Críticas

SEMEN, UNA HISTORIA DE AMOR

Por fin, por una vez, y sin que sirva de precedente, podemos ver en una misma pelí­cula a Héctor y Ernesto Alterio, y por si fuera poco, les ha dado por interpretar a padre e hijo, completando así­ el mayor reclamo del film. La verdad es que tiene su aquel verles juntos, en unos personajes nada modélicos, y preguntarse cuantos guiños se habrán hecho durante el rodaje en lo que respecta a su propia vida. No digo ni mucho menos que su relación se haya parecido a la que se muestra en la pelí­cula, pero no sé, quién sabe que extrañeces o no pueblan la vida de cada persona, y si corresponde a gente como estos dos elementos, actores ambos, pues vaya a usted a saber.

¿La pelí­cula? ¡Ah, sí­! La pelí­cula. Pues bueno, ahí­ queda. Una historia romántica, un poco facilona, con final feliz, y así­ mejor, todos contentos. Lo peor, que en algunos momentos las directoras tratan de hacer juegos narrativos al más puro estilo Amelie que chirrí­an por lo desafortunado. Cuentan historias deslavazadas, inconexas y sin gracia que lo único que hacen es sacarte del ritmo narrativo. Eso se mezcla con extraños homenajes al cine cómico, imágenes aceleradas de persecuciones, que la verdad, tampoco vienen a cuento.

critica-de-semen-una-historia-de-amor-1

“¡Y qué si uso gorrito para dormir!”

El humor que tiene la pelí­cula, es amable aunque flojito. Que nadie se espere subidas de tono a pesar del tí­tulo, es una pelí­cula apta y muy apta para toda la familia, por mucho semen que se pretenda insinuar. Es una comedia de enredo en la que se permite casi cualquier retoque en el guión para que las situaciones y chistes se sucedan.

En lo que respecta a los actores, algunos personajes deberí­an tener un mayor desarrollo emocional (explicar, por ejemplo, el brusco cambio en la actitud del padre frente a la negativa a salir a la calle), aunque personalmente el mayor problema que le veo al personaje de Ernesto es algo personal: Es que oigan, a mi Ernesto Alterio en el papel de un joven inseguro, no muy listo, indeciso, casi tartamudo, con tantos tics… no me pega, no. A mí­ me gusta más cuando hace de caradura, y un personaje tan histriónico y retorcido como éste no saca lo mejor de él. Sin embargo, cumple, porque para eso es Ernesto Alterio, qué narices, igual que su padre, dos peazo actores.

critica-de-semen-una-historia-de-amor-2

“Que se me habí­a olvidado decirte que te inseminé con mi propio producto.”

En fin, que para pasar el rato, podéis ir al cine, si no os va el cine español pues quizás mejor para el home cinema… Ligerito, sin calorí­as y de fácil digestión.

Samuel Rodrí­guez Cimiano.


Daniela Fejerman, Inés Parí­s | Daniela Fejerman, Inés Parí­s | Ernesto Alterio, Leticia Dolera, Héctor Alterio , Marí­a Pujalte, Marí­a Isbert, Marian Álvarez, Janfri Topera, Amparo Valle | Néstor Calvo | Iván Aledo | Christopher Slaski | Luis Vallés | Cesar Bení­tez | Emilio A. Pina | Boca Boca Producciones | DeAPlaneta | 6 |

Críticas

liga de la justicia

Cuando el remedio es peor que la enfermedad.

marrowbone

La losa de la lógica.

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

Twitter

Podcast