Críticas

EL IMPERIO DE LOS LOBOS

El Imperio de los Lobos comienza con lo indescifrable, continúa con lo incomprensible, y termina con lo inenarrable. En 128 minutos se nos cuelan policí­as, asesinos en serie, transplantes de cara, drama étnico con rollito social, mutilaciones varias, tráfico de drogas, cementerios, policí­as corruptos y mafiosos bañados en ácido. Me largué justo en el momento en el que empezaban a salir los créditos, así­ que creo que me perdí­ los platillos volantes.

De aquí­ a unos veinte años me permito sugerir al ilustre historiador cinematográfico Roman Gubern la posibilidad de nombrar a Uwe Boll como el director más influyente de la primera década de este nuevo siglo. Porque este film lleva su firma impresa por todas partes. La trama no tiene ningún sentido así­ que me abstendré de explicarla, pero a grandes rasgos se bifurca como la M-30 a la altura de Bustarviejo: por un lado hay una pareja de polis encarnados por Jean Reno y Jocelyn Quivrin que buscan a un asesino en serie que es la hostia de burro (“un obseso del mal”, según un forense) y por otro una chica llamada Anna (Arly Jover), que ha perdido la memoria y a la que han hecho un transplante de jeta. Estas dos tramas se juntan, se separan y se vuelven a juntar con el telón de fondo de la inmigración turca. Y esperan que tenga sentido. Flipanting.

critica-de-el-imperio-de-los-lobos-1

“Tranquilito chaval, que estoy desayunando y no quiero romperte la nuca.”

El film es una horterada. No se muy bien como será en Francia, pero no creo que en los cementerios los nichos tengan un tubo de neon en su parte superior. En esta pelí­cula los hay, y a patadas. ¿Cortes rápidos? ¿Cámara tembleque? Bingo. Y mucho más: tampoco se como será la moda de las perillas, pero Reno bate todos los récords: no contento con lucir un espléndido rubio de bote, el notas lleva una increí­ble conjunto patilla/mostacho. Si a eso le sumamos el hecho de que es el único actor que lleva bolsas en los ojos encima de las bolsas de los ojos, el resultado final es realmente perturbador.

critica-de-el-imperio-de-los-lobos-2

“Se me ha olvidado todo, pero el tubo este molaaa.”

Los melómanos también disfrutarán de lo lindo con la banda sonora bakalaera total del film. El efecto, similar a apoyar la cabeza al lado de una taladradora de asfalto durante un dí­a entero, termina por anular la mente del espectador, que caerá sin duda en las garras del director, Chris Nahon y el equipo de guionistas, que incluye a Christian Clavier (que para los no iniciados es el actor que daba vida a Astérix en la hedionda serie de adaptaciones de imagen real) y a Jean-Christophe Grangé, el autor de la novela original y que también escribió Los Rí­os de Color Púrpura, que por obra y gracia de Mathieu Kassovitz se convirtió en un thriller la mar de cojonudo.

Total, que no la veáis. Ojo con este 2006, que promete maravillas.

LO MEJOR:

– Nada. Ni Reno se salva. Y eso es decir mucho.

LO PEOR:

– Véase crí­tica.


Chris Nahon | Christian Clavier, Jean-Christophe Grange, Chris Nahon, Franck Ollivier | Jean Reno, Arly Jover, Jocelyn Quivrin, Laura Morante, Philippe Bas, David Kammenos, Didier Sauvegrain, Patrick Floersheim, Etienne Chicot, Albert Dray | Michel Abramowicz | Marco Cavé | Olivia Bouyssou, Luca De' Medici, Grégory Fougí¨res, Dan Levy, Pascal Morel, Samuel Narboni | Guy-Claude Franí§ois | Patrice Ledoux | Kairos, Gaumont, TF1 Films Productions, Sofica Sogécinéma, Canal +, Medyavizyon | On Pictures | 2 |

Críticas

liga de la justicia

Cuando el remedio es peor que la enfermedad.

marrowbone

La losa de la lógica.

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

Twitter

Podcast