Reportajes

UNIVERSO ALMODÓVAR

Pedro Almodóvar es sin duda el realizador español más importante de las últimas dos décadas, los estrenos de sus pelí­culas son auténticos acontecimientos a nivel mundial, su legión de admiradores es amplí­sima en varios paí­ses como Francia, Italia, Estados Unidos, Gran Bretaña o Japón y se ha convertido en uno de los directores más premiados de la actualidad, pero también es un cineasta que es odiado de la misma forma que es amado y sabe meterse en más de una polémica, todo esto forma parte del “Universo Almodóvar” y no se podrí­a entender a este cineasta sin conocer los elementos que forman parte de su universo.

00111.gif

¡Vaya plano!

LA MANCHA

Pedro Almodóvar nació en Calzada de Calatrava el 24 de septiembre de 1949, provincia de Ciudad Real, allí­ permaneció ocho años, hasta que su familia se trasladó a Extremadura. Calzada de Calatrava era a principios de los cincuenta, un pueblo de pocos ricos y muchos pobres. De lutos que se encadenaban durante décadas, motivo por el que hay tanto color en sus pelí­culas por una reacción que comenzó cuando estaba en el vientre de su madre que se pasó veinte años vestida de luto. De arrieros, como su padre, Antonio, que vendí­an aceite y vino en Sierra Moreno, desconcertados y empujados a la emigración porque los camiones y las carreteras acababan con las mulas. Almodóvar creció escuchando a su madre, a las vecinas, a sus hermanas en el taller de costura, a sus tí­as, que contaban historias que le horrorizaban, como los suicidios de las mujeres que se tiraban al pozo, ya desde ese momento tendí­a a darle la vuelta a las cosas y fueron surgiendo las primeras historias. Cuando su familia se trasladó a Cáceres estudió el bachillerato elemental y superior con los padres salesianos y los franciscanos. Almodóvar tení­a tan claro que querí­a marcharse del pueblo que sus primeras pelí­culas son una reacción a todo lo que habí­a vivido antes, su primer regreso a La Mancha se produce con La Flor de mi Secreto, Leo Mací­as, el personaje que interpretaba Marisa Paredes, se refugia en su pueblo, en la casa en la que viven su hermana y su madre, para intentar superar la depresión provocada por su crisis matrimonial. Pero el verdadero regreso de Almodóvar a La Mancha se produce con Volver, una cinta genuinamente manchega.

00112.gif

El personal babea con Penélope Glamour mientras que las demás ejercen el luto.

FAMILIA

Hijo de Antonio Almodóvar y de Francisca Caballero, tiene dos hermanas y un hermano (Antonia, Marí­a Jesús y Agustí­n). Su padre estuvo a punto de obligarle a entrar en la Guardia Civil cuando a los 16 años abandonó el hogar para trasladarse a Madrid, jamás entendió que su hijo quisiese convertirse en director de cine, falleció en 1980, una semana antes de que Pepi, Luci y Bom y Otras Chicas del Montón se estrenase en el Festival de San Sebastián, antes de morir le pidió a Pedro, su hijo mayor, que se encargase de la familia, esta confesión la hizo un emocionado Almodóvar en una entrevista emitida recientemente en Canal + en la que se confesaba con el escritor Juan José Millás. Cumpliendo la promesa que le hizo a su padre, Almodóvar se convirtió en el motor de la familia, su madre y sus hermanos sí­ comprendí­an el mundo en el que realizador querí­a vivir, Agustí­n es su mano derecha, el productor de sus pelí­culas y es normal verle haciendo cameos, su madre fue su musa y participó en varios tí­tulos ¿Qué He Hecho Yo Para Merecer Esto?, Mujeres al Borde de un Ataque de Nervios, ¡Átame!, Kika, falleció en 1999, después del estreno de Todo Sobre Mi Madre, sus hermanas han sido fuente de inspiración para el realizador y él las considera coguionistas de algunos de sus tí­tulos, pero sobre todo de Volver. El realizador siempre llama a sus hermanas cuando recibe un premio y todos recordamos su discurso en los Oscars del año 2000 cuando comentó la campaña que realizaron encomendándose a diferentes santos.

00113.gif

I’ll give the thanks to my mother!

