Críticas

¡OLVíDATE DE Mí!

Pese a quien pese, Charlie Kaufman es lo mejor que le ha pasado al cine en esta última década. Y es que nadie se habí­a atrevido nunca a ir tan lejos en el arte de contar historias. Su cine no nos ofrece respuestas, pero sí­ experiencias nuevas, como aquella que nos regalaba Quentin Tarantino hace ya once años cuando estrenó Pulp Fiction. La desbordante imaginación de Kaufman ha dado pie a obras tan fascinantes como ¿Cómo ser John Malkovich?, Adaptation o la más reciente Human Nature.

Aprovechando que hablamos de esta última, Eternal Sunshine Of The Spotless Mind (me niego y reniego a poner el tí­tulo en español. Me parece criminal) destacar que después de Human Nature es la segunda colaboración entre Kaufman y Michel Gondry, el genial creador de videoclips (Bachelorette, de Bjork, sin ir mas lejos) y esta a años luz del esfuerzo anterior. Se pega de hostias con Adaptation como la mejor peli de Kaufman, pero con la diferencia de que el estilo visual es mucho más agresivo que el de Spike Jonze (el otro gran colaborador de Kaufman).

critica-de-olvidate-de-mi-1

Quizás os deis cuenta de que estoy poniendo al director un poco por debajo del guionista, cuando deberí­a ser al revés… pero Kaufman vale por sí­ solo. Devora a todos. Es un monstruo que no para de crecer y eso, ojo amigos cinéfilos, tiene sus pros y sus contras. Por un lado, crea un universo propio que no tiene igual en el cine moderno. De verdad, animo a todos a que me ayudéis a buscar influencias. POR OTRO… ay… a veces se enrolla mucho y se pasa de listo. Eternal… está plagada de maravillosos diálogos, pero la historia ya es suficientemente complicada de por sí­ como para ir tocando las narices con montajes paralelos… lo que me lleva, ah, sí­, a la historia.

Joel Barish (Jim Carrey, muy bien) está fatal. Su relación con Clementine (Kate Winslet, sensacional) no va a ninguna parte. El rollo de carácter complementario (la timidez de Joel encuentra su opuesto en el caos y descontrol perpetuo que es Clementine) no funciona en absoluto. Solución: Lacuna Inc: un sospechoso laboratorio donde se ofrece borrar los recuerdos amargos a cambio de una vida más feliz y saludable. El problema empieza cuando Joel se da cuenta de que una parte muy grande de él no desea borrar a Clementine por completo de su imaginación.

Ojalá pudiera contaros más… pero Eternal… es una pelí­cula eminentemente visual. Hay que verla. Sólo así­ podremos apreciar los mil y un recursos que emplea Gondry para mostrarnos cómo es de verdad que te arrebaten los recuerdos en vivo: ilusiones ópticas, ordenador, desenfoques, maquillaje, efectos de escala, decorados… imágenes increí­bles que permanecen en la memoria y que hacen de esta peli algo inolvidable. Una playa nevada, una casa derrumbándose mientras la penetran las olas del mar, Carrey en el fregadero… sencillamente mágico e irrepetible. Extraordinaria la labor de Gondry, chicos.

critica-de-olvidate-de-mi-2

El guión. Pues eso, puro Kaufman. Nada suena ilógico (para empezar, la máquina borra los recuerdos conflictivos según las reacciones a los objetos personales de la pareja que se enseñan) y la historia, salvo algún monólogo, nunca aburre. Encima, no contento con ello, Kaufman aprieta más la rosca de su guión, lo que ocurre es que es innecesario (la subtrama de Elijah Wood, haciéndose pasar por Carrey). Los secundarios son muy estimables, pero carecen de la fuerza y el magnetismo de la pareja protagonista. Destacar a Tom Wilkinson, siempre eficiente y a Mark Ruffalo. Yo no me termino de creer a Kirsten Dunst, ni, por descontado a Elijah Wood, tan perdido como su personaje.

Recapitulation: hay que verla para creerla. Muchos verán un ejercicio de estilo muy vací­o, con demasiadas florituras… pero debajo hay una gran historia de amor que todaví­a no acaba de ser aprovechada del todo. Podrí­a haber sido una obra maestra suprema e incontestable si Kaufman le diera algo de trascendencia, algo que sí­ consigue Linklater con Antes del Atardecer. Eso sí­, momento impagable el final, con Carrey y Winsley hablando sobre su relación con una cinta detrás en la que… bueno, bueno, sin desvelar… momento Kaufman de los que ves una vez cada millón de pelis. Vale mucho, mucho, MUCHO, la pena verla.

LO MEJOR:

– Gondry tras la cámara: sencillamente impresionante.

– Carrey y (sobre todo) Winslet.

– Kaufman, cuando sabe.

– APRENDE, WINTERBOTTOM: A ESTO SE LE LLAMA INNOVAR.

LO PEOR:

– Cuando Kaufman se pasa de listo: dialogos intrascendentes, la peli se para… argh.

– Secundarios muy borrosos: no se acaban de desarrollar.

– Falta un megaclimax emocional, dado que la historia se presta tanto al exceso. Pero esto sí­ que es muy subjetivo, y muy discutible.

– Otro punto discutible: parece que Kaufman, en vez de crear parejas normales con la que nos identifiquemos todos, crea bichos raros… es algo que aleja a la peli del público y la vuelve un tanto frí­a. Insisto, de nuevo es mi opinión.


Michel Gondry | Charlie Kaufman | Jim Carrey, Kate Winslett, Tom Wilkinson, Kirsten Dunst, Elijah Wood, Mark Ruffalo | Ellen Kuras | Valdis Oskarsdottir | Jon Brion | Dan Leigh | Anthony Bregman, Steve Golin | David L. Bushell, Glenn Williamson | Blue Ruin, Anonymous Content, Focus Features, This Is That Productions | TriPictures | 8 |

Críticas

liga de la justicia

Cuando el remedio es peor que la enfermedad.

marrowbone

La losa de la lógica.

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

Twitter

Podcast