Críticas

PISANDO FUERTE

Bien, he de confesar, que aún sabiendo las probabilidades de que lo que voy a tragarme sea un truño, de vez en cuando me gusta ver una peli “de hostias”. Esta es una de ellas. Puro cine de sudor y cerveza (héroe, malos y mamporros por doquier). Así­ que nadie confunda Pisando Fuerte con una versión cinematográfica de aquella patatera canción (una de tantas) de Alejandro Sanz (que además daba pisotones durante el estribillo).

Tenemos a nuestro amigo The Rock (empeñado en mantener su nombre de luchador de wrestling cuando hace pelí­culas) de nuevo como héroe bonachón, Chris Vaughn, un ex militar que regresa a su pueblo natal para ver a su familia y volver a sus raí­ces por tiempo indefinido. A priori todo está normal, pero pronto se dará cuenta de que han cambiado muchas cosas. El aserradero en el que trabajaba su padre y que era el sustento del pueblo ha desaparecido, y en su lugar, la principal fuente de ingresos es el casino corrupto de un antiguo amigo. Chris no tardará en liarse a leches con todo el mundo cuando ve a un crupier trucando los dados y debido a ello casi lo matan. A partir de ahí­: limpieza del pueblo. Chris se armará con una estaca y se dedicará a echar a toda la escoria de la localidad, cosa que evidentemente consigue al final.

critica-de-pisando-fuerte

Esta historia tan simple y a la vez tan poco creí­ble está basada en la historia real de Buford Pusser, y con ello quiero decir que el tal Pusser también iba por ahí­ con una estaca dando leches, eso es América, todo es posible. El problema de la pelí­cula a pesar de todo, es ese, demasiado simple y demasiado poco creí­ble porque sólo consiste en “hola, soy cachas y te voy a dar con un madero gordo en la chepa”. A diferencia de la anterior pelí­cula de The Rock, la entretenida El Tesoro del Amazonas, esta no tiene puntos de comedia logrados, las peleas no son nada del otro mundo y por supuesto la historia es peor y está peor contada.

Por eso no es de extrañar que incluso durando sólo 87 minutos haya momentos en los que empiece a darte lo mismo lo que ocurre porque es todo el rato igual. Echarle la culpa al actor tampoco es plan, él no es Lawrence Olivier, pero se defiende bien en esta clase de productos, el problema es el conjunto, empezando por el guión. Esta pelí­cula es de las que confirma mi teorí­a de que cuantos más guionistas peor es la peli. Son cuatro en este caso, pero tenemos otros casos mucho peores de pelí­culas escritas por gente en teorí­a inteligente que posiblemente obedecen a las exigencias del productor de turno: Sin Escape (3 guionistas), Poli de Guarderí­a (3 guionistas), A Todo Gas (3 guionistas), En la Mili Americana (5 guionistas)…

En fin, entretiene lo justo. Quien guste únicamente de una sesión de sopapos variados puede disfrutar con la pelí­cula. Los demás mejor que echen un vistazo a la cartelera que hay más cosas y mejores.


Kevin Bray | David Klass, Channing Gibson, David Levien, Brian Koppelman | The Rock, Johnny Knoxville, Neal McDonough, Kristen Wilson, Ashley Scott, Khleo Thomas, John Beasley, Barbara Tarbuck, Michael Bowen | Glen MacPherson | George Bowers, Robert Ivison | Graeme Revell | Brent Thomas | Ashok Amritraj, Jim Burke, Lucas Foster, David Hoberman, Paul Schiff | Keith Samples | Hyde Park Entertainment, Mandeville Films, Burke/Samples/Foster Productions, WWE Films | Hispano Foxfilms | 3 |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

Críticas

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

it-payaso-pennywise

It

Futuras promesas. Terror ya visto.

veronica

La madurez del terror español.

Twitter

Podcast