LLEGADA A MADRID, EL COMIENZO DE LA MOVIDA Y LOS PRIMEROS ÉXITOS

A los 16 años, solo y sin un duro se traslada a Madrid con un objetivo, convertirse en realizador de cine. No le es posible matricularse en la Escuela Oficial de Cine, ya que Franco acababa de cerrarla. Pero este no fue motivo para que Almodóvar cumpliera su sueño, no tendrí­a la oportunidad de aprender el lenguaje (la forma), pero sí­ de aprender el fondo, y se dedica a vivir. A finales de los sesenta, a pesar de la dictadura, Madrid supone para un adolescente provinciano la ciudad de la cultura y la libertad. Realiza múltiples y esporádicos trabajos, como vender en un rastro, pero no puede comprarse su primera cámara de súper 8 hasta conseguir un empleo serio en la Compañí­a de Telefónica Nacional de España, en donde permanece doce años como auxiliar administrativo, el realizador confiesa que cuando se compró su primera cámara, que conserva como si fuese su mayor tesoro al igual que la maleta de madera con la que salió del pueblo y se trasladó a Madrid, y supo darle al botón para grabar se convirtió en director de cine. Estos años suponen su verdadera formación. Por la mañana está en contacto con una clase social que de otro modo no habrí­a conocido tan a fondo, es decir, la clase media española en el inicio de la época del consumo, sus dramas y sus miserias serán todo un filón para el futuro narrador. Por la tarde-noche escribe, ama, hace teatro con el grupo Los Goliardos, donde conoce a una joven Carmen Maura, rueda pelí­culas en Súper 8, Film Polí­tico (1974), Dos Putas, o Historia de Amor que Termina en Boda (1974), El Sueño, o la Estrella (1975), Homenaje (1975), La Caí­da de Sodoma (1975), Blancor (1975) Tráiler de ¿Quién Teme a Virginia Wolf? (1976), Sea Caritativo (1976), Muerte en la Carretera (1976), Sexo Va, Sexo Viene (1977), Salomé (1978), Folle…Folle…Fólleme Tim (1978), los primeros de estos trabajos los realiza sin sonido él se encargará de dárselo durante las proyecciones. Colabora con diversas revistas underground. Escribe relatos, algunos de los cuales se publican. Forma parte del grupo punk-rock paródico “Almodóvar y McNamara” artí­fices de temas ultra-petardos como “Quiero ser mamá”, “Gran Ganga”, “Suck It to Me” o “Satanasa”. Con la llegada de la Democracia surge La Movida Madrileña, un grupo de jóvenes que no se sienten identificado con ninguno de los grupos culturales que surgieron en España después de la Dictadura Franquista, se vuelcan en la música, el cine, la fotografí­a, la pintura, el arte en definitiva, son los nuevos románticos, los de la nueva, ola, los de la movida, Almodóvar se convierte en uno de sus estandartes y es uno de sus grandes supervivientes junto con Alaska, ya que muchos se quedaron en el camino por culpa de los excesos de la época.

00114.gif

La evolución de la especie.

La llegada al largometraje llegarí­a en 1980 con Pepi, Luci y Bom y Otras Chicas del Montón, una historia protagonizada por tres mujeres, Carmen Maura, Alaska y Eva Siva y que fue rodando cada vez que tení­a dinero para sacar el proyecto adelante durante los fines de semanas, el rodaje duró más de un año y se gastaron 500.000 pesetas, se estrenó en el Festival de San Sebastián de 1980, en el momento de su pase nadie supo cómo tomarse aquélla historia, aún así­ la cinta se convirtió en una pelí­cula de culto, estuvo en los circuitos independientes y posteriormente en los cines Alphaville de Madrid donde se proyectó durante cuatro años en sesiones nocturnas. A partir de este momento el cine se convierte en su segunda naturaleza, abandonado definitivamente su trabajo en la compañí­a telefónica, se dedica a escribir y dirigir y vive lo suficiente para poder seguir inventándose historias que estén vivas. En 1982 llegarí­a el estreno de Laberinto de Pasiones, su primer encuentro con Antonio Banderas, esta cinta fue muy bien recibida por el público y Almodóvar ya se convirtió en todo un referente del nuevo cine español. Los éxitos de sus siguientes tí­tulos, Entre Tinieblas, ¿Qué He Hecho Yo Para Merecer Esto? – su primera obra maestra – y Matador fueron ascendentes y estas dos últimas cintas fueron claves para el inicio de su éxito fuera de nuestras fronteras, por Matador comenzó a ser premiado en Estados Unidos.

