Críticas

CUESTIÓN DE PELOTAS

Señoras y señores, Ben Stiller ha vuelto. Este hombre tiene la capacidad de divertir al personal tanto como de ganarse su odio, lo mismo que gente como Jim Carrey y similares. Afortunadamente para mí­, me encuentro entre los primeros. Mal que les pese a algunos, Stiller tiene una capacidad innata para la comedia, si bien es cierto que ha veces se repite en exceso, pero aún así­ la fórmula funciona.

Cuestión de Pelotas es una pelí­cula en plan absurdo que toma las pelí­culas deportivas de toda la vida y las ridiculiza hasta el extremo. Tenemos a “los buenos” con Peter La Fleur (Vince Vaughn) a la cabeza, un tipo sin ambiciones, propietario de un cutre gimnasio en la ruina cuya hipoteca acaba de adquirir el propietario del megagimnasio Globo Gym, White Goodman (Ben Stiller). La única opción de mantener su negocio es reunir cincuenta mil dólares antes de treinta dí­as. La tarea parece imposible hasta que uno de sus amigos frikis propone participar en el torneo de Dodgeball de Las Vegas, donde el premio es exactamente de cincuenta mil dólares. Tremenda coincidencia ¿no?.

critica-de-cuestion-de-pelotas

Ya vamos viendo todos los tópicos del cine deportivo de buenas intenciones. Los buenos luchan por salvar algo que merece la pena, un gimnasio que no humilla a sus clientes, algo que no hace Globo Gym con su lema “somos mejores que usted y lo sabemos”. El malo, Stiller, es un tipo despiadado, egocéntrico y ex-gordo resentido con todos aquellos que no trabajan su cuerpo, mientras el fantasma de la comida basura planea por su conciencia (cosa que desembocará uno de los momentos más grandes de la pelí­cula en torno a una pizza).
El debutante Rawson Marshall Thurber, escribe y dirige acertadamente esta pelí­cula, que si bien no pasará a la historia, es lo mejor que ha hecho Stiller desde Zoolander, llegando casi al mismo nivel en varios momentos. Curiosamente la mujer de Stiller, Christine Taylor, protagoniza ambas pelí­culas. Esta chica tiene también muchas tablas pero por desgracia no la aprovechan todo lo que debieran. Uno de los logros del guión y del director es el personaje de Patches O’Houlihan, el que antaño fuese jugador número uno de Dodgeball y que nos es presentado en un descacharrante video educativo de los años 50 donde Hank Azaria le da vida. Posteriormente pasará a ser el entrenador del equipo, lisiado, con melena mullet y con una auténtica pinta de borracho pordiosero, de la mano de Rip Torn (Zeta, el jefe de los Men In Black para quienes no le pongan cara). De su boca saldrán frases memorables como “eres más inútil que un polo con sabor a mierda”.

El torneo es llevado de forma ágil, sin machacarnos con eternos partidos y sabiendo aprovechar a los secundarios, en ocasiones más que a los propios protagonistas.

La faena termina de rematarse con unos cameos que merecen mención aparte: David Hasselhoff, Lance Armstrong y Chuck Norris. Con eso creo que he dicho todo.


Rawson Marshall Thurber | Rawson Marshall Thurber | Vince Vaughn, Christine Taylor, Ben Stiller, Rip Torn, Justin Long, Stephen Root, Joel Moore, Alan Tudyk, Missi Pyle, Jamal Duff, Gary Cole, Jason Bateman, Hank Azaria | Jerzy Zielinski | Alan Baumgarten, Peter Teschner | Theodore Shapiro | Maher Ahmad | Stuart Cornfeld, Ben Stiller | Mary McLaglen, Rhoades Rader | Red Hour Films | Hispano Foxfilms | 7 |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

Críticas

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

it-payaso-pennywise

It

Futuras promesas. Terror ya visto.

veronica

La madurez del terror español.

Twitter

Podcast