Críticas

PLAN DE VUELO: DESAPARECIDA

Jodie Foster es la prueba viviente de que lo único que hace falta para mantenerse en la cima de Hollywood un paso por delante de esas adolescentes tetudas aspirantes a ser la nueva Joan Crawford es tener un poco de cerebro y saber qué teclas pulsar. Ejemplo: Plan de Vuelo: Desaparecida. A la mierda Angelina Jolie y su par de tetas como bizcochos: en el momento en el que Kyle Pratt (la Foster) descubre que su hija ha desaparecido en el avión que les lleva desde Berlí­n de vuelta a su casa en Estados Unidos, Jodie Foster sólo tiene que poner cara de “a mí­ nadie me toca los huevos” y en ese instante tú sabes, real e indefectiblemente, que sólo una cosa va a volar en esta pelí­cula aparte del avión: hostias. A porrillo.

critica-de-plan-de-vuelo-desaparecida-1

Increí­ble pedazo de avión.

Pocas pelí­culas son tan fáciles de describir como ésta: “La Habitación del Pánico con alas”. Robert Schwenke imita, copia y calca el estilo visual de David Fincher pero lo hace con buen gusto, estilo, algunas ideas propias y sobre todo, mucha elegancia (como se puede ver, por ejemplo, en las secuencias que presentan el escenario, que cobra tanta importancia que el cacho avión es un protagonista más de la historia). Como sucede en la mayorí­a de los thrillers actuales, Plan de Vuelo tarda sus buenos 30 minutos en arrancar, pero a diferencia de ese correctito telefilm de las cinco de la tarde llamado Vuelo Nocturno, Schwenke y su director de fotografí­a intentan animar un poco la función con enérgicos movimientos de cámara en espacios cerrados (momentos en los que mi mente divaga, sin querer, hasta John McTiernan y Jungla de Cristal) y algunas florituras visuales muy agradecidas.

critica-de-plan-de-vuelo-desaparecida-2

Dame un besito muchachote.

Por desgracia, pocas florituras pueden salvar el guión. Y es que no sé si me estoy repitiendo, pero parece que últimamente todos los guionistas de pelí­culas de suspense se están poniendo de acuerdo: ¿Cómo podemos ponernos nerviosos en una situación de tensión protagonizada por personajes que nos importan un huevo? Al igual que Hostage, Plan de Vuelo comienza muy bien, y progresivamente se va creando una atmósfera de paranoia que casi consigue hacernos creer que a la protagonista se le ha ido de verdad la pelota. Sin embargo, conforme se va desenlazando el misterio, resulta increí­ble comprobar como todo empieza a encajar de una forma forzada porque el plan maligno que hay detrás de la trama es, cuando menos, bastante increí­ble. Es algo que hay que quitarse de en medio lo antes posible para ir al grano: que Jodie Foster trepe, se arrastre y reparta guantazos hasta quedarse sola. No pido que la pelí­cula me ilumine en cuanto a relaciones maternofiliales o me aporte nuevas y fascinantes ideas acerca del sin duda interesante mundo del transporte aéreo, pero pienso (también sin querer) en como Hitchcock insertaba en cada film pequeños apuntes acerca del comportamiento humano en momentos de tensión extrema (Polanski lo hizo de putí­sima madre en Frenético, con Harrison Ford, una peli de tema muy similar a ésta). Y al menos, La Habitación del Pánico albergaba una considerable dosis de violencia para hacernos flipar un poquillo. Aquí­ ni eso.

Los personajes secundarios son meros accesorios en la trama, totalmente irrelevantes, y cuidadito que alguien robe un plano a la Foster. Volveré a insistir una vez más en que Sean Bean necesita un rescate ya mismo porque clava cualquier puñetero papel que le dan aunque sea tan mamarracho como éste, el Capitán “No-me-creo-nada-de-lo-que-me-dice-señorita-Foster”. Sin embargo, lo que Peter Sarsgaard necesita cada vez más es una operación de cirugí­a estética que le levante los ojos porque, señores, este tí­o actúa dormido y, lo que es peor, ejerce sobre la audiencia un efecto hipnótico. Este chico… joder, antes era muy bueno, pero ahora se desliza cómodamente hacia esa segunda división compuesta por innumerables actores conocidillos que nunca terminan de despegar, y es una lástima en el caso de este chaval que tan bien lo hizo en El Precio de la Verdad.

critica-de-plan-de-vuelo-desaparecida-3

“Disculpe, ¿se nota mucho que acabo de despertar de un coma?.”