EL DESEO Y SUS GRANDES ÉXITOS

Harto de buscar financiación para sus proyectos, su última experiencia con un productor fue con Andrés Vicente Gómez con el filme Matador no fue nada buena y se labró una enemistad que dura prácticamente hasta la actualidad, montó su productora con su hermano Agustí­n y la bautizaron El Deseo, en honor al primer tí­tulo producido, La Ley del Deseo. Su primer tí­tulo rodado en absoluta libertad, tal y como él ha confesado, y el resultado fue una auténtica obra maestra, con interpretaciones que hacen época, Antonio Banderas, Eusebio Poncela y sobre todo Carmen Maura dan un auténtico recital. Con este tí­tulo llegan definitivamente los premios, dentro y fuera de nuestras fronteras. Con su siguiente tí­tulo Mujeres al Borde de un Ataque de Nervios llega la consagración internacional, es por primera vez candidato al Oscar. Con sus siguientes tí­tulos Átame, Tacones Lejanos, Kika, La Flor de mi Secreto, Carne Trémula consigue que su legión de admiradores sea cada vez más extensa fuera de nuestras fronteras, y con Todo Sobre Mi Madre, Hable con Ella llega definitivamente el reconocimiento internacional con dos Oscars. Hable con Ella y La Mala Educación se convirtieron en dos auténticos éxitos internacionales, superando al éxito cosechado en nuestro mercado.

00115.gif

¡¡Tengo hambre de más éxitos!!

Con El Deseo los hermanos Almodóvar han producido cintas de otros jóvenes realizadores, han sido los padrinos de Alex de la Iglesia, vieron su corto Mirindas Asesinas y le produjeron su ópera prima Acción Mutante en el año 1993. Tras el éxito que obtuvo Daniel Calparsoro con su primera cinta, Salto al Vací­o, El Deseo produjo su segunda pelí­cula, Pasajes, en 1996, también apoyaron el debut de Mónica Laguna, Tengo una Casa,  estrenada en 1996. En 2001 produjeron la primera incursión de Guillermo del Toro en el cine español produciendo la muy notable El Espinazo del Diablo. Félix Sabroso y Dunia Ayaso, dos de los herederos de la primera época de Almodóvar han contado con el apoyo de la productora del realizador manchego, realizando Descongélate y la serie para TVE Mujeres. También han apoyado a realizadores latinoamericanos, el 2001 produjeron La Fiebre del Loco de Andrés Wood, y en 2004 llegaron Los Sin Tierra un documental realizado por Miguel Barros y La Niña Santa un filme dirigido por la realizadora de La Ciénaga, Lucrecia Martel. Pero El Deseo está indudablemente unido a los dos últimos tí­tulos realizados por Isabel Coixet, Mi Vida Sin Mí­ de 2003 y La Vida Secreta de las Palabras de 2005, el primero se convirtió en todo un éxito internacional, sobre todo en Japón donde fue un auténtico fenómeno con intención de realizarse un remake y una serie de televisión, el segundo, aparte de ser muy bien recibido en todos aquellos lugares en los que se ha presentado, ha sido la gran sorpresa del año ya que fue la pelí­cula triunfadora en la pasada edición de los Goyas, donde Agustí­n Almodóvar se llevó el Goya por la mejor pelí­cula del año.

LAS CHICAS ALMODÓVAR

Joaquí­n Sabina decí­a “Yo quiero ser una chica Almodóvar, como la Maura, como Victoria Abril, un poco lista, un poquití­n boba, ir como Madonna en una limousine” con esto hací­a alusión a todas aquéllas jóvenes actrices que tení­an la ilusión de trabajar con Pedro Almodóvar. El cineasta es como lo fue George Cukor un director de actrices, la mayorí­a de sus historias están protagonizadas por las mujeres y es un gran creador de personajes femeninos. Son muchas las actrices que se han convertido en “Chica Almodóvar” pero son muy pocas las que han marcado definitivamente al realizador y que han visto cómo sus carreras adquirí­an dimensiones estratosféricas.

chicas-almodovar.jpg

Mis chicas favoritas.

