Reportajes

ENTREVISTA A ANTONIO APARICIO

La Reunión nos sitúa en una vieja casa señorial donde vive Gonzalo, hijo de una familia rica, que invita a sus antiguos amigos sin dar explicaciones de el misterioso reencuentro. Gonzalo, orgulloso y conocedor de su poder, no despierta demasiadas simpatí­as y pronto revela el motivo de la reunión, se va a marchar de forma definitiva. Pero pronto surge el problema, se va la luz, Gonzalo se va a arreglarla al sótano pero no vuelve. Alonso uno de los amigos baja a ver que pasa, pero lo que encuentra cambiará la vida de todos.

 

La Reunión es una pelí­cula de suspense al estilo más clásico. Como el propio director nos cuenta se trata de una historia similar a las que nos planteaba Agatha Christie pero modernizando un poco el contexto y con un estilo diferente. Mezcla elementos narrativos clásicos con el poder que nos ofrece hoy dí­a la imagen digital. Rodada con un í­nfimo presupuesto, sin distribución y con cámara digital supone todo un acto de valentí­a.

 

1- Cuéntanos brevemente de que trata La Reunión.

 

La Reunión cuenta la historia de un grupo de amigos que hace tiempo que no se ven y se reúnen en una vieja casa, propiedad de Gonzalo, con la excusa de comunicarles algo importante. El motivo de esta repentina decisión parece estar en un misterioso sobre que Gonzalo, lleva en el bolsillo de su chaqueta y que aparentemente sólo muestra a Alonso, al que considera su mejor amigo, a pesar de que no se ven desde hace 2 años.

 

La Reunión es una historia de intriga y suspense, al estilo narrativo que proponí­a Agatha Christie en sus novelas, aderezado con toques de cine clásico y estética cercana al cómic y a las pelí­culas de serie B americanas de los 50.

 

2- ¿Trataste de buscar financiación de alguna productora de nuestro paí­s? Y de ser así­, ¿crees que existe un cierto miedo al cine de género en nuestro paí­s que llevase a  que tu historia fuese rechazada?

 

Por supuesto, hacer una pelí­cula, por barata que pretendas hacerla, siempre te cuesta dinero y más para alguien en particular que no tiene dinero. Así­ que debes barajar la posibilidad de que a alguien le pueda interesar, aún así­ lo intenté con varias productoras, pero la verdad no tení­a demasiadas esperanzas. Escribí­ el guión desde el principio pensando en que se pudiera rodar con un presupuesto í­nfimo, como así­ ocurrió, hecho muy importante para este tipo de proyectos, ya que si pretendes rodar de esta manera, debes pensar en lo que tienes, y no en lo que desearí­as tener.

 

De todas formas si conseguí­ que personas como Rafa Portillo; dueño del equipo técnico de una productora de Sevilla, con que rodamos, que se involucrase en el proyecto y aportase su equipo a modo de co-producción, a cambio de un posible porcentaje de beneficios.

 

De todas formas y esto hay que decirlo, las historias de género nos vienen importadas, por una larga tradición anglosajona, las cuales están más arraigadas entre su cultura y menos entre la nuestra, que siendo eminentemente mediterránea, tiende a preferir otro estilo de vida y por extensión, de historias. Eso quizá sea motivo para que sólo se realicen proyectos puntuales de cine de género y siempre arrastrado por éxitos del cine americano.

 

3- ¿Te costó mucho llevarla a cabo? ¿has tenido que endeudarte mucho?

 

Creo que esta pregunta tendrí­a que contestarla cuando llegue al final del camino y por lo menos termine el montaje y eche la vista atrás. En estos momentos estoy montando la pelí­cula y una vez finalizado haremos balance sobre lo que ha costado todo, sin contar todaví­a con ninguna copia en cine.

 

4- Imagino que el auge del cine digital con cámaras y sistemas de edición bastante asequibles han facilitado enormemente tu proyecto.

 

Esto creo que es lo más importante para nosotros, hacer cine es muy caro y siempre tienes que tener en cuenta que vas a desembolsar dinero, así­ que tienes que estar preparado para lo peor. Lo mejor es la revolución que ha supuesto la era digital, en la que puedes rodar por muy poco dinero y editar tu trabajo en un ordenador medianamente potente. Concretamente yo estoy trabajando con un G5 de Apple y el software que utilizo es Final Cut Pro y After Effects.

