Críticas

TORRENTE 3: EL PROTECTOR

Fascista, del Atleti, racista, machista, mujeriego, putero, analfabeto, seboso, ESPAÑOL. Santiago Segura, algo una y mil veces dicho, ha resucitado el estereotipo de la España más cutre, más soez, más rancia y lo ha convertido en un objeto de culto a través de la parodia. Desde que se estrenó la primera parte de la saga ESPAÑOLA por excelencia (con el permiso de la familia Leguineche) muchos afirman que el fresco acercamiento al mito del españolito de a pie ha sido la clave del éxito de este hijo de Carabanchel.

En parte, eso es cierto. Sin embargo, hay un factor a tener en cuenta. Incontables cineastas se han empeñado en vivir del mundo del cine a la hora de intentar hacer recaudaciones extraordinarias con pelí­culas basadas en su visión personal del mundo. Incontables cineastas, incontables fracasos. Menos el de este señor. Amigos y amigas de la página, durante mucho tiempo hemos intentado encontrar un reflejo de Steven Spielberg en el cine español. Pues bien: lo tenemos. Santiago Segura, al margen de sus habilidades como director y guionista, ha comprendido la máxima fundamental del cine comercial, algo que Alex de la Iglesia ha conseguido a medias y que en Fernando León de Aranoa, tan progre como es él (tres pelí­culas, tres, tratando el mismo tema: me suena al caso de la gallina de los huevos de oro), se ha quedado a medio camino:

Dar al público lo que quiere ver.

critica-de-torrente3-1

Móvil en un avión. Se masca la catástrofe.

Es tan, pero tan jodidamente fácil sacar pasta de una pelí­cula en España que ahora mismo me estoy dando cabezazos contra la pared. Lo primero es no complicar las cosas: nadie va a darse cuenta de que no hay guión, de que no existen personajes, de que no hay ninguna idea visual interesante. Da igual. Estoy completamente seguro de que Santiago Segura sabe hacer cine (este hombre, por encima de todo, tení­a un proverbial sentido del ritmo), pero también he descubierto que LE DA IGUAL. No es su misión. A él no le importa hacer buen cine o mal cine. Sencillamente se ha preocupado se sacarse unas perrillas ¿Es eso criticable? No. Por lo menos, no intenta venderte El Padrino. Lo que da es lo que hay, honesto y sencillo. Hablamos de un tí­o que no se ha quitado la camiseta oficial de la pelí­cula en tres meses de promoción. Yo no voy a crucificarle por ello. Nunca ha intentado engañar a nadie.

Sin embargo, Torrente 3: El Protector es, con mucho, la entrega más floja de la saga. Como todas las anteriores, es realmente vil y moralmente inmunda, pero al final uno no puede evitar pensar que Segura se ha dirigido al público más que nunca y nos ha mostrado un espejo en el que reflejarnos. No lo hace con reflexiones interesantes, sino con ejemplos muy sencillos: cuando Florentino Fernández entra en un puticlub y ofrece a un joven Torrente hacerse mutuamente una pajilla en el lavabo, mucha gente se rí­e. Y lo que es pedofilia abyecta en el 99% de los casos, aquí­ es un tema de risa ligera. Hay mérito en eso.

critica-de-torrente3-2

Torrente y Josito a punto de huir.

Sin embargo, hay muchos problemas en este film: el material está superquemado y la pelí­cula avanza a trancas y barrancas debido al hecho de que existen dos tramas que prácticamente no tienen relación entre sí­ (aunque claro, ¿eso a quién le importa?: ¡fijaos que culo tiene la eurodiputada!), y que de entre los ciento treinta gags que acumula la pelí­cula, sólo un par tiene verdadera gracia. Además, pongo en duda el talento cómico de muchos de los que intervienen en esta pelí­cula. Nunca esperé que Fabio Testi fuera Marlon Brando, pero se supone que Carlos Latre vive (y muy bien) de esto. Del señor de Cruz y Raya no digo nada. Renuncio.

En fin, que es lo que hay, que Segura no engaña a nadie y que te vende el pescado como nadie lo ha hecho recientemente. ¿Y como pelí­cula en sí­?. Bueno, hay un dicho que reza que si no puedes decir nada bueno de algo, no digas nada en absoluto. Y ya está.

LO MEJOR:

– Que Segura, afortunadamente, es un tí­o muy listo.

LO PEOR:

– Que Segura, lamentablemente, es un tí­o muy listo.


Santiago Segura | Santiago Segura | Santiago Segura, José Mota, Carlos Latre, Javier Gutierrez, Tony Leblanc, Luis Roderas, Jimmy Barnatán, Andrés de la Cruz, Yvonne Scií², Fabio Testi, Enrique Villén | Unax Mendí­a | Cristina Pastor | Roque Baños | José Luis Arrizabalaga y Biaffra. | Santiago Segura, Marí­a Luisa Gutiérrez | Santiago Segura, Marí­a Luisa Gutiérrez | Amiguetes Entertainment | UIP | 4 |

Críticas

Captura1

Malas personas. Grandes soldados.

tu hijo

Vivas recupera el espíritu de ‘Secuestrados’ para contar una historia de venganza que no es tal cosa.

buster

Todos pasamos al otro lado con las manos vacías.

animales2

El precalentamiento (segunda parte).

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

Twitter

Podcast