Críticas

LLAMADA PERDIDA

El cine de terror asiático está de moda, eso es un hecho. Nunca antes se habí­an estrenado tantas producciones asiáticas en nuestro paí­s y menos del género de terror. La mayorí­a de estas pelí­culas tienen una serie de elementos en común, uno de ellos es que casi siempre tratan de fantasmas que persiguen de un modo u otro a los protagonistas dándoles muerte.
Takashi Miike, director de culto que, aunque cuenta con más de 40 pelí­culas de todo tipo en su haber, es conocido por sus pelí­culas más sangrientas, se pasa al cine de terror puro en la lí­nea de pelí­culas como The Ring, The Eye o La Maldición.

En Llamada Perdida todo gira en torno a una serie de llamadas perdidas a móviles que preceden a la muerte de quien las recibe. Las llamadas proceden del mismo móvil que las recibe y están fechadas en el momento de la muerte del receptor. El mensaje del buzón de voz responde a los instantes previos a la muerte de la ví­ctima. Yumi ve como mueren dos de sus amigos y cuando su mejor amiga recibe una llamada todo parece vení­rsele encima. Yumi conoce termina por conocer a Natsumi, un hombre que investiga la muerte de su hermana en similares condiciones, y ambos irán en busca de la solución a todo estos sucesos.

Como se puede ver la temática es muy parecida, por no decir idéntica, a la de The Ring (que le da mil vueltas y cambiando la cinta de ví­deo por el móvil). La pelí­cula mantiene más o menos el interés del espectador, gracias, sobre todo, a la investigación que realizan los protagonistas, ya que al final todo tiene un origen y una explicación. El problema es que esto empieza a estar muy, muy visto, y cualquiera que haya visto alguna de las pelis predecesoras o sus respectivos remakes se aburrirá de lo lindo.

critica-de-llamada-perdida

Para colmo parece ser que en esta clase de cine el fantasma siempre es de una niña de dudosas intenciones y pasado oscuro. Así­ que vemos, como en las pelis anteriores, a una pálida e inquietante niña decolorada saliendo de rincones oscuros, andando por el techo y cosas por el estilo. De esto podemos deducir dos cosas: la fórmula está ya agotada y los fantasmas en Japón son de niñas hijas de puta en blanco y negro.

Al principio la atmósfera inquietante funciona pero con el paso de los minutos pierde gracia y los sustos no tienen demasiado efecto por lo que ya he dicho: están muy vistos.

Si nos fijamos en las interpretaciones, esta pelí­cula sale bastante perjudicada. La protagonista se limita a chillar todo el puñetero rato, algo que más que terror produce dolor de cabeza y que posiblemente no sea culpa suya, sino del guionista o del director. Si hay algo que no soporto es una pelí­cula donde no paran de chillar. A ver si se enteran ya, más chillidos no implican más miedo, pero sí­ ganas de zurrar a alguien.

Pero bueno, a pesar de todo, la pelí­cula mantiene la dignidad y puede gustar a quienes no hayan visto algo así­ antes. No hay cabos sueltos ni explicaciones rebuscadas, al final todo cuadra y tiene sentido. Eso sí­, no pueden evitar caer en el innecesario giro final donde cuando parece que todo ha terminado no es así­. No causará entusiasmo, pero se deja ver.

Nota a parte merece el viejo que se sentaba delante mí­o. Un hombre que se ha pasado farfullando durante toda la puñetera pelí­cula: “Ya va a gritar otra vez”; “Ya se va a asustar”; “¡Coge ya el teléfono!”; “¿Pero por qué no contesta?”; “No entiendo el sí­mbolo de la cereza”. Si me está leyendo, Don Usted, ¡¡¡CÁLLESE O VAYA A JUGAR A LA PETANCA!!!.


Takashi Miike | Yasushi Akimoto, Minako Daira | Kou Shibasaki, Shinichi Tsutsumi, Kazue Fukiishi, Renji Ishibashi, Goro Kishitani, Anna Nagata, Atsushi Ida | Hideo Yamamoto | Yasushi Shimamura | Kí´ji Endí´ | Hisao Inagaki | Yoichi Arshige, Fumio Inoue, Naoki Sato | Kadokawa-Daiei Eiga | Notro Films | 5 |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

Críticas

buster

Todos pasamos al otro lado con las manos vacías.

animales2

El precalentamiento (segunda parte).

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

Twitter

Podcast