Críticas

EL TIGRE Y LA NIEVE

Attilio (Roberto Benigni) es un poeta y profesor universitario de poesí­a en la Universidad para Extranjeros de Roma. Estamos en el año 2003; la guerra de Irak no ha empezado todaví­a, aunque se palpa en el ambiente su próximo comienzo. Atilio parece vivir completamente en su mundo, encerrado en su torre de marfil, donde sólo se oyen las sublimes voces de los poetas que más le gustan. Tiene cierta reputación literaria; ha publicado recientemente su última colección de poemas, El tigre y la Nieve, que ha tenido una buena acogida tanto de la crí­tica como por parte de los lectores de poesí­a. Los acontecimientos cotidianos apenas hacen mella en él: de noche sólo sueña con una mujer con la que se desea casar. El nombre de la mujer es Vittoria (Nicoletta Braschi) y, en la vida real, ella, qué pena, no quiere saber nada de él. De hecho, ella se exaspera con las constantes atenciones de este hombre incurablemente alegre que nunca cesa de declarar su imperecedero amor por ella. Attilio la sigue a todas partes, la vigila, le promete amor eterno y se lanza a sus pies. Pero cuanto más le presiona, ella más se resiste. Vittoria también forma parte del mundillo literario: en este momento se encuentra escribiendo la biografí­a del poeta iraquí­ más importante de la actualidad, que ha vivido durante años en Parí­s y que está preparando su regreso a su hogar en Bagdad. Si estalla la guerra, a él le gustarí­a estar entre su gente. Vittoria y Attilio le conocen brevemente en Roma.

Roberto Benigni sin duda no pasa desapercibido allá por donde va. Este monstruo del cine demostró con La Vida es Bella  lo gran director y actor que es. Comparado en ocasiones con Chaplin o Keaton, sin duda sabe imprimir su sello en todas sus obras. El Tigre y la Nieve no es una excepción. En un primer momento podemos pensar que estamos ante La Vida es Bella 2, con tanta secuela que tenemos en nuestras pantallas. El Tigre y la Nieve es una magnifica tragicomedia donde reina la fantasí­a y la magia de Begnini en cada plano. Utilizando la guerra de Irak como telón de fondo, nos cuenta una magnifica historia de amor y fantasí­a donde todo es posible si creemos en la magia y los sueños. La banda sonora de Nicola Piovani, como siempre, es maravillosa pecando en algunos momentos de recordarnos temas de la La Vida es Bella y la canción que interpreta Tom Waits con esa voz ronca es un magní­fica apertura de la pelí­cula.

Attilio es un soñador, un hombre que convierte lo monótono y rutinario en algo divertido y vivaz. Su enamorada Vittoria, en el sueño de Atilio lo ama con locura, no le hace el mas mí­nimo caso a nuestro poeta soñador. Attilio aun así­ seguirá luchando por el amor de ella. Cuando estalla la guerra en Irak, Vittoria va para allí­ y este hecho se lo comentara a Attilio su amigo Faud (Jean Reno), un poeta árabe que también viajara a Irak  ya que es su paí­s de origen y quiere estar con los suyos. Atilio recibirá la noticia de que una bomba ha alcanzado a Vittoria dejándola gravemente herida. Attilio hará todo lo posible para ir a Bagdad a estar con su amada y ayudarla en todo lo posible para que se recupere. Las mil y un peripecias que hará Attilio para ayudar a su amada a recuperarse son imposibles de contar, ya que hay que ver esta pelí­cula para entender el porque. Una parte reprochable de la pelí­cula es un hecho que le sucede a Faud el cuál puede no convencer al publico en general, pero el final en Roma es sumamente conmovedor.

Una vez más, Benigni ha vuelto a triunfar, y aunque algunos crí­ticos han destrozado a la pelí­cula, yo les recomiendo que vayan a verla; ya que es una de las pelí­culas con mayor calidad visual y cinematográfica que pueden encontrarse en el cartelera este verano. Olví­dense de hombres voladores con calzoncillos rojos o adaptaciones de videojuegos japoneses, sin duda El Tigre y la Nieve es la pelí­cula de este verano para los que amamos el cine hecho con calidad.

LO MEJOR:

– Roberto Benigni.

– Un guión sumamente elaborado con grandes dosis de sonrisas y lágrimas y mucho ingenio.

– La música, sin duda, el gran hilo conductor de esta fábula.

LO PEOR:

– Posible comparación con La Vida es Bella en muchas escenas y situaciones.

– Quizás lleguemos a pensar que tanta fantasí­a y situaciones rocambolescas puedan resultarnos abstractas e inverosí­miles, no obstante estas situaciones son las que convierten este film en único y genial.

Fernando Bení­tez Rodrí­guez.


Roberto Benigni | Roberto Benigni, Vincenzo Cerami | Roberto Benigni, Jean Reno, Nicoletta Braschi, Giuseppe Battiston, Steven Beckingham, Alexis Conran, Emilia Fox, Jonah Lotan, Noah Margetts, Mark McKerracher, Andrea Renzi, Mariella Valentini, Gianfranco Varetto, Tom Waits | Fabio Cianchetti | Massimo Fiocchi | Nicola Piovani, Tom Waits | Maurizio Sabatini | Niccoleta Braschi | Elda Ferri, Ridha Turki | Melampo Cinematografica | Hispano Foxfilm | 8 |

Críticas

liga de la justicia

Cuando el remedio es peor que la enfermedad.

marrowbone

La losa de la lógica.

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

Twitter

Podcast