CARMEN MAURA. Es la chica Almodóvar por excelencia, su primera musa. Director y actriz se conocen a finales de los años 70 gracias al grupo teatral Los Goliardos, en donde el realizador hizo sus pinitos como actor profesional. Maura comenzó a trabajar en teatro en la década de los setenta, con la oposición familiar y una vez separada de su esposo se dedicó de lleno a la interpretación. Durante la década de los setenta trabaja con directores como Pilar Miró, Jaime de Armiñán, Carlos Saura, Fernando Colomo, con quien rodarí­a Tigres de Papel. En 1978 Almodóvar y Maura ruedan Folle…Folle…Fólleme Tim, un mediometraje, ese mismo año ambos se unirí­an a Félix Rotaeta, otro actor de Los Goliardos que posteriormente se dedicarí­a a la dirección y que falleció en 1994, para conseguir el dinero y el material con el que rodarí­an Pepi, Luci y Bom y Otras Chicas del Montón, consiguieron medio millón de pesetas y varios amigos que trabajaron voluntariamente en el proyecto, la pelí­cula se rodaba durante los fines de semana y hubo semanas en las que no se rodaba nada porque faltaba dinero o material, uno puede darse cuenta de los parones sufridos por el rodaje viendo los cambios de peinado que lucí­a la Maura. La pelí­cula se estrenarí­a en 1980. Tres años después llegarí­a Entre Tinieblas, la historia de una joven yonqui que decide rehacer su vida en un monasterio tras producirse la muerte de su novio por sobredosis, ahí­ se encontrarán a unas monjas peculiares ya que éstas son unas auténticas politoxicómanas. Una curiosidad sobre este rodaje, en el film intervení­a un tigre, un buen dí­a el animal atacó a una chica que formaba parte del equipo técnico, resulta que esta muchacha tení­a el perí­odo y despertó los instintos del felino, el realizador deseoso de captar la atención de la prensa convenció al jefe de prensa de la cinta para que se pusiera en contacto con la revista Hola, pero con Carmen Maura como atacada por el tigre, el resultado un reportaje de Carmen Maura supuestamente recuperándose de semejante ataque posando con Pedro Almodóvar. En 1984 Maura protagonizarí­a ¿Qué He Hecho Yo Para Merecer Esto?, con esta cinta ambos comienzan a llamar la atención en los mercados internacionales, los crí­ticos hablan maravillas de la cinta y en especial del trabajo de Carmen Maura que realiza una interpretación magistral como ama de casa desesperada. En 1986 rodarí­an juntos Matador, en la cinta Maura realiza un papel secundario ya que los grandes protagonistas son Antonio Banderas, Assumpta Serna y Nacho Martí­nez. Un año después Almodóvar le ofrece un regalo a Maura, interpretar a Tina Quintero, un transexual, testigo de la relación tormentosa de su hermano Pablo, un director de cine, con un admirador, Antonio, que terminará en tragedia, la actriz realiza una interpretación prodigiosa. En 1988 director y musa rodarí­an Mujeres al Borde de un Ataque de Nervios, y las cosas cambian, la actriz y el director ya no se entienden, el rodaje fue pura tensión, Maura llegó a afirmar años después que aunque considera que hace un gran trabajo en la cinta cada dí­a para ella era un suplicio ya que llegaba al plató con un nudo en la garganta y era raro el dí­a en el que no acababa llorando y él la machacaba por ello. La pelí­cula en su momento de estreno fue un auténtico éxito, Maura conseguirí­a su primer Goya a la mejor actriz por su interpretación de mujer abandonada premio que también recibe de la Academia de Cine Europeo. La pelí­cula serí­a candidata al Oscar a la mejor pelí­cula en lengua no inglesa, el director acudió con varias personas a la gala incluida la protagonista de su cinta pero en la ceremonia el director no quiso que sentaran a su lado a Carmen Maura, Almodóvar no ganó el Oscar y en la noche de los Oscars perdió a su musa. Un año después director y musa coincidirí­an en una ceremonia de los Goyas, ella presentaba la gala y él, que acababa de presentar Átame en el Festival de Berlí­n acudió a la ceremonia como presentador con un trozo del muro de Berlí­n, y le pronunció la siguiente frase con el fin de hacer las paces en público “Si los alemanes han acabado con un muro que les separaba durante 40 años por qué nosotros no podemos derribar el muro que nos separa”, la actriz sabedora de que el director lo que pretendí­a era atraer la atención de las cámaras aceptó el trozo de muro sin más y besó a su antiguo director sin mostrar ápice de entusiasmo. Pasarí­an 10 años hasta su reconciliación, el motivo, una reunión organizada por la revista Cinemaní­a con motivo de la celebración del 20º aniversario del estreno de  Pepi, Luci y Bom y Otras Chicas del Montón, el tiempo ha pasado y ya no se guardan rencor. Almodóvar y Maura se muestran afecto en público en varias ocasiones en los siguientes años, como en los Goyas del 2000 o durante la inauguración del Festival de Cannes en el año 2004, y el reencuentro definitivo entre el director y la actriz se produce en el 2005 gracias a Volver, un tí­tulo sin duda que tiene más de un significado.

