Críticas

ANTES DEL ATARDECER

Qué hermosa pelí­cula nos regala el Sr. Linklater. Hací­a mucho tiempo, desde los tiempos de Una Historia Verdadera, allá por el 99, cinco añitos… que no he visto hacer más con menos. Ethan Hawke y Julie Delpy retoman los personajes que abandonaron hace nueve años: Jesse y Celine, una parejita que se encuentra en el vagón de un tren y permanecen un dí­a en Viena hablando de lo divino y de lo humano. A pesar de que son poetillas algo bohemios e intelectuales, se te vuelven muy majos y agradables. Ergo, te preocupas por ellos y la pelí­cula funciona a la perfección. En un precioso final en la estación, ambos quedan en seis meses para volver a verse. Todo eso ocurrí­a en Antes del Amanecer.

Nueve años después: la relación parece quedarse en agua de borrajas y Jesse, ahora casado y un escritor de éxito, se encuentra en Parí­s promocionando su nueva novela. De repente, Celine aparece para ver que es de su vida. Ahí­ tenemos de nuevo a Celine y a Jesse casi una década más tarde, intentando recuperar el tiempo perdido en los escasos 80 minutos que tiene el chaval para coger el avión de vuelta a casa.

antes-del-atardecer-critica

Los 80 minutos de los que dispone Jesse son los 80 minutos exactos que dura la pelí­cula. Todo sucede en tiempo real y ahí­ tenemos el primer acierto. Permanecemos con ellos a lo largo de todo el reencuentro, mientras se toman un café, pasean por el parque o navegan por las orillas del Sena. La sensación de cercaní­a que Linklater transmite es una gozada. Celine y Jesse no paran de hablar un momento, pero eso no es lo importante. Hawke y Delpy están tan sueltos y tan cómodos con su papel que es como si los conociéramos de toda la vida. Poco a poco la aparente superficialidad del reencuentro es sustituida por temas cada vez mas importantes, mientras la pareja recuerda viejos rencores, agradables memorias y muchas cosas que se han quedado en el tintero que poco a poco van aflorando en el momento exacto. El juego que hay entre ellos, la distancia fí­sica y emocional que les separa y que poco a poco se va recortando… es una gozada.

Magistral fotografí­a, guión (tremendamente improvisado, no en vano Hawke y Delpy aparecen acreditados como guionistas del film) y dirección. Sensibilidad y buen gusto en una peli que ha pasado directamente a figurar entre mis favoritas. ¿Por qué? Por que no te pone un cuchillo en la garganta para que llores, o para que te rí­as. Porque te trata como un ser inteligente y sensible. Porque habla de temas muy profundos de una forma ligera y distendida. Por muchas cosas, en definitiva. Antes del Atardecer llama al curaí§ao.

Y yo que creí­a tener la sangre de horchata…

LO MEJOR:

– Prácticamente todo. El gusto por los pequeños detalles, sobre todo… ah, y el FINAL. EL FINAL. EL FINAL.

LO PEOR:

– Pasará desapercibida. Nadie baila en plan Dirty Guarring, nadie muere dramáticamente, y nadie llora o fornica como va a comprar el pan. Eso no vende.


Richard Linklater | Richard Linklater, Julie Delpy, Ethan Hawke | Ethan Hawke, Julie Delpy, Vernon Dobtcheff, Louise Lemoine Torres, Rodolphe Pauly, Mariane Plasteig, Diabolo, Albert Delpy, Marie Pillet | Lee Daniel | Sandra Adair | Baptiste Glaymann | Richard Linklater, Anne Walker-McBay | John Sloss | Castle Rock Entertainment, Detour Filmproduction | Warner Sogefilms | 10 |

Críticas

Captura

La bestia domada.

mi6

Pillad palomítas.

ant-man-y-la-avispa

Aquí hemos venido por las risas.

sicario el dia del soldado

El camino a la redención.

theendlessport

Nunca caminarás solo, hermano.

Twitter

Podcast