 

El resultado final para televisión o DVD puede ser satisfactorio, pero tendrás que trabajar con las herramientas más profesionales de las que puedas disponer y echarle muchas horas para que todo quede lo mejor posible y lo más importante, que tenga aspecto profesional y quede por lo menos plasmado, la esencia de lo que querí­as contar.

 

5- ¿Vas ha transferir la pelí­cula a 35 mm? ¿Realmente sirve de algo transferirla a celuloide o es un mero formalismo para los festivales?

 

De momento no y todo dependerá de si alguna productora o distribuidora coge la pelí­cula y la quiere distribuir. Kinescopar un largo de unos 90 minutos, te puede costar alrededor de 24.000 euros y eso es mucho dinero, para una persona en particular, que no tiene ninguna productora que lo avale, pero pienso que tener un largo hecho y que tenga medianamente calidad y profesionalidad, puede ser interesante, ya que este hecho puede abrirte alguna que otra puerta.

 

También hay que tener en cuenta a las administraciones públicas, que si subvencionaran este proceso, se harí­a, ya que al fin y al cabo, el cine en España es un patrimonio cultural y los entes públicos deben de apoyar ineludiblemente, para que una pelí­cula salga adelante. La falta de industria cinematográfica hace necesario el apoyo económico de las administraciones.

 

6- ¿Tienes pensado que la pelí­cula se distribuya en salas?

 

Eso serí­a un sueño hecho realidad, pero todo dependerá de las distribuidoras que al fin y al cabo dicen quien está y quien no. De momento es pronto para saber el futuro de la pelí­cula.

 

7- ¿Si no consigues distribución crees que podrás sacarle algo de rentabilidad explotando el comercio on-line o tratarás de conseguir apoyo presentándola a algún festival?

 

No sólo yo, sino toda la gente que ha trabajado en la pelí­cula, que son muchos y cada uno pondrá su granito de arena para intentar sacarla adelante, a todos los niveles posibles: festivales, distribución, televisión, DVD, Internet, etc. Todo es válido, ya que sumando el esfuerzo de todas las personas se puede conseguir que algo bueno de todo esto salga.

 

Por supuesto los festivales de cine, es un escaparate importantí­simo para dar a conocer la pelí­cula, además es la mejor forma de conocer a gente importante del mundo del cine, que pueda apoyar tu pelí­cula y distribuirla y porque no, conseguir financiación para una futura pelí­cula con medios profesionales.

 

8- ¿Conoces más gente con proyectos similares?

 

Personalmente no, pero si conozco casos, por supuesto el que nos pilla más cerca es el de LA FIESTA, la famosa pelí­cula rodada con 6.000 euros, que al final ha llegado a buen puerto. Felicito a los que la hicieron y animo a todos aquellos que se embarcan en proyectos similares, ya que si no arriesgas, nunca tendrás la oportunidad de saber qué hubiera pasado. Aunque también hay muchos casos, la mayorí­a, en la que proyectos de este tipo, pasan desapercibidos y no ocurre nada relevante, pero por lo menos queda la experiencia.

 

Hay que decir que directores como Almodóvar, Peter Jackson, Sam Raimi, Robert Rodrí­guez, Tobe Hooper y George Romero, por poner unos ejemplos, hicieron su primera pelí­cula en condiciones precarias y en la actualidad, algunos de ellos son directores muy importantes. Si crees en un proyecto debes luchar por el, porque nadie vendrá a llamar a tu puerta para ofrecerte que dirijas una pelí­cula. Así­ que te queda intentarlo y probarlo por ti mismo, o amargarte y hablar mal de lo que hacen los demás.

 

9- ¿Piensas que el cine digital es una ventaja o que por el contrario va a suponer que salgan directores de debajo de las piedras y acabe creándose una sobreproducción de cine?

 

Realmente no creo que eso ocurra nunca, además si ocurriera lo que comentas, lo peor que podrí­a pasar es que hubiera más cine español y por lo tanto más gente trabajando, como ocurrió hace unos años con la televisión, donde las series de televisión propias, tení­an más éxito que las que se importaban.