CECILIA ROTH. En su Argentina natal debutó como actriz a mediados de la década de los setenta, antes de exiliarse en España con su familia tras la dictadura militar. Se instala en Madrid y logra trabajar con directores como José Luis Garci en la cinta Las Verdes Praderas y con Pedro Masó en La Familia Bien, Gracias. Pero es en los inicios de la década de los ochenta cuando Cecilia Roth, o Rotemberg Rot, se convierte en parte de la clase aristocrática de La Movida, su hermano menor, Ariel, formaba parte de Tequila, y ella protagoniza una de las obras cumbres de la historia del cine reciente, Arrebato, dirigida por Iván Zulueta en 1980. Es durante esta época cuando se produce el encuentro con Pedro Almodóvar, participó en su primera cinta Pepi, Luci y Bom y Otras Chicas del Montón, y fue la protagonista de Laberinto de Pasiones, otras cintas del realizador en las que intervino fueron Entre Tinieblas y ¿Qué He Hecho Yo Para Merecer Esto?, en la que también puso su granito de arena en el departamento de vestuario. Regresó a Argentina y allí­ se transformó en una excelente actriz, llegando a ser considerada como una de las mejores actrices de su paí­s. A España regresa de la mano de Adolfo Aristarain con Martí­n (Hache) en 1997, una coproducción entre España y Argentina, por su impresionante trabajo en esta cinta gana su primer Goya a la mejor actriz, meses después de recibir este galardón, Almodóvar le harí­a un regalo, el papel de Manuela, en Todo Sobre Mi Madre, en donde realiza sin duda el mejor trabajo de su carrera. Por este trabajo recibirí­a el premio Europa a la mejor actriz, su segundo Goya y el Fotogramas de Plata, no fue candidata al Oscar a la mejor actriz, Sony hizo campaña por ello, pero para los crí­ticos norteamericanos habí­a realizado uno de los mejores trabajos del año. Su última colaboración con Almodóvar fue en Hable con Ella donde realiza un cameo. Durante los primeros meses del 2005 se habló de Cecilia Roth como una de las protagonistas de Volver pero no pudo ser, ojalá que Roth y Almodóvar se vuelvan a reunir en un futuro no muy lejano.

VICTORIA ABRIL. Ya era una estrella en España y comenzaba a serlo en Francia cuando en 1987 participó haciendo un cameo en La Ley del Deseo, dos años después el realizador la convertirí­a en su nueva musa, tras la sonada pelea con Carmen Maura, el primer trabajo como tal fue ¡Átame!, en la que interpretaba a una estrella del porno que es secuestrada por un admirador y que bajo el sí­ndrome de Estocolmo vive una tórrida relación con él, por este trabajo serí­a candidata al Goya. Abril también serí­a la protagonista de la siguiente cinta de Almodóvar, Tacones Lejanos, en la que interpreta a una periodista, hija de una antigua diva de la canción, que acaba en la cárcel cuando confiesa haber matado a su marido. Su última colaboración con el director se produjo en Kika, en la que dio vida a Andrea Caracortada, una agresiva periodista televisiva especialista en ofrecer carnaza a los espectadores. Gracias a estos trabajos despertó el interés de Hollywood, participó en Jimmy Hollywood, una cinta dirigida por Barry Levinson y protagonizada por Joe Pesci, Levinson le ofreció un papel en Acoso, en donde interpretarí­a a una abogada, pero no lo aceptó, a la malagueña no le gustó nada la experiencia americana y se centró en Europa, especialmente en Francia. No ha habido más colaboraciones entre la actriz y el director porque no han surgido los personajes para ella.

MARISA PAREDES. Fue Carmen Maura quien propició el primer encuentro entre Paredes y Almodóvar, en 1983 se convertirí­a en una de las monjas politoxicómanas de Entre Tinieblas. Ocho años después llegarí­a Tacones Lejanos, donde se meterí­a en la piel de Becky del Páramo, una antigua diva del pop que intenta recuperar el tiempo perdido con su hija antes de que sea demasiado tarde, su trabajo en esta cinta es memorable y ganarí­a entre otros el Premio Sant Jordi a la mejor actriz española y el Premio de la Unión de Actores. En 1995 protagonizarí­a La Flor de Mi Secreto, en donde daba vida a Leo Mací­as, una escritora de novelas rosa que intenta escapar de una crisis matrimonial y existencial y huye a su pueblo donde se encuentra con su madre y su hermana, en esta cinta realiza un trabajo soberbio, el fallecido Guillermo Cabrera Infante dijo de ella que recordaba a la mejor Joan Crawford, la actriz es candidata al Goya y recibe de nuevo el Premio Sant Jordi y varios premios fuera de España. En 1999 da vida a Huma Rojo en Todo Sobre Mi Madre una actriz lesbiana enganchada a su compañera de reparto tanto como su amante al caballo, de nuevo realiza un magní­fico trabajo, injustamente no fue candidata al Goya, pero por este trabajo recibió galardones fuera de España y los crí­ticos norteamericanos consideraron su trabajo como uno de los mejores del año. La última colaboración fue en Hable con Ella donde realizó un cameo.

