Críticas

EL SEÑOR DE LA GUERRA

El mundo se rige por una serie de reglas que escapan a uno mismo. En ese mundo Yuri Orlov encuentra su lugar como traficante de armas hasta que se convierte en el más importante del mundo, con todo lo que eso implica.

Andrew Niccol dirige esta pelí­cula visualmente potente y que narra en primera persona las vivencias de este traficante interpretado por Nicolas Cage. Es curiosa la trayectoria de este director, plenamente establecido en Hollywood y que cuenta historias con un aparentemente gran potencial comercial desde un punto de vista tremendamente humano. Esta pelí­cula no es la excepción a las dos anteriores, Gattaca y S1m0ne.

Precisamente el gran acierto de la pelí­cula es que desde el primer instante no sólo empatizamos con el protagonista, sino que incluso nos cae bien, y es que si no fuera por su “profesión” serí­a una persona con la que fácilmente podrí­amos entablar amistad. Un tipo hasta cierto punto soñador, que quiere ser alguien en la vida pero que aún así­ valora su familia y su entorno. Claro que las circunstancias y su ambición van poniendo cada cosa en su sitio y condicionando su vida más de lo que él pretendí­a.

critica-de-el-senor-de-la-guerra-1

Y yo que pensaba que los anillacos y las cadenorras eran insuperables.

Es curioso que sea precisamente la inhumanidad con la que Orlov ve su oficio lo que nos haga acercarnos a él. No se trata de un tipo despiadado, cruel o malintencionado. Simplemente hace algo que si no lo hiciese él lo harí­a otra persona, ha encontrado un hueco que alguien tení­a que llenar incluso para mantener el mundo tal y como lo conocemos. La frialdad con la que vende armas a gobiernos corruptos o traficantes de droga es la misma con la que cualquiera de nosotros vemos eso en las noticias, no nos gusta que suceda, pero damos por hecho que es inevitable, que hay un ente superior (llamémoslo gobierno, mercado o sociedad) que domina todo más allá de nuestras propias acciones.

critica-de-el-senor-de-la-guerra-2

“Si en el fondo es como vender rotuladores.”

Esa idea se hace más palpable según avanza la pelí­cula, pero también es cierto que es ese conformismo y esa tolerancia lo que hará que la vida de Orlov termine por desmoronarse.
Y es que si una conclusión se puede sacar de la pelí­cula, es que a pesar de que haya cosas que individualmente no podemos controlar, hay cosas que si podemos hacer para que al menos todo mejor un poquito, algo que se ve perfectamente en el último negocio que cierra Orlov en la pelí­cula.

También es cierto que todo esto Niccol lo cuenta con un excepcional pulso, con un montaje atractivo y en definitiva, con una vidilla y un buen hacer que ayudan a que todo esto nos lo traguemos gustosos. Una pelí­cula mucho más sustancial de lo que su puesta en escena podrí­a sugerir. Eso es hacer buen cine y por eso nos lo comemos con patatas.

P.D.: Punto negro para el cartel español de la pelí­cula. Teniendo uno tan original y notable como el americano optar por el mil veces visto “prota con explosión al fondo” y vender algo que la pelí­cula no es, toca los webs.


Andrew Niccol | Andrew Niccol | Nicolas Cage, Jared Leto, Bridget Moynahan, Shake Tukhmanyan, Jean-Pierre Nshanian, Eamonn Walker, Sammi Rotibi, Ethan Hawke, Ian Holm | Amir M. Mokri | Zach Staenberg | Antonio Pinto | Jean Vincent Puzos | Nicolas Cage, Norman Golightly, Andreas Grosch, Andrew Niccol, Chris Roberts, Teri-Lin Robertson, Philippe Rousselet | Bradley Cramp, Christopher Eberts, Fabrice Gianfermi, Michael Mendelsohn, Andreas Schmid, James D. Stern | Ascendant Pictures, Endgame Entertainment, Entertainment Manufacturing Company, Reeleyes Film, Rising Star, Saturn Films, VIP 3 Medienfonds | Sony Pictures | 8 |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

Críticas

chpa1

Camelot termina.

predator

Pintaba muy bien.

la monja

Terror perezoso sostenido en un escenario terrorífico.

equalizer 2

Tu amigo y vecino Denzel.

Captura

La bestia domada.

Twitter

Podcast