Críticas

STEAMBOY

Akira se convirtió desde el momento de su lanzamiento en un clásico de la animación y hoy dí­a es indispensable para cualquier amante de los cómics y la ciencia ficción. Desde entonces, su director Katsuhiro í”tomo no habí­a hecho nada en el mundo de la animación al margen de una de las tres historias de Memories y algún guión puntual. Por eso su siguiente pelí­cula se esperaba como agua de Mayo, más aún teniendo en cuenta que era la más cara de la historia de la animación japonesa y que llevó unos diez años de trabajo.

Steamboy está ambientada en la Inglaterra de finales del XIX y tiene como protagonista a Ray Steam, hijo y nieto de dos afamados y vanguardistas inventores, una dedicación que va en sus venas. Tanto su padre como su abuelo han encontrado una fuente de energí­a inmensa, un tipo de agua que al vaporizarse es capaz de mover lo que sea, pero que también es altamente inestable y peligrosa. Tras un terrible accidente el abuelo hace llegar a Ray unos planos y un extraño recipiente metálico con órdenes de no dárselo a nadie. Nada más recibir el paquete aparecen en su puerta dos miembros de la fundación Ohara dispuestos a arrebatárselo. Así­ comienza una pelí­cula esencialmente de aventuras donde Ray deberá discernir sobre quien puede o no confiar y donde deberá proteger a cualquier precio el preciado artilugio.

critica-de-steamboy

Técnicamente la pelí­cula es impecable, haciendo una mezcla de animación tradicional y digital perfectamente hilvanada, se nota que el presupuesto ha cundido. La ambientación también es excepcional reproduciendo al milí­metro ciudades como Manchester y Londres. Así­ que a la pelí­cula no se le puede echar ninguna cosa en cara a ese respecto. En lo que a imaginación se refiere también la peli es desbordante y siempre avanza hacia un “y aún no habéis visto nada” que te mantiene siempre atento.

El punto flaco de la peli es que se hace larga. Dura algo más de dos horas que se hacen pesaditas. El problema puede que sea la parte central de la pelí­cula, donde disminuye drásticamente la acción sin que esta sea sustituida por ninguna clase de trama realmente interesante y donde casi el único escenario son las inmensas tripas y maquinaria de la Torre Steam, una monstruosa construcción que da el colofón final a la pelí­cula.

También hay una crí­tica clara al uso de la ciencia como aplicación militar a la que se le da bombo durante toda la segunda mitad, aunque de forma bastante esquemática (la guerra es mala), posiblemente porque la pelí­cula pretende gustar también a un público más infantil, algo que claramente no ocurrí­a en Akira, mucho más intensa, densa y cruda que Steamboy. Como ya he dicho es principalmente una pelí­cula de aventuras.

La impresión final es buena aunque desde luego habí­a demasiadas expectativas puestas en esta pelí­cula técnicamente impecable pero algo simple y aburrida a ratos. Aún así­ merece la pena ir a verla para ver, como decí­a alguien a la salida, que la animación tradicional no está acabada en absoluto.


Katsuhiro í”tomo | Sadayuki Murai, Katsuhiro í”tomo | Anne Suzuki, Masane Tsukayama, Katsuo Nakamura, Manami Konishi, Kiyoshi Kodama, Ikki Sawamura, Susumu Terajima | Takeshi Seyama | Steve Jablonsky | Shinji Kimura | Shinji Komori, Hideyuki Tomioka | Shigeru Watanabe | Steamboy Committeee, Studio 4ºC, Sunrise VAP | Columbia TriStar | 6 |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

Críticas

liga de la justicia

Cuando el remedio es peor que la enfermedad.

marrowbone

La losa de la lógica.

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

Twitter

Podcast