Y ahora el fallo realmente gordo… Plan de Vuelo adquirió cierta notoriedad extracinematográfica en Estados Unidos porque el Sindicato de Asistentes de Vuelo interpuso una demanda contra el film por la “pobre imagen desplegada por los profesionales en esta pelí­cula”. Y no les falta razón. Se pueden admitir secundarios mal escritos, pero, por Dios. Imaginaos la situación de estos ejemplos y decidme si esto no afecta a la credibilidad del film:

A) “¿Desaparece una niña durante el vuelo? ¿Qué niña? ¡Soy azafata y mi deber es velar por la seguridad de sus pasajeros, a los que tenemos controlados con cientos de cámaras, pero por alguna razón, no sé nada de ninguna niña perdida en el avión buscando a su madre desde hace tres horas!”.

B) “¡Hola, somos doscientos pasajeros que hemos entrado en el avión y hemos visto a Jodie Foster sentarse antes que nosotros, pero, demonios ¡no podemos recordar ni la forma ni el tamaño ni la edad del ser humano que iba sentado con ella!”.

Estas absurdeces funcionan la mayorí­a de las veces cuando no se insiste mucho en ellas. Un par de apuntes sutiles, y el público tiende a aceptar que en el universo del film estas cosas pasan. Pero si estas chorradas llegan en plan catarata, en serio, esto provoca un efecto muy negativo en la audiencia, que sencillamente cree que la peli está yendo demasiado lejos y que semejante festival de incompetencias es un cachondeo. “Ahí­ está, el primer film patrocinado por RENFE”. Realmente flaco el favor que hace la pelí­cula a los profesionales del medio. PERO ESTO NO ACABA AQUí. Atención a la forma en la que el film maneja el hecho de que cuatro de los pasajeros son musulmanes. Estados Unidos. Musulmanes. Avión. Sí­, justo lo que estáis pensando. Increí­ble, pero cierto.

De verdad, menos mal que este film está protagonizado por Jodie Foster. La única que se resiste a caer en los cientos de trampas mortales que pululan por el guión, la única que se mantiene con gracia y estilo ya sea con increí­bles arrancadas de furia materna o con exhibiciones fí­sicas de alto nivel. Pocas actrices son capaces de llevar el peso de un film con tanta consistencia y sobre todo, sabe que todo fallo es perdonable en un film tan intrascendente como éste si su actor principal tiene esa pequeña chispa capaz de conectar con la audiencia para conseguir que nos identifiquemos con el mal rato que está pasando su personaje. Y amigos, Jodie Foster tiene esa chispa, y es muy grande.

critica-de-plan-de-vuelo-desaparecida-4

TE VA A MATAR A HOSTIAS.

LO MEJOR:

– Por si no lo he mencionado antes, Jodie Foster.

– La puesta en escena.

LO PEOR:

– Se ve venir a la legua, a la milla, al kilómetro.

– La banda sonora.

– El retrato de los asistentes de vuelo y de los pasajeros.

– A pesar de que esta crí­tica es larga de cojones, la peli no lo es tanto, y se os olvidará en cuanto la veais.


Robert Schwentke | Peter A. Dowling, Billy Ray | Jodie Foster, Peter Sarsgaard, Sean Bean, Kate Beahan, Michael Irby, Assaf Cohen, Erika Christensen, Shane Edelman, Mary Gallagher | Florian Ballhaus | Thom Noble | James Horner | Alexander Hammond | Brian Grazer | Robert DiNozzi, Charles J.D. Schlissel | Touchstone Pictures, Imagine Entertainment | Buena Vista International | 6 |
  • yanara gonzalez bastias

    plan de vuelo es una película muy interesante, tiene partes de felicidad y partes de tristeza, nunca avía visto esta película y me pareció muy buena.

  • Dani

    Amo Plan de Vuelo recuerdo que hubo un momento en que crei que de verdad se habia inventado a la niña en el avión, es una película de suspenso que sólo Jodie podría hacer, del top 10 de carrera.

Críticas

losultimosjedi

Ampliando horizontes en escala de grises.

liga de la justicia

Cuando el remedio es peor que la enfermedad.

marrowbone

La losa de la lógica.

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

Twitter

Podcast