Críticas

ALIEN VS. PREDATOR

Seguramente Alien y Depredador sean junto con Terminator las dos sagas de ciencia-ficcion/terror más conocidas del cine. Unirlas no es ninguna novedad, aunque a más de uno le parezca un recurso de última hora para sacar tajada, se trata de una unión que nació en la segunda parte de Depredador (aparecí­a un cráneo de alien en una escena) y que dio lugar a dos notables videojuegos y una serie de cómics de bastante éxito.

La novedad consiste en que Paul W.S. Anderson traslada todo ese mundo a la actualidad con un argumento tan atractivo como disparatado. Las industrias Weyland han encontrado una pirámide, la más antigua conocida, bajo los hielos antárticos y decide llevar a un equipo multidisciplinar de cientí­ficos junto con unos cuantos expertos combatientes para investigar el hallazgo. La pirámide resulta ser un antiguo templo de adoración a los depredadores en el que éstos producí­an aliens para satisfacer su famosa afición por la caza. La llegada del grupo de investigadores coincide por desgracia con la visita de una nave de depredadores. Si a eso añadimos que los personajes no pueden evitar toquetear en una pirámide llena de trampas (topicazo al canto) ya la tenemos liada y bien liada.

alien-vs-predator-critica

La pelí­cula no es el mojón que muchos han dicho pero desde luego no está a la altura de sus predecesoras. Se trata principalmente de una pelí­cula de acción que pronto empieza a dar caña al espectador y que como entretenimiento funciona bien pero que nunca llega a más. A diferencia de la última pelí­cula salida de la mente de Anderson, el megañordo de Resident Evil: Apocalypse, ésta mantiene al menos la dignidad, tanto en lo técnico (está realmente bien hecha) como en lo narrativo.

Anderson, como viene siendo habitual en sus últimas pelí­culas, utiliza un reparto totalmente desconocido en el que solo nos suenan Lance Henriksen, el famoso Bishop de la saga Alien, que es en este caso el propietario de las Industrias Weyland que traerí­an de cabeza a Ripley, y Ewen Bremer, actor inglés encasillado en papeles de raro o “chico colleja”. El reparto, encabezado por Sanaa Lathan, está correcto, ni más ni menos, ya que la mayorí­a de personajes están pensados para que mueran al poco rato y los que aguantan más tiempo se dedican simplemente a ir sobreviviendo a base de tiros, cuchilladas y en último caso, gritos de horror.

Mucha gente ha criticado las dos últimas pelí­culas de la saga Alien, que si bien no están a la altura de las dos excelentes obras de Ridley Scott y James Cameron, son correctas, en especial la infravalorada Alien 3, que es una estupenda pelí­cula, más aún tras el nuevo montaje que hay en DVD con el que muchas cosas cobran nuevo sentido, y que gana con cada visionado. Algo similar aunque a menor nivel ocurre con Depredador 2, que tiene un comienzo demasiado brusco y un desarrollo con menos suspense del requerido, pero que consigue entretener y hacer una curiosa mezcla entre pelí­cula policí­aca y de ciencia-ficción. Alien vs. Predator está por debajo de estas pelí­culas básicamente porque Paul W.S. Anderson piensa que una pelí­cula es un videojuego y al igual que en éstos hay que empezar pronto con el “mata-mata”. Salvo Horizonte Final, una estupenda pelí­cula de terror, el resto de sus pelí­culas son un recital de mandobles y piruetas variadas que van de lo entretenido (la primera Resident Evil) a lo realmente vomitivo (Mortal Kombat, Soldier). Al menos en este caso la pelí­cula no llega a ser estúpida, con eso no digo que sea inteligente, pero al menos uno no sale con la sensación de haberse tragado una caca gorda.

En fin. Alien vs. Predator entretiene, está muy bien técnicamente, lo que hará las delicias de los amantes de los efectos visuales y de maquillaje, pero desde luego decepcionará a los que hayan visto las pelí­culas anteriores de estas dos notables sagas.


Paul W.S. Anderson | Paul W.S. Anderson | Sanaa Lathan, Raoul Bova, Lance Henriksen, Ewen Bremer, Colin Salmon, Tommy Flanagan, Joseph Rye | David Johnson | Alexander Berner | Harald Kloser | Richard Bridgland | Gordon Carroll, John Davis, David Giler, Walter Hill, Thierry Potok | Wyck Godfrey, Thomas M. Hammel, Mike Richardson | Davis Entertainment, Lonlink Productions, Impact Pictures, Stillking Films, Kut Films, 20th Century Fox, Brandywine Productions, Zweite Babelsberg Film | Hispano Foxfilms | 4 |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

Críticas

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

it-payaso-pennywise

It

Futuras promesas. Terror ya visto.

veronica

La madurez del terror español.

Twitter

Podcast