Críticas

PLAN OCULTO

Un género es una putada. Apegarse a las normas de un determinado tipo de pelí­culas siempre suele ser un estorbo que impide desarrollar la voz del director, de ahí­ que en el cine existan los artesanos: especialistas en un estilo de pelí­cula determinado. Spike Lee nunca ha sido un artesano, y aun así­ se las apaña para que Plan Oculto, sea a la vez un thriller extremadamente recomendable que presenta algunas de las marcas de fábrica que le han convertido en uno de los mejores cineastas de nuestros tiempos.

Como thriller en sí­, Plan Oculto es muy correcto, a pesar de que no hace nada para renovar un género muy gastado, el de las pelí­culas de robos. El guión de Russell Gertwitz, el primero que escribe, presenta ideas muy originales e innovadoras, pero sigue siendo el mismo terreno de juego: ladrón superinteligente planea robo perfecto confundiendo a medio planeta sobre sus verdaderas intenciones mientras policí­a heroico da palos de ciego. No es nada nuevo, pero el reparto es muy sólido y la incertidumbre se mantiene a lo largo de todo el metraje, mientras se nos enseña la técnica del atraco y las muestras de inteligencia de los ladrones, en particular para deshacerse, por ejemplo, de los teléfonos móviles y, sobre todo, para lograr escapar del ejército de policí­as que se ha juntado en la puerta. Clive Owen nos lo advierte al principio de la pelí­cula: “el ‘qué’ no importa demasiado, el ‘cómo’ es la cuestión”.

01541.gif 

El ladrón más listo que el hambre.

El gran elemento original del atraco se centra en el personaje de Jodie Foster: una especie de homóloga neoyorquina del Sr. Roca de Marbella, es decir, no tiene cargo aparente pero posee enormes conexiones con la alcaldí­a para conseguir que no se revele el contenido de la caja fuerte del banco, que oculta mucho más que dinero. Su papel equilibra el enfrentamiento del film entre Dalton Russell y Keith Frazier e incorpora un elemento de suspense que no se habí­a visto muchas veces en este tipo de pelí­culas.

¿Puedes fallar con este reparto? Owen y Washington son los personajes más importantes del film, y reconforta ver como los dos se ciñen a lo que el papel les exige sin tener arrebatos de estrella. Sólo comparten plano en una escena, pero es más que suficiente para ver que existe un conflicto entre el metódico ladrón y el policí­a neoyorquino, que aprovechan los cinco minutos para ponerse al dí­a de sus cosillas personales en un diálogo que recuerda un poquito al de Pacino y De Niro en Heat, en plan coleguitas. En el caso de los secundarios, además del imperial Christopher Plummer, destacar a Willem Dafoe, más relajado que nunca y Chiwetel Ejiofor (que vale para todo: era el malo de Serenity) en plan compañero del prota.

01542.gif 

El poli tenaz.

Jodie Foster es un caso especial. Está genial en esta pelí­cula. Bueno, es genial en todas, pero aquí­ es especial: es el papel más complejo y con más chicha, pero Foster, particularmente en su última conversación con Plummer (el hombre que la contrata para preservar el contenido de la caja) sienta cátedra. Es uno de esos papeles de secundario con miga y la protagonista de La Habitación del Pánico realmente logra hacerse con un papel que apenas ha tocado en su vida: el de Cosmopolitan woman. Y el resultado es perfecto.

La aportación de Lee, a primera vista, parece muy obvia: un par de chistes de neoyorquinos, una referencia al 11-S y el empleo de la cámara “rodillo” (el personaje se mueve por el escenario subido sobre ruedas que nunca vemos; es un efecto empleado para separar al protagonista del espacio que le rodea). Sin embargo, la verdadera aportación de Lee es menos clara de lo que parece, y se aprecia en los dos aspectos: en primer lugar, en los diálogos. Nadie parece interpretar de verdad, y todo parece fruto de una enorme improvisación. Eso se ve sobre todo en un elemento innovador de la pelí­cula: los flash forwards en los que Washington y su colega hablan con los rehenes cuando ha terminado un atraco… que no sabemos exactamente cómo acaba. Muy ingenioso. Y algunos de los rehenes son muy divertidos y, claro, Lee no podrí­a dejar pasar la oportunidad: todos son de una raza o credo distintos, neoyorquinos hasta la médula.

Donde más se nota la mano de Lee es el centro del conflicto. No quiero desvelar nada, porque si os digo la verdad, Plan Oculto es una peli de robos… hasta la última media hora. Ojo con estos últimos 30 minutos porque el espectador puede descolocarse. El film no acaba cuando el robo concluye, sino que todaví­a quedan por atar algunos cabos. Sin profundizar mucho más, Lee aprovecha este momento para volver a atacar los conflictos entre los individuos, dejando la cuestión racial un poco apartada. Es algo que ha venido tocando desde La Ultima Noche: la diferenciación moral entre las personas, basándose en lo que son, no en el color de su piel, ni en su dinero “¿Eres muy joven para casarte?” – pregunta el ladrón. “No. Estoy muy arruinado”- contesta Washington. “Ah. Entonces no deberí­a importar.” – replica Owen.

01543.gif 

La hijalagranputa.

Total, que dentro de lo que hay ahora (cuando leáis esto habré visto V de Vendetta: temblad!) Plan Oculto es una gran opción. La gente en la sala respondí­a y hay buenos momentos de suspense manejados con ritmo y claustrofobia (gracias a la excepcional fotografí­a de Matthew Libatique, habitual colaborador de Aronofski) pero sobre todo, el triunfo personal de Spike Lee que demuestra moverse como pez en el agua entre las convenciones del género y saber aportar las dosis justas de su estilo sin rallar al espectador propio de este tipo de pelis. O sea, que Lee también sabe hacer pelis de palomitas. Este tí­o es un crack.

LO MEJOR: Cada cosa en su sitio, cada sitio en su lugar. Nada le falta, nada le sobra a este Pasacalle.

LO PEOR: Sólo es un thriller, bastante por encima de la media. Nada más.

 


Spike Lee | Russell Gewirtz | Denzel Washington, Clive Owen, Jodie Foster, Christopher Plummer, Willem Dafoe, Chiwetel Ejiofor, Carlos Andrés Gómez, Kim Director, James Ransone | Matthew Labatique | Barry Alexander Brown | Terence Blanchard | Wynn Thomas | Brian Grazer | Karen Kehela, Jon Kilik, Daniel M. Rosenberg, Kim Roth | Universal Pictures, Imagine Entertainment, 40 Acres & A Mule Filmworks | UIP | 8 |

Críticas

predator

Pintaba muy bien.

la monja

Terror perezoso sostenido en un escenario terrorífico.

equalizer 2

Tu amigo y vecino Denzel.

Captura

La bestia domada.

mi6

Pillad palomítas.

Twitter

Podcast