Críticas

BUENAS NOCHES, Y BUENA SUERTE

En los años cincuenta el senador McCarthy comienza su particular “caza de brujas” contra cualquier estadounidense que muestre la más mí­nima afinidad con el comunismo, sea cierto o no.  Edward R. Murrow (David Strathairn) y Fred Friendly (George Clooney), ambos periodistas de la CBS, intentarán, a través de su programa  “See It Now”, contrarrestar y defender las libertades que el senador McCarthy está recortando con su actividad polí­tica.

George Clooney, a pesar de haber comenzado su carrera como sex-symbol, ha conseguido, desde el principio, ganarse el respeto de los espectadores anti-guaperillas que rechazan a los actores que cuidan más su aspecto (de moñas generalmente) que su interpretación. Clooney está por encima de todo eso, siempre se le ha considerado un gran actor y a partir de ahora deberemos tenerlo muy en cuenta como director.

Buenas Noches, y Buena Suerte (Good Night, and Good Luck) es ante todo una pelí­cula tremendamente elegante. A parte de que el blanco y negro ayuda mucho, ya que entre otras cosas hace resaltar la preciosa fotografí­a, está aderezada en muchas ocasiones por el espeso y blanco humo del tabaco muy presente en el film (los ex-fumadores las van a pasar canutas). Además Clooney incluye elementos muy interesantes como las canciones que enlazan algunas escenas y cuyas letras hacen mención a lo que está ocurriendo en ese momento en la pelí­cula o como el vestuario y la ambientación, que reflejan perfectamente aquella época (el estudio de televisión de la CBS mola un huevo).

buenas-noches-y-buena-suerte-critica-1.gif
“Me estoy jugando el cuello” piensa nuestro prota.

El ritmo que impone la peli es trepidante a pesar de que no hay explosiones, tiroteos, etc. Ese ritmo viene marcado por el espectacular guión, que ofrece unos tremendos cruces de declaraciones entre el senador McCarthy y Murrow, pero que, a su vez, no deja de lado al resto de personajes. Todos aportan su granito de arena y terminan de cuadrar el conjunto de la pelí­cula. La guinda la ponen pequeñas dosis de humor irónico e ingenioso que te arrancan la tí­pica sonrisilla de reconocimiento.

Otro punto muy interesante es cómo se nos enseña la metodologí­a de trabajo de aquellos periodistas en la televisión, el equipo que forman, cómo se reparten las tareas, el caos aparente que hay antes de cada emisión, cómo Friendly le da paso a Murrow o el tira y afloja que mantienen con William Paley (Frank Langella), el dueño de la CBS. Son un conjunto de detalles  que culmina cuando todo el grupo se reúne para tomarse unas cañitas en el bar y comprobar qué efecto han tenido sus polémicas emisiones en el resto de la prensa. Desde luego los que seáis periodistas de carrera vais a flipar.

Las interpretaciones son algo fuera de lo común, empezando por David Strathairn (Edward R. Murrow) que logra poner en juego el guión de la manera más precisa que he visto nunca, al mismo tiempo que con una mirada o expresión de su cara es capaz de transmitir sensaciones muy concretas, tremendo, desde luego mi favorito para el Oscar. Después está Clooney (Fred Friendly) que sabe perfectamente que es un secundario y que debe dejar el peso de la peli a Strathairn. A pesar de su gran presencia y de que estamos acostumbrados a que sea el prota, el tito Clooney hace un gran ejercicio de constricción que beneficia enormemente a la peli. También están presentes Robert Downey Jr. (Joe Wershba), magní­fico cuando se desintoxica, Patricia Clarkson (Shirley Wershba) o Jeff Daniels (Sig Mikelson) completando un gran plantel.

buenas-noches-y-buena-suerte-critica-2.gif
Edward Murrow dirigiéndose a su público.

Hay que tener en cuenta también que Buenas Noches, y Buena Suerte no se centra completamente en el tema de McCarthy y su caza de brujas, sino que además hace una crí­tica abierta a la televisión logrando que te plantees cuestiones presentes, ahora más que nunca, en éstos nuestros tiempos de telebasura. Éstas son algunas de las preguntas de difí­cil respuesta que me vinieron a la mente: ¿Por qué no culturizamos más a la gente a través del más increí­ble medio de comunicación que tenemos (con permiso de internet) en lugar de simplemente entretenerla o distraerla? ¿Realmente preferimos ver a Boris Izaguirre enseñando la minga o a Pepe insultando a la cara a su compañero de Gran Hermano en vez de un buen documental? ¿En qué punto se cruza el lí­mite y nos adentramos en la manipulación televisiva? ¿Quién debe decidir los contenidos de la tv? ¿Quizás la audiencia? ¿El dinero? ¿Un partido polí­tico? ¿El sentido común? Etc.

Aparte de todas estas ideas, es curiosa la paradoja que se plantea cuando observas la tremenda lucha que llevan a cabo Murrow y compañí­a en defensa de las libertades y después te das cuenta de que en la CBS no está permitido que dos trabajadores estén casados, eso sí­, todaví­a podí­an fumar en sus puestos de trabajo. A veces resulta graciosa la incoherencia del ser humano (frase pedante, lo sé).

Gran pelí­cula, inteligente, de bella factura y con mucha, mucha chicha. Mi candidata favorita para los Oscar en sus múltiples nominaciones, aunque conociéndolos me extraña que sea la ganadora, espero equivocarme. Pues lo dicho, buenas noches, y buena suerte.


George Clooney | George Clooney, Grant Heslov | David Strathairn, Robert Downey Jr., Patricia Clarkson, Ray Wise, Frank Langella, Jeff Daniels, George Clooney, Tate Donovan | Robert Elswit | Stephen Mirrione | Christa Munro | Grant Heslov | Marc Butan, Ben Cosgrove, Mark Cuban, Jennifer Fox, Chris Salvaterra, Jeff Skoll, Steven Soderbergh, Todd Wagner | Warner Independent Pictures, 2929 Productions, Participant Productions, Davis-Films, Redbus Pictures, Tohokashinsha Film Company, Section Eight, Metropolitan | Manga Films | 7 |

Críticas

la monja

Terror perezoso sostenido en un escenario terrorífico.

equalizer 2

Tu amigo y vecino Denzel.

Captura

La bestia domada.

mi6

Pillad palomítas.

ant-man-y-la-avispa

Aquí hemos venido por las risas.

Twitter

Podcast