Críticas

BIENVENIDO A CASA

Que el cine español anda de capa caí­da es una opinión muy extendida, al menos visto lo visto hasta hace cosa de un par de meses. Desde entonces nos ha venido Almodóvar, como siempre, a sacarnos de pobres y con una estupenda pelí­cula. Detrás suyo la nueva gran promesa, Daniel Sánchez Arévalo, con AzulOscuroCasiNegro, y ahora es el turno de David Trueba y una pelí­cula mucho más pequeña que la anterior pero realmente recomendable. El año 2006 pinta muy distinto al pasado 2005 y aún no hemos visto Alatriste.

Poco he visto yo del pequeño de los hermanos Trueba al margen de Bienvenido a Casa (la peli que nos ocupa) y La Buena Vida, su debut en el cine, pero me basta para saber que es un tipo dotado para el cine y capaz de contar estupendas historias.

En este caso nos presenta a Samuel (Alejo Sauras), un joven fotógrafo que nada más irse a vivir con su novia (Pilar López de Ayala) y conseguir un trabajo en una revista, recibe la noticia de que va a ser padre. A partir de ese momento y ayudado por los dudosos consejos de sus compañeros de trabajo, se ve inmerso en una espiral de dudas y pánico frente a su inminente y nueva responsabilidad. ¿Sabrá reaccionar y madurar a tiempo? De eso va esta pelí­cula.

01521.gif 

Madre y… ¿padre?.

Como bien ha dicho David Trueba, hoy existe un excesivo culto a la juventud que hace mirar con recelo todo lo que suponga aceptar responsabilidades y el paso del tiempo, cuando lo cierto es que ni la juventud es algo tan grandioso, ni lo que viene después es responsabilidad, decrepitud y apalancamiento. Simplemente las cosas son como son, con su lado bueno y sus inconvenientes y eso es lo que trata de mostrar esta pelí­cula. Y lo consigue a base del proceso de maduración express de su protagonista contrastado con una panda de secundarios con marcadas taras emocionales y/o racionales, a menudo ridí­culas, que podrí­amos reconocer en mucha gente que vemos cada dí­a: el macarra mujeriego, el personaje pesimista y fatalista, el tipo antisistema por sistema (de estos los hay a patadas) y similares…

Alejo Sauras ha tenido que sacar adelante un papel que a pesar de que se corresponde con su edad, se aleja mucho de lo que le hemos visto hasta ahora en televisión (adolescentes de 25 años). El cambio de registro no le ha salido mal, pero es complicado resolver de forma redonda un personaje que se pasa la peli como un pasmarote sin terminar de reaccionar a la velocidad que los acontecimientos le exigen. El resultado es que Samuel, ensimismado en sus problemas, queda en un segundo plano cada vez que otro persoaje aparece en pantalla, así­ hasta el último cuarto de pelí­cula, cuando el personaje comienza a reaccionar. De todas formas sigo viendo a Sauras mucho más dotado para la comedia pura, como su papel en Los Serrano, aunque tiempo al tiempo, es un buen comienzo. Pilar López de Ayala se come la pantalla cada vez que sale y eso que tiene un protagonismo mucho menor del que imaginaba, ya que es la historia de él la que se cuenta. Ella emociona y provoca en el espectador lo mismo que en el protagonista. El resto del plantel tiene papeles muy a su medida y donde todos sin excepción clavan sus personajes (guiño al genial Carlos Tapia incluido), hasta Javivi, actor que casi siempre ha estado para hacer de tartamudo (independientemente de cual fuera su personaje), motivo por el que nunca me lo he tomado muy en serio, y al que por fin veo con un papel en condiciones que además ha hecho estupendamente.

 01522.gif

“Te voy a hacer unas foticas.”

La pelí­cula al final es una mezcla de comedia y drama muy compensada, sin cargar las tintas en ninguna de las dos cosas y que salvo por un subtrama periodí­stica algo forzada pero que termina de justificar la evolución del protagonista, es una visión muy realista, divertida y emocionante de lo que un hombre debe asumir si quiere cambiar y no ser un eterno adolescente.

Me quedo de paso con una escena de amor de madre entre Sauras y Concha Velasco algo salida de tono pero que provocó carcajadas en toda la sala y con el personaje de un irreconocible Santiago Segura como repugnante “periodista del corazón”.

Y si no os gusta pues al menos escuchad a Trueba cuando salga en la radio o en la tele, es de esa gente que a parte de hablar con inteligencia (que no es lo mismo que pedanterí­a) tiene gracia el jodí­o.

 


David Trueba | David Trueba | Alejo Sauras, Pilar López de Ayala, Jorge Sanz, Ariadna Gil, Juan Echanove, Concha Velasco, Javivi, Vicente Haro, Julián Villagrán, Juana Acosta, Carlos Larrañaga | Juan Molina | Manolo Huete | Andrés Calamaro, Javier Limón | - | Cristina Huete, Teddy Villalba | Cristina Huete, Juan Carlos Haro | Fernando Trueba Producciones | Hispano Foxfilm | 7 |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

Críticas

liga de la justicia

Cuando el remedio es peor que la enfermedad.

marrowbone

La losa de la lógica.

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

Twitter

Podcast