Críticas

TRÁNSITO

Desde mi punto de vista, cada vez es más difí­cil explicar las pelí­culas sin destriparlas cuando su guión, su interpretación y su puesta en escena se dirigen hacia un único punto: el final. Sí­, amigos, del archivo “pelí­culas con final sorpresa” llega Tránsito, traducida del original Stay, quédate, en la que Marc Forster (Monster’s Ball), director y David Benioff (La íšltima Noche, Troya), guionista, nos preparan otro cocido psicológico de cuidado.

En esta ocasión el niño traumatizado es Henry Letham (Ryan Gosling, hasta las cejas de Prozac), un chaval que anuncia a su psicólogo, Sam Foster (Ewan McGregor, aportando su habitual profesionalidad a otro personaje completamente vací­o) que se va a suicidar en tres dí­as. Como resulta que la novia de Foster (Naomi Watts: qué aporta exactamente no lo sé) intentó quitarse la vida años antes, ya tenemos el motor que mueve a Sam a intentar salvar la vida del pobre Henry, metiéndose en situaciones cada vez más bizarras que se explican al FINAL. Más o menos.

 01561.gif

La hijalagranputa.

Muchos de vosotros empezaréis a adivinar por donde van los tiros, y muchas veces creo que es necesario descartar cierta lógica (sobre todo en un film de estas caracterí­sticas) para provocar cierta incertidumbre o sensación de desasosiego. Tránsito ofrece estas virtudes en parte, principalmente porque Forster (el director) realiza un despliegue sin parangón de efectos visuales realmente imaginativos (Sam entrando en una habitación inundada o EL FINAL, sin más), pero el problema es que el mensaje se pierde en alguna parte entre tanta intriga. Por mensaje me refiero a una idea clara que intente transmitir la pelí­cula (y aquí­ empiezan las referencias en una especie de semidestripe que aumenta según leáis): El Sexto Sentido ofrece una actitud ante la muerte sujeta a corregir las acciones que no pudimos hacer en vida, Abre Los Ojos examina las consecuencias de enfrentarse a un mundo hecho a nuestra medida. Tránsito no ofrece nada de esto a pesar de que la idea inicial es muy interesante: un personaje extraí­do de la imaginación de otra persona, ¿podrí­a albergar sus propias ideas sobre la realidad?. Pajas aparte, el film no va de personajes, sino que es un misterio sin resolver, lo que perjudica mucho a la peli, que termina siendo un completo caos conforme el mundo de Foster (o sea, McGregor), se va disolviendo ante sus ojos.

 01562.gif

Sí­, es el joven Hércules.

No es que sea una pelí­cula mala. Es que sigue unos derroteros muy vistos últimamente y confí­a que el final sea lo suficientemente satisfactorio para explicar las situaciones extrañas que se nos plantean a lo largo del metraje. Para mí­ no lo es, porque si bien Forster maneja la intriga con corrección, una vez descubriendo el truco muchos se sentirán estafados porque, sencillamente y en el más puro estilo de Sospechosos Habituales, todo lo que hemos visto antes, como dirí­a Anthony Blake ha sido producto de nuestra imaginación.

PD: Y por si hace falta rematar esta crí­tica, me doy cuenta de que sólo he escrito cuatro párrafos. O sea, que mejor en ví­deo.

LO MEJOR: No es especialmente horrenda, pero dadas las posibilidades, creo que se podrí­a haber sacado mucha más chicha, especialmente con semejante reparto.

LO PEOR: Aplí­quese aquí­ la frase anterior.

 


Marc Forster | David Benioff | Ewan McGregor, Naomi Watts, Ryan Gosling, Kate Burton, Elizabeth Reaser, Bob Hoskins, Janeane Garofalo, B.D. Wong | Robarto Schaefer | Matt Chesse | Asche & Spencer | Kevin Thompson | Eric Kopeloff, Tom Lassally | Bill Carraro, Guymon Cassady, Arnon Milchan | New Regency Pictures, Epsilon Motion Puctures | Hispano Foxfilm | 5 |
  • http://peibolstercinema.blogspot.com Peibolster

    Un peliculón en condiciones, compleja, pero hipnótica, fascinante y bella. De lo mejor que he visto en mucho mucho tiempo. Y no soy poco exigente, el filme es bueno de solemnidad.

Críticas

liga de la justicia

Cuando el remedio es peor que la enfermedad.

marrowbone

La losa de la lógica.

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

Twitter

Podcast