Críticas

STAR WARS EPISODIO III: LA VENGANZA DE LOS SITH

Por fin ha llegado. Tres años de espera desde la última pelí­cula y 28 desde el estreno de la primera entrega para ver el episodio más esperado de La Guerra de las Galaxias, el del nacimiento de Darth Vader y a su vez el de Luke y Leia. George Lucas completa así­ la saga cinematográfica más famosa de todos los tiempos.

La pelí­cula comienza con Anakin y Obi Wan en una misión de rescate para salvar al Canciller Palpatine de las garras del General Grievous y el Conde Dooku. Como todos sabemos eso no es más que una estrategia de Palpatine para forzar el cada vez mayor acercamiento de Anakin al lado oscuro y crear su imperio. Anakin es ya un Jedi que supera a la mayorí­a pero sigue dominado por el miedo de perder a aquellos a los que quiere. Sus ambición y sus temores serán utilizados por Palpatine, o lo que es lo mismo, Darth Sidious, para atraerlo al lado oscuro y destruir así­ a los Jedi.

Todos sabemos qué va a ocurrir en este episodio ya que la primera pelí­cula nos situaba unos 18 años después del mismo. Anakin será Darth Vader, Padme morirá en el parto de sus dos hijos, Luke y Leia, que nacerán y serán separados para esconderlos de su padre y todos los Jedi a excepción de Obi Wan y Yoda serán aniquilados. Que nadie me diga que destripo la peli, porque el misterio no está en lo que ocurre, que es sabido, sino en cómo ocurre.

critica-de-star-wars-iii-1

Palpatine poniendo cara de bonachón se gana la confianza de Skywalker.

Así­, Luquitas nos presenta su pelí­cula más ambiciosa, porque es en la que debe callar a la vez a los crí­ticos y a los fanáticos más reaccionarios sin traicionar su idea, porque a fin de cuentas, y aunque la saga sea parte del imaginario colectivo y de la cultura contemporánea, es su pelí­cula y su historia. ¿Lo consigue? Pues debo decir que sí­.
Sin duda y tal como vení­an anunciando desde hace tiempo esta es la pelí­cula más oscura de todas. Lucas se deja de ligerezas y ñoñerí­as e incluso recupera en buena medida el espí­ritu épico de la primera trilogí­a que tanto se echaba en falta en los dos episodios anteriores. Uno de los principales atractivos es que el personaje de Palpatine (o más bien Darth Sidious) está presente de principio a fin y quizás el carisma que destila y el terror que produce sea en parte gracias a que en los episodios I y II era un personaje mucho más secundario cuya presencia era más intuida que vista en todo lo que sucedí­a. Así­, cuando aquí­ hace su gran aparición, resulta mucho más contundente. Ian McDiarmid es todo un espectáculo en esta peli.

También el personaje de Anakin, como era de esperar, es mucho más rico y la transformación que éste sufre, guiado por Sidious, resulta bastante creí­ble a pesar de que puede resultar algo forzada en su momento cumbre, cuando finalmente sucumbe al lado Oscuro. Sin destripar nada (aunque en alguna web ya dan detalles de ello) debo decir que precisamente esa secuencia queda empañada por varios detalles considerablemente ridí­culos. Cuando la veáis sabréis a qué me refiero, pero baste decir que más de uno, yo incluido, no pudo evitar reí­rse (sin molestar, claro está).

critica-de-star-wars-iii-2

El General Grievous a cuatro manos.

La relación entre Anakin y Padme por su parte tiene un tratamiento bastante más sobrio y no llega al pasteleo que vimos en el Episodio II, que en ocasiones parecí­a de coña (la escena romántica de la chimenea o la del rodeo de los bichos culones en las cataratas de Naboo sobraban en gran medida). Aquí­ vemos como además la noticia del embarazo condiciona en gran medida el destino de todos.

En lo que al espectáculo se refiere la pelí­cula no defraudará a nadie. El comienzo es estupendo en medio de una batalla espacial y seguida del enfrentamiento con Dooku que sirve a su vez para aclarar las habilidades de cada uno de los personajes en esta entrega (de sus diferencias más bien). El personaje del General Grievous resulta un notable acierto y también hará disfrutar de lo lindo. Viene a llenar el hueco de Darth Maul en la primera pelí­cula o Dooku en la segunda y por tanto veremos también un enfrentamiento de alto nivel con él. Y claro está, el duelo cantado entre Anakin y Obi-Wan, que no defrauda y cuyo final no se anda con remilgos. Aunque mi secuencia favorita es en la que vamos viendo la caí­da de los Jedis, y por tanto, de la República, que para mí­ es sin duda la más dramática y lograda de toda la pelí­cula.

critica-de-star-wars-iii-3

Anakin sucumbe al lado oscuro.

Técnicamente todos sabemos que Luquitas va sobrado y por tanto no merece la pena resaltar lo obvio, pero sí­ que por una vez no da tanto pie a absurdos personajes creados por ordenador. Sí­ que hay por ejemplo una especie de iguana gigante en la que monta Obi-Wan un tanto ridí­cula. Pero por otro lado Jar Jar Binks apenas sale en dos o tres planos y ni siquiera abre la boca (Lucas aquí­ escuchó a la gente y acertó), C3-PO otro tanto de lo mismo, sale poco y sólo habla un par de veces. Con este personaje sucede algo curioso y es que mientras en la primera saga resultaba a menudo gracioso (porque casi siempre lo destrozaban o lo apagaban y tení­a diálogos considerablemente ingeniosos) en esta segunda trilogí­a ha sido siempre un personaje extremadamente cargante, ayudado seguramente por un doblaje que no era el mismo que el original y que le propiciaba ese aire de Robomoñas.

La pelí­cula seguramente está a la altura de lo esperado por la mayorí­a de la gente. Es la más dramática de la saga y con seguridad la segunda o tercera mejor, pero eso no quita que tenga algún fallo imperdonable como la citada cagada en la escena en la que Anakin pasa al lado Oscuro. Pero ahí­ está Constantino Romero para hacernos recordar lo mejor de la saga.

P.D.: Debo mencionar aparte, que como siempre en esta clase de pelis muy esperadas, hubo algo que fastidió la proyección. Unas veces es un memo hablando o directamente gritando chorradas de fánatico como si fuese un campo de fútbol y en esta ocasión porque la pantalla quedó partida durante unos minutos por culpa del proyector. Menos mal que me habí­a despertado con buen pie y no me sentó muy mal.


George Lucas | George Lucas | Ewan McGregor, Natalie Portman, Hayden Christensen, Samuel L. Jackson, Ian McDiarmid, Christopher Lee, Frank Oz, Jimmy Smits, Anthony Daniels, Kenny Baker, Peter Mayhew | David Tattersall | Roger Barton, Ben Burtt | John Williams | Gavin Bocquet | Rick McCallum | George Lucas | Lucasfilm | Hispano Foxfilm | 9 |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

Críticas

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

it-payaso-pennywise

It

Futuras promesas. Terror ya visto.

veronica

La madurez del terror español.

Twitter

Podcast