critica-2

También la banda sonora resulta espectacular, muy discreta durante la mayor parte de la pelí­cula salvo en las escenas en las que Sampedro se siente más libre dentro de su prisión (ya sea en sueños o en alguno de sus escasos viajes). Cierto es que Amenábar no es un músico, pero sabe bien lo que quiere y como funciona en una pelí­cula, que a fin de cuentas es de lo que se trata.

El trabajo visual es otro de los grandes aciertos. Una fotografí­a magní­fica de Javier Aguirresarobe (que ya es claramente el nº1 en España desde hace mucho) y tres escenas tremendamente impactantes: la caí­da, el vuelo en sueños y el ataque de pánico. Geniales las tres.

mar-adentro-critica-1

Así­ que en esencia tenemos la que es probablemente la pelí­cula Española (y veremos a ver si también fuera) del año. Lo tiene todo para gustar incluso a los más reticentes respecto al cine de temática social. Yo ya he dicho muchas veces que en este paí­s se abusa mucho de esa temática, que parece que lo demás no se considera “verdadero cine”, pero cuando las pelí­culas son tan redondas como ésta se ven de muy buena gana. Y es que Amenábar nunca olvida que el cine también es industria y por eso la pelí­cula entretiene, entretiene de verdad, a pesar de que el protagonista esté en una cama y a penas sucedan cosas fuera de su habitación. Todo un logro.


Alejandro Amenábar | Alejandro Amenábar, Mateo Gil | Javier Bardem, Belen Rueda, Lola Dueñas, Mabel Rivera, Celso Bugallo, Clara Segura, Joan Dalmau, Alberto Jiménez, Tamar Novas, Francesc Garrido, José Marí­a Pou | Javier Aguirresarrobe | Alejandro Amenábar | Alejandro Amenábar | Benjamí­n Fernández | Alejandro Amenábar, Fernando Bovaria | Emiliano Otegui | Himenóptero, Lucky Red, Sogecine | Warner Sogefilms | 9 |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

Críticas

liga de la justicia

Cuando el remedio es peor que la enfermedad.

marrowbone

La losa de la lógica.

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

Twitter

Podcast