Críticas

EL AURA

Tras el éxito de su ópera prima Nueve Reinas, no se puede decir que la segunda pelí­cula de Fabián Bielinsky no fuera esperada como agua de mayo entre los amantes de las pelí­culas de timadores timados que dan el golpe perfecto. Nueve Reinas es una demostración de cine ágil y desenfadado que en ocasiones llega a recordar (y fí­jense lo que estoy diciendo) a la famosa El Golpe.

Vaya por delante que soy un amante de este tipo de pelí­culas. Pues bien, he de decir y no sin un sentido pésame que El Aura no se parece nada a la anterior pelí­cula del director. Lo primero: no va de atracos perfectos, ni de timadores, ni de embaucadores que venderí­an hasta una manta nórdica a un hawaiano. No. El Aura va de tipos solitarios, frustrados, con problemas. Tipos incapaces de tomar la iniciativa, a los que la vida, simplemente, les absorbe con su cúmulo de acontecimientos. Ricardo Darí­n, que también repite con Bielinsky, parece incapaz de robar a un ciego en la cabalgata de reyes.

critica-de-el-aura-1

El furgón perfecto.

Partamos, por tanto, de la base de que el director quiere mostrarnos otra cosa distinta: el retrato de personas desquiciadas, que se torna en un thriller inverosí­mil al que le cuesta un mundo arrancar (¿a qué vienen esos planos del coche recorriendo los bosques… con esa música de piano? ¿¡¡Pero pero pero qué quieren decir!!?).

Sin embargo el problema de la pelí­cula es que se basa en dos cosas sobre las que parece que se va a sustentar el film y acaban siendo nimiedades: el atraco al casino en primer lugar. Éste se basa en que cuando la furgoneta encargada de recaudar pare en un bar de carretera nosotros… vamos pallá y les quitamos el dinero a punta de pistola. ¡Guau! Menuda atraco perfecto, que planificación jefes, dignas de un cerebro privilegiado.

critica-de-el-aura-2

“A ver si no me da el yuyu ahora, que puede ser una catástrofe.”

Y en segundo lugar, la pelí­cula se apoya en los ataques epilépticos que sufre el protagonista. Antes de padecerlos vive unos momentos en los que sabe que va a sufrir un ataque pero no puede hacer nada por evitarlo. Ese momento es el aura (oooh), que da tí­tulo, por cierto, a la pelí­cula. Pues bien, este recurso se aprovecha de forma interesada y completamente previsible para darle un poco más de gancho a una pelí­cula, que por desgracia, no lo tiene.

critica-de-el-aura-3

“¿No te irá a dar el yuyu ahora?”

Ah! Y el film tiene un tercer tema: los maltratos y la relación que sufre la dueña de un albergue por parte de su marido. Pero… ¿de verdad esta pelí­cula va de maltratos? ¿no era de embaucadores? Bielinsky, acláranoslo, por favor.

En definitiva, un thriller sin fuelles que termina siendo un intento fallido de hacer una pelí­cula sobre gangsters profunda y reflexiva. Mucho me duele pero, lamentablemente, no merece la pena.

Samuel Rodrí­guez Cimiano.


Fabián Bielinsky | Fabián Bielinsky | Ricardo Darí­n, Dolores Fonzi, Pablo Cedrón, Nahuel Pérez Biscayart, Jorge D'Elí­a, Daniel Devlin | Checco Varese | Alejandro Carrillo Penovi, Fernando Pardo | Lucio Godoy | Mercedes Alfonsí­n | Pablo Bossi, Samuel Hadida | Davis-Films, Patagonik Film Group, Tornasol Films | Buena Vista International | 4 |

Críticas

Captura1

Malas personas. Grandes soldados.

tu hijo

Vivas recupera el espíritu de ‘Secuestrados’ para contar una historia de venganza que no es tal cosa.

buster

Todos pasamos al otro lado con las manos vacías.

animales2

El precalentamiento (segunda parte).

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

Twitter

Podcast