Críticas

BE COOL

Tiene esta Be Cool curiosas similitudes con su antecesora Cómo Conquistar Hollywood estrenada hace diez años y a la que ahora le ha salido una hermanita en forma de secuela. El responsable de ambas viene a ser la pluma del escritor Elmore Leonard que con las dos novelas que han sido adaptadas para sendos filmes, ha conseguido hacer un repaso de los entresijos del Hollywood que nunca conoceremos desde una visión ácida.

Desde luego que a ambas pelí­culas les falta un poco más de mordiente y acidez en momentos determinados pero no hay que negarle que el punto de partida es original cuando menos. A partir de ahí­, la secuela se separa de su predecesora. Y lo hace porque donde habí­a originalidad en la primera, ahora sólo hay repetición. En aquella, Chili Palmer (John Travolta) era un gangster dispuesto a reformarse por la pasta, y la meca del cine serí­a el único sitio de la tierra donde lo lograrí­a. Ahora, con Cadillac incluido, quiere pasarse a la industria musical.

Y en ese salto es donde pierde, porque Travolta sigue siendo el mismo Chili Palmer que en la anterior. Su interpretación es correcta, ni sorprende ni cansa. Nadie como él para lucir un traje de mafioso en el que caben retales de su Vincent Vega en Pulp Fiction (repitiendo baile con Uma Thurman, pero sin la fuerza de los diálogos) y de Steven Seagal en plan tranquilo hasta en las situaciones más extremas (pero sin mamporrazos al final).

critica-de-bee-cool-1

No, no bailan reggaeton. Tienen más clase.

Travolta reconoce el talento de una joven chica que canta en un grupo femenino (Christina Milian) y que está esclavizada por los jefes de su compañí­a discográfica, excelentes Vince Vaughn y Harvey Keitel. Al mismo tiempo, tiene que sacarle las castañas del fuego a la viuda de su mejor amigo al que la mafia rusa acaba de liquidar, y a la que un productor musical (Cedric the Entertainer) rodeado de raperos matones reclama las deudas de su marido.

La situación no puede ser más crí­tica y más enrevesada ya que los intereses de todos terminaran por cruzarse, recordando el estilo de la magní­fica Snatch, Cerdos y Diamantes firmada por Guy Ritchie, pero con mucha menos calidad. En Be Cool, su director, F. Gary Gray, (El Negociador) apuesta por el tono cómico y sólo lo consigue cuando los personajes enchichados (raperos con pistolas, mafiosos rusos, guardaespaldas cuadrados) se salen de su papel habitual (no saben manejar armas, dan más pena que miedo, o tienen una clara tendencia homosexual).

critica-de-bee-cool-2

The Rock, dispuesto a ser el nuevo Garth Brooks.

Aspectos positivos hay muchos, por ejemplo una primera media hora en la que la banda sonora es estupenda y que se rompe por el inicio de las escenas musicales para lanzar a la joven artista, y que al mismo tiempo paraliza el ritmo fluido de la narración que hace que las dos horas de duración no se hagan demasiado largas. La realización y el guión responden al nivel de la pelí­cula, con algunos planos muy “tarantinianos”, y con algunas perlas como “la música de Jennifer López está tan retocada que hasta yo podrí­a sonar como ella”.
Be Cool es, en definitiva, una comedia sin más pretensiones que la de entretener. A los aficionados a la música norteamericana contemporánea les agradará ver desenvolverse en la gran pantalla a Steven Tyler (Aerosmith), Christina Milian (es-pec-ta-cu-lar), André 3000 (Outkast) o Black Eyed Peas. Hacer reí­r es difí­cil, y aquí­ algunas escenas lo consiguen, que no es poco.

Juan Ignacio Herrero Vicente.


F. Gary Gray | Peter Steinfeld, basándose en la novela de Elmore Leonard | John Travolta, Uma Thurman, Christina Milian, The Rock, Vince Vaughn, Harvey Keitel, Cedric the Entertainer, André 3000, Steven Tyler, Robert Pastorelli, Paul Adelstein, Debi Mazar, Gregory Alan Williams, Danny De Vito, James Woods | Jeffrey L. Kimball | Sheldon Kahn | John Powell | Michael Corenblith | Danny DeVito, David Nicksay, Michael Shamberg, Stacey Sher | F. Gary Gray, Elmore Leonard, Michael Siegel | MGM, Jersey Films, Double Feature Films | Hispano Foxfilms | 6 |

Críticas

liga de la justicia

Cuando el remedio es peor que la enfermedad.

marrowbone

La losa de la lógica.

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

Twitter

Podcast