 

En España, la gran mayorí­a de la gente que trata de encontrar un hueco profesional en el mundo audiovisual, le cuesta Dios y ayuda, ya que mientras el cine no se enfoque como producto audiovisual, las posibilidades del resto de gente que tratamos de abrirnos hueco, serán cada vez más difí­ciles. Esto depende en gran medida de los futuros cineastas, técnicos y artistas, ya que su visión y lo que quieran plasmar en sus trabajos, será decisivo para el futuro del cine en España. Los productos de televisión españoles tienen más éxito que el cine en general, ya que va destinado al gran público en general y no existe ese divismo excesivo de determinados profesionales del cine español.

 

10- A primera vista (ya que no he visto la pelí­cula) el personaje de Gonzalo, con ese pelo, da mucha grima. ¿Buscaste que desde el inicio produjese cierto rechazo?

 

Gonzalo es como si dijéramos, el personaje antipático de la historia y al que desde el principio, van dirigidas la mayorí­a de las iras del resto de personajes. Daniel Román, el actor que ha interpretado a Gonzalo, le ha proporcionado una personalidad que produce emociones contradictorias, la gente que ha visto el tráiler y secuencias del montaje, ha notado su presencia en primer término, es un actor muy expresivo.

 

11- Los personajes (al menos tal y como salen descritos en la web) parecen algo estereotipados, ¿crees que es necesario para una pelí­cula de este tipo fijar tanto las personalidades de los protagonistas? ¿influye mucho en el desarrollo de la historia?

 

Ya se que no es usual el planteamiento de la web, desde el punto de vista del espectador, que normalmente no conoce de antemano la personalidad de un personaje. Pero pensé que serí­a interesante y peculiar, dar ese tipo de información adicional, que no deja de ser más que un punto de vista personal. Ya que como he dicho anteriormente, el look que querí­a dar a la pelí­cula y a los personajes, estarí­a cercano al mundo del cómic, y a los personajes que aparecí­an en las pelí­culas de serie B de los años 50. Además le he dado un toque estilo «Cluedo» que me parecí­a divertido, jugando con una posible expectación.

 

12- En las pelí­culas de género casi siempre se crea un personaje con el que el espectador se siente identificado, casi siempre el más neutral y “bueno”. ¿Es una regla impuesta o realmente una pelí­cula no funciona si no hay algún “bueno” al frente?

 

Creo que eso ocurre en todo tipo de historias, además no hay que olvidar que el cine es contar historias, o sea, que se la cuentas a alguien y ese alguien, debe de sentirse identificado con alguno de tus personajes, de no ser así­, la historia no llegará. Pero concretamente en LA REUNION he pretendido que lo «importante» no sean los personajes, sino la trama y el argumento. Esto que no es nuevo y que es muy frecuente en las historias de género: dar prioridad a la historia y sus circunstancias y dejar en un segundo plano a los personajes. Es decir profundizar en lo que le ocurre al personaje y no hacerlo directamente con el personaje.

 

13- En España se hacen pocas pelí­culas de este tipo, quiero decir de género, ya sea suspense, terror, acción… ¿Consideras que ese es uno de los problemas de la mala economí­a de nuestro cine?

 

En parte, creo que sí­. Aunque sinceramente, es por que realmente no existe una industria como la americana o inglesa, que respalde y forme a todos los profesionales que rodean a un proyecto de cine de acción, por ejemplo, en el cual, sino inviertes gran cantidad de dinero y sin los profesionales adecuados, puede salir cualquier cosa. El cine de género es más difí­cil de realizar técnicamente hablando y en España no existen profesionales que dominen este terreno, sencillamente porque no se hace.

 

El presupuesto medio de una pelí­cula española ronda los 300 millones de pesetas y para quien piensa que es mucho dinero, realmente hay que ser muy hábil para conseguir un producto competitivo con los medios actuales.

 

14- El que se haga poco cine comercial ¿crees que se debe a la mentalidad de los productores o se debe más a la mentalidad de “artista” que tienen guionistas y directores?

