Críticas

LAS CRÓNICAS DE NARNIA: EL LEON, LA BRUJA Y EL ARMARIO

Bajo tan largo tí­tulo se esconde la historia de cuatro hermanos que en plena Segunda Guerra Mundial descubren por casualidad “el armario” de entrada a Narnia, un mundo mágico donde serán recibidos como héroes en medio de un conflicto entre el bien y el mal –el invierno y la primavera–, donde según una profecí­a tendrán un papel crucial para liberar a los buenos con la ayuda de Aslan el león, de las garras de la bruja Jadis, la mala.

El film está auspiciado por el éxito de las dos grandes sagas de los últimos años, Harry Potter y El Señor de los Anillos, intentando aunar las cualidades de magia con niños y universo asombroso de uno, y épica y fotografí­a apabullante del otro. Pero no nos llevemos a engaño; Narnia es sin duda uno de los fiascos de este año, pues como se suele decir de forma recurrente, lo mejor está en el trailer. El desarrollo de la historia da risa, sobre todo porque durando más de dos horas, la pelí­cula se hace soporí­fera hasta el extremo, sin duda complaciendo a los más pequeños para explicarles todo con ritmo pausado y tierno en demasí­a. Sin embargo, la cosa trascurre de forma bastante plana y lineal, sin grandes alardes ni contenidos muy consistentes, lo que me hace pensar que el guión es realmente mediocre, o que estamos ante una pelí­cula demasiado infantil. Y me parece más bien esto último. La moda de hacer pelí­culas con dobles lecturas para disfrute de niños y mayores hace aquí­ una excepción. Disney ha colado como épica y barroca una aventura que a los adultos dejará completamente frí­os. Normalmente este tipo de cine cuenta con presupuestos más bajos, sin embargo, en Narnia, la producción de efectos especiales es fantástica. ¿Sacrificando qué? El diseño de producción. Todo lo que no sean los cuatro planos con animales parlantes y la escena de la batalla que vemos en el trailer… huele a chamusquina. Ni los decorados del castillo de la bruja ni el bosque consiguen hacernos olvidar que estamos en un estudio, y que el dinero se ha repartido de forma desigual entre la batalla y el resto de las secuencias, por lo que se recurre a planos cerrados y decorados, como yo digo, con mucho suelo y pocos techos.

critica-de-las-cronicas-de-narnia-el-leon-la-bruja-y-el-armario

El león Aslan.

Los niños son muy guapos y fotogénicos, pero como actores dejan que desear, amen de las forzados diálogos y sollozos que interpretan con demasiada ligereza y poca credibilidad. El león hace un papelón, pero claro, no es de verdad. La fotografí­a y el color recuerdan mucho, como ya he leí­do en algún foro, a La Bruja Novata, por no decir la presencia de niños, animales parlantes y tiendas con banderines ondeantes como si estuviéramos en un torneo medieval.

Por lo demás, un diez para ILM por sus magní­ficos efectos y también a la campaña de márketing que llenará las salas de jóvenes de más de veinte años para una historia sólo digna de ser disfrutada por los más pequeños.

LO MEJOR:

– Los efectos especiales: un gran paso en el diseño de animales desde Jumanji, aunque la batalla en sí­ es un calco de las que ya hemos visto varias veces.

LO PEOR:

– El guión, demasiado ramplón, demasiado tosco y con nulo desarrollo de los personajes que contiene: Para niños.

Jesús Manuel Rubio.


Andrew Adamson | Andrew Adamson, Ann Peacock, Christopher Markus, Stephen McFeely, basándose en los libros de C.S. Lewis | Georgie Henley, Skandar Keynes, William Moseley, Anna Popplewell, Tilda Swinton, James McAvoy, Jim Broadbent | Donald M. McAlpine | Sim Evan-Jones, Jim May | Harry Gregson-Williams | Roger Ford | Mark Johnson, Philip Steuer | Andrew Adamson, Perry Moore | Walt Disney Pictures, Walden Media, Lamp Post Productions | Buena Vista International | 5 |

Críticas

liga de la justicia

Cuando el remedio es peor que la enfermedad.

marrowbone

La losa de la lógica.

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

Twitter

Podcast