Críticas

LA JOVEN DEL AGUA

Los primeros carteles promocionales de la pelí­cula y el trailer definí­an este nuevo filme de M. Night Shyamalan como un cuento para ir a dormir. Y así­ parece ser, si hacemos caso de las palabras del director hindú, como nació esta pelí­cula, gracias a un cuento que se inventó para sus hijas. Tanto le gustó la historia (a él mismo, desconocemos la reacción de sus hijas) que decidió trasladar la historia a la gran pantalla. O a la pantalla pequeña, en caso de preferir esperar a verla en casita, lo cual, ya digo de entrada, serí­a un craso error.

La trama inicial de la pelí­cula vendrí­a a ser, a grandes rasgos, la siguiente: “Un encargado de un edificio de apartamentos, Cleveland Heep (Paul Giamatti), descubre a una joven chica (Bryce Dallas Howard) bañándose en la piscina del complejo. La supuesta intrusa no es lo que parece ser y el señor Heep tomará la decisión de ayudar a la chica a volver a casa interpretando la historia que se relata en un antiguo cuento asiático”. ¿Os parece una chorrada? Eso es lo que han pensado la mayorí­a de crí­ticos estadounidenses, que han destrozado la cinta de Shyamalan. Servidor, que poco sabe de cine y menos de la vida, no es de la misma opinión. Yo disfruté como un enano. Y así­ es como la disfrutaremos, dejando de lado prejuicios y entrando en la sala como si fueramos unos niños (pero con la educación de lo que ha de ser un adulto. Insisto. Lo que ha de ser, no lo que se suele encontrar en las salas de los multicines).

0179_1_.gif

La misteriosa joven ante Cleveland.

Desde el gran éxito que supuso El Sexto Sentido, y que supuso la revelación de M. Night Shyamalan, se ha esperado siempre de este director una historia terrorí­fica con un final sorpresa acojonante. Terrorí­ficas, lo que son terrorí­ficas, sus siguientes pelí­culas no lo fueron demasiado (algunos pasajes de Señales y otros tantos de El Bosque) pero todas ellas mantení­an la caracterí­stica de que en un momento determinado se nos revelarí­a alguna información que cambiarí­a la dirección de la pelí­cula. En La Joven del Agua tal cosa no pasa. Al menos no al mismo nivel. La pelí­cula en si es una continua sorpresa tras otra. Shyamalan ambienta la historia en un mero edificio de apartamentos, y lo convierte poco a poco en el escenario de una historia fantástica. El espectador ha de poner de su parte para dejarse llevar, al igual que los personajes de la pelí­cula (increí­blemente crédulos, todo se ha de decir) por la historia, romper la barrera que parece haber entre los espacios ordinarios de la vida y la fantasí­a. No se ha de ir a la Tierra Media o a Dagobah, la fantasí­a se nos presenta entre apartamentos de finas paredes, piscinas y cuartos de calderas. Shyamalan firma un guión redondo, con una estructura clásica de cuento, donde todas las piezas encajan y, cómo es habitual en sus historias, está lleno de simbolismos que nos hablan de la función de una persona en la vida, de su sitio en ella. Equilibra de forma perfecta los momentos de tensión, con brillantes toques de comedia y momentos de pura fantasí­a. En opinión del que humildemente esto redacta, es su mejor guión desde El Protegido.

Los actores también aportan su granito de arena a la hora de conformar esta gran pelí­cula. Encabezando el excelente plantel se halla Paul Giamatti, bordando, otra vez, su papel (estoy intentando recordar alguna pelí­cula donde lo haga mal… bueno, El Planeta de los Simios… dudo que se pudiera hacer mejor aquello). Combina, dominando ambos registros, momentos de profunda tristeza (recordando un pasado que es mejor no desvelar) con otros donde demuestra sobradamente sus dotes de cómico (la escena donde intenta caer bien a la asiática que conoce el cuento es magistral). Bryce Dallas Howard aporta la fragilidad e inocencia necesarias para hacer creí­ble a un personaje tan complicado como el suyo (es, obviamente, la de mayor talento de la familia) y sube otro escalón más hacia el estrellato tras afrontar con éxito un papel tan duro como el de Manderlay. El resto de personajes son secundarios, pero están tratados con mimo, tanto por la mano del guionista como por los actores que hacen que encontrar a tales elementos en semejante situación nos resulte casi cotidiano. A destacar un par de personajes: el crí­tico de cine, retratado como un amargado incapaz de ver la vertiente positiva en nada, que tiene algunos de los momentos más desternillantes del filme (en especial su exposición sobre el destino vital de un personaje secundario en una pelí­cula de terror), y que parece haber gustado a los crí­ticos “de verdad” tanto como gustan los crí­ticos a Shyamalan; y un personaje vital en la trama, interpretado por el propio director (que, por decirlo de forma suave, no logra equiparar su trabajo como actor al de director o guionista, ni por asomo).

0179_2_.gif

El crí­tico de cine. El amargo futuro de quienes hacen esta web: gafas y alcohol.