 

Creo que hay buenos guionistas y directores en España, pero quizá no tan preparados como los que existen en Estados Unidos, además la industria americana, impone reglas y conceptos, no solo a ellos, sino al resto del mundo, que es imposible cambiar, tal y como son las infraestructuras. De allí­ vienen muchas cosas mediocres, pero las mejores historias de la historia del cine se han hecho en Hollywood y eso es un hecho. Al final el productor es el que dice lo que se ha de hacer y en la mayorí­a de los casos, el resultado es cine ramplón e infumable.

 

El público se ha acostumbrado a un nivel visual y técnico que exhiben las pelí­culas de Hollywood que es imposible de alcanzar, ya que para hacer una pelí­cula tipo MATRIX o MINORITY REPORT hace falta, mucho dinero y mucho talento. En España, como en el resto de otras cinematografí­as se hace lo que se puede, hay que ser realista.

 

15- Siempre he creí­do que con el cine español somos excesivamente autocrí­ticos. ¿Crees que podrí­a deberse a que la mayorí­a de pelí­culas son dramas sociales y comedias ramplonas que repiten tópicos y por tanto el espectador se cansa?

 

Si somos autocrí­ticos es en cierta medida, porque es lo que tenemos más a mano y como en cualquier sitio, se hacen cosas buenas y malas. El cine de un paí­s es el reflejo de su sociedad y cultura y en España no es una excepción. Quizá se hagan demasiadas pelí­culas que parecen más destinadas a competir en festivales y una pretensión intelectual, que destinadas al público que lo único que quiere es en definitiva entretenerse. El cine es en su mayor medida espectáculo y comprendo a la gente que cuando compra una entrada sólo quiera dejarse llevar por una buena historia y pasar un rato entretenido. Es decepcionante pagar el precio de una entrada y descubrir que la pelí­cula que has visto es mala, cuando pudiste elegir una pelí­cula mejor. El público no es tonto.

 

16- ¿Qué directores españoles consideras que son más comerciales o que tienen una visión más “digerible” del cine?

 

Se podrí­a decir que los directores más jóvenes como Amenábar, de la Iglesia, Fesser… son interesantes ya que ven el cine como un espectador y no como un cineasta, eso repercute en su trabajo y es de agradecer ya que así­ el público va a ver sus pelí­culas y eso beneficia al cine español, que ha convertido a sus pelí­culas en buenos productos. Hay que educar al público ofreciéndole buenas historias, con las que disfruten, aprendan y se emocionen. Hay mucho tipo de cine, pero yo personalmente me inclino por las buenas historias y no me importa quien lo haya hecho.

 

17- Finalmente, ¿animarí­as a aquellas personas que quieren hacer una pelí­cula a que la saquen adelante? ¿qué consejo les darí­as desde tu propia experiencia?

 

Por supuesto, pero he de decir que no es fácil y a veces se pasa mal. Todo proyecto, ya no sólo sea cine, teatro o cualquier tipo de actividad que parte de uno mismo, es siempre duro y difí­cil, lo fácil y cómodo serí­a sentarse tranquilamente y ver lo que hacen los demás, pero como persona creativa, siempre tienes la necesidad de expresarte hacia los demás.

 

He de decir que todaví­a estoy en la mitad del camino y todaví­a no se cómo terminará todo esto, aunque pienso que hay que salir adelante con lo que uno cree. Decir que es posible realizar una pelí­cula con poco dinero, pero hay que vigilar el presupuesto y tratar de encontrar todas las ví­as posibles de financiación y de ayuda, además siempre encuentras a amigos que te echan una mano y eso se agradece mucho. Creo que lo importante es pensar en positivo y creer que todo pueda salir bien. Una pelí­cula puede abrirte algunas puertas que estarán siempre cerradas si no decides dar este salto.

 

También es importante rodearte de gente que se involucre en el proyecto con tus mismas ganas, yo afortunadamente, me rodeé de un excelente equipo humano, tanto a nivel artí­stico como técnico que trabajaron mucho y se volcaron en el proyecto.

 

Página Oficial de La Reunión.

 

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

Críticas

la monja

Terror perezoso sostenido en un escenario terrorífico.

equalizer 2

Tu amigo y vecino Denzel.

Captura

La bestia domada.

mi6

Pillad palomítas.

ant-man-y-la-avispa

Aquí hemos venido por las risas.

Twitter

Podcast