PENÉLOPE CRUZ. A los 14 años vio en el cine ¡Átame! y tomó dos decisiones, la primera que querí­a dedicarse a la interpretación y la segunda que harí­a lo imposible para llamar la atención de Pedro Almodóvar. Así­ fue, con tí­tulos como Jamón, Jamón o Belle Epoque se convirtió en la sensación de la recién nacida década de los noventa y el realizador manchego se declaró fan de la actriz. La primera colaboración llegarí­a con Carne Trémula, en 1997, donde Penélope daba vida a una parturienta que se ve obligada a dar a luz en un autobús, este trabajo supo a poco a los dos, y en la próxima cinta del realizador Todo Sobre Mi Madre darí­a vida a una de sus protagonista, Marí­a Rosa, una monja que ayuda a los toxicómanos y que se queda embarazada de un transexual yonqui que le contagia de SIDA. Penélope que ya comenzaba en esta época su carrera en Estados Unidos realiza uno de sus mejores trabajos. Dice de Almodóvar que es como su segunda madre y ella fue la encargada de entregarle su primer Oscar, aún nos duelen los oí­dos cuando intentamos recordar ese momento. La actriz se ha convertido en la nueva musa del realizador que dice que tiene varios guiones escritos por y para ella, además de protagonizar Volver será con toda probabilidad la protagonista de la siguiente pelí­cula que ruede Almodóvar y es que nadie duda que con él y con Fernando Trueba ha realizado sus mejores interpretaciones.

No nos podemos olvidar de: Chus Lampreave, sin duda alguna el alter ego de la madre de Almodóvar, esta magní­fica actriz ha realizado colaboraciones de lujo en cintas como Entre Tinieblas, ¿Qué He Hecho Yo Para Merecer Esto?, Matador, Mujeres al Borde de un Ataque de Nervios, La Flor de Mi Secreto – trabajo por el que optó a un Goya- Hable con Ella y Volver. Kiti Manver, ha trabajado con el realizador en Pepi, Luci y Bom y Otras Chicas del Montón, ¿Qué He Hecho Yo Para Merecer Esto?, Mujeres al Borde de un Ataque de Nervios y La Flor de mi Secreto. Julieta Serrano, ha participado en Pepi, Luci y Bom y Otras Chicas del Montón, Entre Tinieblas, Matador, Mujeres al Borde de un Ataque de Nervios, y ¡Átame!. Verónica Forqué intervino en ¿Qué He Hecho Yo Para Merecer Esto?, realizó un breve trabajo en Matador y fue la protagonista absoluta de Kika, trabajo que le hizo ganar un Goya. Rossy de Palma, una de las chicas Almodóvar por excelencia, ha trabajado con el realizador en tí­tulos como La Ley del Deseo, Mujeres al Borde de un Ataque de Nervios, ¡Átame!, Kika y La Flor de mi Secreto por estos dos últimos trabajos ha sido candidata al Goya. Marí­a Barranco, se dio a conocer gracias a Mujeres al Borde de un Ataque de Nervios por el que ganarí­a su primer Goya y el Premio Sant Jordi, en la siguiente pelí­cula del realizador ¡Átame! realizarí­a una breve intervención. Loles León, llamarí­a la atención del realizador y el resultado fue un pequeño papel en Mujeres al Borde de un Ataque de Nervios, en ¡Átame! interpretarí­a a la hermana de Victoria Abril y conseguirí­a su primera candidatura al Goya, su última colaboración con Almodóvar serí­a en Hable con Ella en donde interpretaba a una incisiva periodista. Bibiana Fernández cuando se llamaba Bibi Andersen participó en Matador, La Ley del Deseo, Tacones Lejanos y Kika. Antonia San Juan, la Agrado de Todo Sobre mi Madre que la hizo candidata al Goya. Candela Peña otra candidata al Goya por Todo Sobre mi Madre que le agradece al director haberle dado por fin un papel de borde sin causa. Rosario Flores, sólo ha participado en Hable con Ella pero Almodóvar pretendí­a que ella fuese la protagonista de ¡Átame! ya que siempre ha estado fascinado por la actriz y cantante pero ella rechazó la oferta ya que le parecieron muy escandalosas ciertas escenas. Leonor Watling, protagonista de Hable con Ella y realizó un cameo en La Mala Educación pero todo parece indicar que será de las habituales en la filmografí­a del director en el futuro. Mariola Fuentes, el director confiesa que se ha convertido en una de sus actrices favoritas, la ha dirigido en Carne Trémula y en Hable con Ella. Lola Dueñas, interpretó a una enfermera en Hable con Ella y obtiene mayor protagonismo en Volver, todo parece indicar que también se prolongará la colaboración con el director. Me dejo muchas más como Cristina Marcos, que fue candidata al Goya por Tacones Lejanos, Mí­riam Dí­az Aroca, Assumpta Serna (premio Sant Jordi a la mejor actriz por Matador), Ángela Molina, candidata al Goya por Carne Trémula, o Eva Cobo, Rosa Marí­a Sardá… pero he pretendido citar sólo a las que se han convertido en habituales en la filmografí­a de Pedro Almodóvar o aquéllas que han realizado trabajos memorables en sus cintas.

