Críticas

EL SONIDO DEL TRUENO

¡Peligro excursionistas! ¡El tema de los viajes en el tiempo ataca de nuevo! Esta vez nos encontramos con una adaptación de un relato corto del maestro de la ciencia-ficción Ray Bradbury en el que una empresa se dedica a organizar safaris al cretácico para que clientes ricos se dediquen a cazar dinosaurios, basándose en una revolucionaria tecnologí­a que permite retroceder en el tiempo, siempre y cuando el pasado no se altere (explicación: los dinosaurios que cazan están a punto de morir de forma natural). La empresa, capitaneada por el ricachón George Hutton (Ben Kingsley, con un escalofriante parecido a la estrella de la radio Luis del Olmo) y supervisada por el héroe de nombre espectacular Travis Ryer (Edward Burns) tiene controlado el proceso hasta el último detalle, pero los accidentes ocurren.

critica-de-el-sonido-del-trueno-1

Luis del Olmo y… dios, pero qué chulo es Edward Burns.

En este caso, un fallo provocado por un par de clientes imbéciles ocasiona que el planeta se vea sacudido por fenómenos temporales que convierten la ciudad en un zoológico del futuro, con lo que entramos en una aventura tipo Parque Jurásico dirigida con mano maestra por Peter Hyams, que logra esconder lo mejor que puede el principal defecto de la pelí­cula, que por otro lado es mejor de lo que me esperaba: es impresionantemente CUTRE.

Leo en IMDb que unas inundaciones destruyeron en el 2002 gran parte de los decorados del film, cuyo rodaje tení­a lugar en Praga. Este terrible accidente ocasionó un tremendo retraso en la producción y, sin ninguna duda, es el motivo de que una producción como ésta, valorada en 80 millones de dólares, tenga este look tan telefilm de las tardes. Si antes he mencionado que cazan dinosaurios, no es exactamente cierto: sólo cazan uno, el mismo, y su aspecto es… bueno, digamos que uno tarda un par de segundos en adivinar que es un dinosaurio. Los decorados son sustituidos por fondos generados por ordenador, de una calidad mas bien cuestionable y el diseño en general borda el ridí­culo, en especial en las secuencias submarinas. Afortunadamente, la magistral labor de fotografí­a de todo un veterano como Hyams subsana estas deficiencias haciendo que la acción transcurra de noche o con iluminación natural proveniente de lámparas o linternas. No forcéis mucho la vista u os quedaréis ciegos, aviso.

critica-de-el-sonido-del-trueno-2

Linternas por todas partes.

¿Y la pelí­cula? Pues como ya dije antes la verdad es que es bastante resultona, si dejamos de un lado que depende demasiado de unos efectos especiales dignos de El Gran Juego de la Oca. El ritmo nunca se pierde, hay muchas y variadas escenas de acción y cierta preocupación por mantener dignidad cientí­fica, por lo menos hasta que sucede lo que sucede cuando se trata de films que tratan con el viaje en el tiempo: “cháchara temporal”, p.ej: “el accidente ha causado que la Tierra se vea amenazada por ondas temporales por que lo que tendrás que hacer un salto temporal con tirachinas, bla, bla, bla… Bueno, que lo mejor es que paséis del tema y os dediquéis a las escenas de acción, bastante entretenidas porque Edward Burns, un tí­o que tiene una cara de chulo que apenas se tiene en pie, da el pego bastante bien y los personajes secundarios se te hacen simpáticos. Excepciones: Ben Kingsley, verdaderamente histriónico y Catherine McCormack, que hace de cientí­fica desquiciada.

critica-de-el-sonido-del-trueno-3

Increí­ble criatura del averno.

Por lo demás, basta con decir que esta peli tiene el encanto de las aventuras clásicas de serie B que resucitó Stephen Sommers con La Momia y es un placer ver una pelí­cula cortita, que da lo que promete y con peligros para dar y tomar (mandriles asesinos, insectos gigantes, murciélagos gigantes). Fenomenal para el videoclub.

LO MEJOR:

– Hyams y, de verdad de la buena, nunca te aburres.

LO PEOR:

– Su grado de cutrez, lo que la convierte en una aventura de serie B con un look de serie Z.


Peter Hyams | Thomas Dean Donnelly, Joshua Oppenheimer, Gregory Poirier | Edward Burns, Ben Kingsley, Catherine McCormack, Jemima Rooper, Wilfred Hochholdinger, August Zirner, Corey Johnson | Peter Hyams | Sylvie Landra | Nick Glennie-Smith | Richard Holland | Phil Anschutz, Howard Baldwin, Karen Elise Baldwin, Renny Harlin, Frank Hübner, Elie Samaha | Howard Baldwin, Eomana Cisarova, Breck Eisner, John Hardy, Jonet Lazare, Rick Nathanson, Andrew Stevens, Jí¶rg Westerkamp | Franchise Pictures, Crusader Entertainment, ApolloMedia, Baldwin Entertainment, Dante Entertainment, ETIC, Forge, QI | Aurum | 5 |

Críticas

liga de la justicia

Cuando el remedio es peor que la enfermedad.

marrowbone

La losa de la lógica.

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

Twitter

Podcast