Y finalmente querrí­a hacer hincapié en uno de los pilares de la pelí­cula: su música. M. Night Shyamalan ha de sentirse afortunado por haber conocido a James Newton Howard. Éste, al contrario que los personajes de la pelí­cula, no ha de preguntarse cual es su función en la vida, ya la sabe: hacer que las pelí­culas del hindú sean, cuando circunstancias aparte, tales como el guión y esas cosas las dejen, redondas. Sin la preciosa partitura de James Newton Howard esta pelí­cula no seria lo mismo. No sólo la complementa de forma perfecta (no es altisonante, acompaña sin molestar, sin ser evidente), también hace que ciertos momentos sean redondos, alcancen el lirismo y misticismo que la historia exige sin resultar en modo alguno pretenciosa.

Entre tanto remake y secuela que habita en el mundo del estreno veraniego es reconfortante encontrarse con un film como éste, donde lo único que ofrece al espectador es un buen puñado de imaginación. Será cuestión del público ver si quiere entrar en el juego y olvidarse durante casi dos horas de lo cerca que está el final de las vacaciones.

LO MEJOR:

El guión, los actores, la música. La imaginación que inunda la pantalla.

 LO PEOR:

Es, en cierta manera, exigente con el espectador. Le pide que sea totalmente crédulo para poder entrar en la historia y disfrutarla.

David Nasarre Rabadán


M. Night Shyamalan | M. Night Shyamalan | Paul Giamatti, Bryce Dallas Howard, Freddy Rodrí­guez, Jeffrey Wright, Bob Balaban, Sarita Choudhury, Mary Beth Hurt, Cindy Cheung | Christopher Doyle | Barbara Tulliver | James Newton Howard | Stefan Dechant, Christina Ann Wilson | M. Night Shyamalan, Sam Mercer | Warner Bros., Blinding Edge Pictures | Warner Sogefilms | 9 |
  • MENA

    Pues a mi me ha gustado, sobre todo porque la camara me ha convertido en uno más de los que intentan salvar a la chica pescadilla esta.

  • juan+

    Es la peor pelí­cula de este gran director. Tampoco quiero decir que es mala, ya que en ciertos momentos disfruté de la peli. Pero tengo que decir, que tiene momentos horrendos. Por ejemplo, Shyamalan ya se ha pasado de realizar simples cameos a intervenir cada vez mas en sus jodidas pelis y eso no me molestaba hasta ahora. Su actuación supera lo pesimo, sobre todo en uno de los primeros momentos en los que aparece, cuando la cámara le enfoca tan de cerca que podemos observar sus asquerosas dotes interpretativas y la sobreactuación que realiza. Después está el tramo final, que es una de las mayores mierdas que he visto (peor que el de “la prueba del crimen”). El director parece que se pone a cambiar las “funciones que realizan los inquilinos” para alargar el metraje y a la vez darle como un toque de sorpresa y falla bastante. No hacia falta ni el niño de los cereales ni el paquete del crí­tico de cine para saber que las italianas serian el grupo o como se llame, y que el medio-petado seria el protector de la lechosa. Por otro lado, decir que la peli mantiene un buen ritmo dándole en ciertos momentos toques de profundidad a los personajes más importantes, pero que por otro lado la caga y bastante. También cabe señalar los planos desde arriba, totalmente innecesarios en algunos momentos, que parecen estar colocados para mostrar ¿la singularidad del director?. Una “buena” pelí­cula de la que me esperaba mas y no por que pensase que la peli sera de terror ni nada, sino por que la caga… Saludos.

  • Slurp

    No recuerdo cómo he llegado aquí­, pero al ver una de tus ácidas y corrosivas crí­ticas a alguna de estas pelí­culas y partirme con ella, he buscado corriendo la crí­tica a esta pelí­cula que nos ocupa… …….. …. .. … ……. ¿en serio te gusta?

    Sinceramente es lo más malo que he visto en la vida. Bueno… Creo que vi una vez una sobre un niño chino ciego que se dedica a leer cosas en la superficie de cualquier cosa en plan braile. Creo que esa es peor pero no estoy seguro… …. .. pero es china… quieras que no no te pilla completamente desprevenido.

    ————– SPOILERS VARIOS —————

    ¿Una tipa que vive en otro mundo debajo de la piscina de una urbanización? ¿Qué estaba antes: el mundo paralelo o la piscina? ¿Nadie se da cuenta hasta ese momento de que hay un cacho de bujero en el suelo de la piscina? Además el nota ese baja y sólo hay una habitación asquerosa ¿ande sa metí­o tor mundo del universo paralelos? ¿No les molesta el cloro ni ná? ¿Un perro verde en el jardí­n de una urbanización al que sólo le ves los ojos si eres un tipo súper especial, te pones de espaldas a él, lo enfocas con un espejo y …? creo que habí­a alguna otra condición de no tan fácil cumplimiento pero no me acuerdo, quizá alguna alineación de grillos en especial. Unos porreros… .. …… . …. ¿Un niño que lee la profecí­a en un cajón lleno con diecisiete millones de cajas de los mismos cereales? ¿Qué clase de alimentación sana es ésa para un niño? Con razón ve cosas.

    ———— TERMINAN LOS SPOILERS ————-

    Tremenda. Tiene muchos más puntos pero gracias a Dios me he olvidado de muchos de ellos. De todas maneras me alegro de haberla visto, ya sé qué contestar a “¿qué es la cosa más mala que has visto?”

    Se la recomiendo a todo el mundo. O te gusta, o llamas corriendo a Shyamalan para pedirle 30€ de lo mismo que se ha pillao él.

    Un saludo.

Críticas

liga de la justicia

Cuando el remedio es peor que la enfermedad.

marrowbone

La losa de la lógica.

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

Twitter

Podcast