LOS CHICOS ALMODÓVAR

De Pedro Almodóvar siempre se ha dicho que ha preferido contar historias protagonizadas por mujeres y que disfruta más dirigiendo a las actrices que los actores, pero esto no es del todo cierto, La Ley del Deseo, Carne Trémula, Hable con Ella y La Mala Educación son historias en donde el peso de la acción la llevan los actores y son tí­tulos en los que el director ha demostrado que tiene muy buena mano para dirigir a los intérpretes masculinos. Al igual que las “Chicas Almodóvar” son muy pocos los actores que han marcado la filmografí­a del realizador.

00117.gif

Los que mejor han funcionado.

ANTONIO BANDERAS. Es sin duda alguna el chico Almodóvar por excelencia, gracias a Almodóvar se ha labrado una carrera internacional. Su primer encuentro con el realizador se produjo en el inicio de la década de los ochenta cuando el actor hizo una sustitución en una obra de teatro, Almodóvar fue ese dí­a al teatro y le llamó la atención aquél actor sobretodo sus piernas y le propuso un papel en su próxima pelí­cula, Laberinto de Pasiones, estrenada en 1982. Años después cuando Antonio Banderas obtiene uno de sus primeros éxitos, La Corte del Faraón, vuelve a coincidir con el realizador en Matador, donde interpretarí­a a un joven reprimido por la religión y su madre que se ve implicado en unos misteriosos sucesos, por este trabajo es candidato al Goya, el siguiente tí­tulo serí­a La Ley del Deseo, en donde interpreta a un admirador de un conocido director de cine que se convierte en su posesivo amante, aquí­ Banderas realiza un magní­fico trabajo y recibe el Premio Sant Jordi al mejor actor español. Gracias a Mujeres al Borde de un Ataque de Nervios, su próxima colaboración con el cineasta, es reclamado por Hollywood y Madonna le habí­a calificado como el hombre con más morbo del mundo, su última colaboración antes de pisar la meca del cine fue en ¡Átame!, en donde interpreta al admirador que secuestra a la mujer que ama, por este trabajo obtendrí­a una nueva candidatura al Goya y serí­a premiado fuera de España. Estuvo a punto de ser el protagonista de Tacones Lejanos pero prefirió protagonizar Los Reyes del Mambo, siempre se ha hablado de un proyecto pendiente entre el actor y el director, uno de ellos Tarántula junto a Penélope Cruz, pero no parece llegar.

EUSEBIO PONCELA. Sin duda se convirtió en uno de los actores emblemáticos de la década de los ochenta, sólo ha tenido dos colaboraciones con Pedro Almodóvar, la primera serí­a en Matador, en donde investigarí­a al Juez que lleva la instrucción sobre los asesinatos cometidos por un misterioso asesino en serie, pero sin duda donde realiza un trabajo memorable es en La Ley del Deseo, en donde da vida a un director de cine de éxito, que bien podrí­a ser alter ego de Pedro Almodóvar, que vive una relación tormentosa con un misterioso admirador que termina en tragedia. Por este trabajo recibirí­a excelentes crí­ticas pero desgraciadamente no serí­a premiado. Su relación con Pedro Almodóvar no acabó nada bien.

JAVIER CÁMARA. En 2001, cuando era una estrella televisiva gracias a 7 Vidas, le llamaron de El Deseo, su prima es Paz Sufrategui la agente de prensa de la productora de los hermanos Almodóvar, el realizador no tení­a ni idea de quién era Javier Cámara pero le gustó mucho cuando le hizo una prueba para interpretar a Benigno, el paciente enfermero enamorado que cuida de una joven que lleva cuatro años en coma, en Hable con Ella. El actor realiza un soberbio trabajo en la cinta y es candidato al Goya al mejor actor, además recibe el Premio Europa concedido por el público y Sony le propuso como aspirante a candidato al Oscar, no lo logró pero la crí­tica lo situó como uno de los mejores actores del año. Su siguiente colaboración serí­a en La Mala Educación en donde interpretaba a un memorable transexual, por este trabajo recibió el premio de la Unión de Actores. Es sin duda alguna uno de los mejores actores dirigidos por Almodóvar y uno de los mejores representantes de su nuevo cine y todo parece indicar que la colaboración será fructí­fera en el futuro.

