Críticas

PRIMER

Cada cierto tiempo surge una pelí­cula independiente de ciencia ficción que a pesar de las limitaciones de presupuesto consigue ganarse un sólido grupo de adeptos. La mayorí­a de las veces se trata de pelí­culas bastante retorcidas y donde las teorí­as cientí­ficas tienen un peso tremendo. Ejemplos claros son por ejemplo Pi, de Darren Aronofsky, la argentina Moebius, de Gustavo Mosquera o incluso Cube, de Vincenzo Natali. Pelí­culas sobre los viajes espaciotemporales sobre el misterio del universo, etc. Hay a quien gustan estas pelis (a mí­ por ejemplo) y hay a quien no, evidentemente no todo el mundo quiere ir al cine para escuchar teorí­as que le van a tener dos dí­as dando vueltas al cerebro.

Primer se enmarca dentro de este tipo de pelí­culas y se enmarca también dentro de esas pelí­culas que cada año dan la campanada en Sundance, un festival cada vez más mediático pero que sigue dando a conocer nuevos talentos.

Cuenta la historia de cuatro amigos que dedican su tiempo libre a crear distintos ingenios en el garaje de uno de ellos. Discuten teorí­as de todo tipo y debaten sobre si tal o cual pieza proporcionará el efecto deseado. Un dí­a dos de ellos descubren que han construido una máquina del tiempo, sin saber muy bien cómo. A partir de ahí­ surge el dilema al que deberán enfrentarse, la premisa de la pelí­cula “Si siempre quieres lo que no puedes tener, ¿qué es lo querrí­as si pudieses tener cualquier cosa?”. La pelí­cula se embarca así­ en una historia sobre el poder y las consecuencias de utilizar el mismo. Nada de lo que hagan con esa máquina estará falto de consecuencias.

cririca-de-primer-1

Los cuatro amigos en pleno diseño.

Shane Carruth es el cerebro detrás de esta pelí­cula. El escribe, dirige, produce e interpreta y todo con una solvencia asombrosa teniendo en cuenta que se trata de una ópera prima con un presupuesto de 7.000 dólares muy bien gastados. La pelí­cula engancha desde el principio y nos tendrá hora y media dando vueltas a todo lo que ocurre, pero como he dicho al principio, esta clase de historias no gustan a todo el mundo. De todas formas aunque el fuerte de la pelí­cula es todo el embrollo teórico-cientí­fico también se trata de un thriller con grandes dosis de suspense y donde los protagonistas deberán cuidar mucho sus pasos para no meter la pata.

Los actores, incluido Carruth, son totalmente desconocidos y eso, cuando el trabajo de ellos es bueno, ayuda mucho ha que nos metamos en la historia. El peso cae especialmente sobre Carruth y David Sullivan, los dos amigos que dan con el ingenio y a los que seguiremos desde el principio al final.

critica-de-primer-2

Los descubridores maquinando.

Técnicamente la pelí­cula es muy rudimentaria, pero no por ello mala, de echo la ausencia de alardes visuales o efectos especiales, la cámara en mano (que no marea, gracias a Dios) y un conjunto de localizaciones corrientes y a la vez alejadas de grandes cúmulos de gente ayudan a centrar la historia en los dos protagonistas y en la soledad y la paranoia a la que se enfrentan.

La mayor pega de la pelí­cula es lo complejo de la misma, necesita un par de visionados o tres para sacarle todo el jugo. Uno no puede perder el hilo porque entonces ya no lo coge en el resto del metraje. Quizás un final más claro habrí­a resultado más digestivo, por decirlo así­, pero también es probable que la pelí­cula hubiese perdido la gracia.

Así­ que si lo que os gusta es salir del cine y discutir con el de al lado sobre la historia, dejaros de pajas mentales con Matrix y veros esta pelí­cula, da mucho más de sí­.


Shane Carruth | Shane Carruth | Shane Carruth, David Sullivan, Casey Gooden, Anand Upadhyaya, Carrie Crawford | Shane Carruth | Shane Carruth | Shane Carruth | Shane Carruth | Shane Carruth | ThinkFilm | Notro Films | 8 |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

Críticas

Captura

La bestia domada.

mi6

Pillad palomítas.

ant-man-y-la-avispa

Aquí hemos venido por las risas.

sicario el dia del soldado

El camino a la redención.

theendlessport

Nunca caminarás solo, hermano.

Twitter

Podcast