No nos podemos olvidar de: Imanol Arias, protagonista de Laberinto de Pasiones y el causante de la crisis de Marisa Paredes en La Flor de Mi Secreto, Javier Bardem, protagonista de Carne Trémula y candidato al Goya por este trabajo, José Sancho ganador del Goya por Carne Trémula, Gael Garcí­a Bernal, protagonista de La Mala Educación, Lluis Homar, espléndido en La Mala Educación, Fele Martí­nez que protagoniza uno de los momentos más memorables de Hable con Ella y es el protagonista de La Mala Educación. Eloy Azorí­n, el hijo de Todo Sobre mi Madre, Darí­o Grandinetti, protagonista de Hable con Ella. Son muchos los actores que han sido chicos Almodóvar pero estos son los que mejores resultados han dado.

CHIC@S ALMODÓVAR

A Almodóvar le encanta ver a un hombre vestido de mujer, esto es al menos lo que podemos decir cuando vimos a Miguel Bosé interpretando en Tacones Lejanos a un Juez que por las noches se convierte en Letal, un transformista que actúa en un club y que interpreta temas de una antigua diva de la canción, Becky del Páramo. Posteriormente vimos en Todo Sobre mi Madre a Tony Cantó vestido de mujer, interpretando al ex marido de Manuela, un transexual yonqui, solo tiene una escena en la pelí­cula y por este trabajo le dieron el YoGa a la peor actriz. Otro que se probó la peluca y las medias de seda fue Gael Garcí­a Bernal en La Mala Educación, por cierto, Bernal como mujer ¿no recuerda a un cruce entre Juliette Lewis y Julia Roberts?

00118.gif

Mis chic@s

Continuación.

Mary Carmen Rodrí­guez

Soy iconódula y oscarnallóloga.

  • http://kwyjibo.host.sk Asdrubal7

    Hable con ella y Volver las vi hace muy poco pero Mujeres al borde de un ataque de nervios la vi tan de pequeño que no recuerdo casi nada, solo el batido de Zumo de tomate y tranquimazí­n que se pimplaba Rosi de Palma, si es que era Rosi de Palma.

    Creo que mi preferida es Hable con ella, por motivos obvios, por el corto del “hombre menguante” (El cachondeo que formó Almodovar cuando contó que tuvo que fabricar un clí­toris enorme en “Lo más plus” puedes imaginártelo)
    Porque es de esas pelí­culas con estrella en las que todo funciona bien, incluso la novata Rosario Flores esta en su sitio.

    Tengo que ver alguna peli más antigua suya, pero me da la sensación de que ha mejorado con el tiempo.

    De Javier Cámara y Leonor Watling mejor no hablo.

  • http://www.lashorasperdidas.com Mary Carmen Rodrí­guez

    Lo escribí­ el año pasado Asdrubal77 con motivo del estreno de Volver, me alegro de que lo hayas descubierto, no sé si habrás leí­do su segunda parte. Hable con ella yo soy una gran defensora de esta pelí­cula a mí­ me cautivó y la tuve durante dí­as en la mente. Mis favoritas son ¿Qué he hecho yo para merecer esto?, La ley del deseo, Mujeres al borde de un ataque de nervios, Todo sobre mi madre, Hable con ella y Volver.

  • http://kwyjibo.host.sk Asdrubal7

    ¿De donde ha salido este reportaje?

    No lo vi por ningún lado.

    Muy gracioso el punto de chic@s y comparto tu opinión sobre el parecido de Gael Garcia y Lewis/ Roberts.

    Yo he visto sobre todo las últimas pelis del señor Manchego.

    Personalmente me sorprende como remontó el vuelo cuando la crí­tica se lo comí­a con Kika, La Flor de mi secreto y la horrible Carne Trémula con un Liberto Rabal que se merece donde esta ahora, en el olvido por mal actor.

    Y lo que me sorprendió fue Hable con ella, las actuaciones de los protagonistas y la serenidad del filme machacaban el cliché de “putas y maricones” que arrastra desde hace mucho tiempo (y con razón)

    No soy un apasionado de Almodovar y de su primera etapa solo he visto Mujeres al borde de un ataque de nervios.
    Pero en la actualidad hay que admitir que trabaja muy bien sus pelí­culas.

    Me quedo con sus tí­tulos de Crédito y Posters, auténtico arte.

Críticas

liga de la justicia

Cuando el remedio es peor que la enfermedad.

marrowbone

La losa de la lógica.

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

Twitter

Podcast