Críticas

THE QUEEN

Stephen Frears realizador de excelentes pelí­culas como Las Amistades Peligrosas, Los Timadores, Café Irlandés, Alta Fidelidad o Mi Hermosa Lavanderí­a y de otros tí­Â­tulos nada meritorios como Mary Reilly o Hi-Lo Country, el debut de nuestra Penélope Glamour en Hollywood, nos presenta con La Reina un acercamiento a la figura de Isabel II de Inglaterra cuya familia abastece con sus numerosos escándalos a la prensa del corazón de todo el mundo, para ello se centra en los dí­as en los que la Familia Real Británica estaba más que nunca en el ojo del huracán cuando falleció la Princesa Diana de Gales, ex esposa de Carlos de Inglaterra, heredero a la Corona Británica, una mujer que se habí­a convertido en una figura mediática tras su separación y en todo un icono mundial, hasta el punto de ser bautizada como “La Princesa del Pueblo”, la ausencia de gestos hacia la fallecida Diana por parte de la Familia Real durante aquellos dí­as hizo que se levantara toda una polvareda popular hasta el punto de cuestionar la conveniencia de la continuidad de la soberana.

02101.gif

“Pues usted debe de usar Chanel nº 5”

La pelí­cula comienza en la noche electoral del 1 de mayo de 1997, cuando el Laborista Tony Blair acaba con la hegemoní­a del Partido Conservador y se convierte en el futuro Primer Ministro. Después de la victoria se produce el primer despacho real entre Blair y la reina Isabel y en este encuentro se evidencia las diferencias entre ambos personajes, por un lado tenemos a un inexperto en cuestiones protocolarias y entusiasta Tony Blair acompañado de su esposa Cherie, una republicana recalcitrante que prefiere quedar en ridí­culo antes de cumplir correctamente con el protocolo, y la curtida monarca anclada en la tradición y que tiene que despachar con un polí­tico algo torpe y entusiasta que roza en algunos momentos la cursilerí­a.

Superado este momento pasan los meses y llegamos a la madrugada del 31 de agosto, la Princesa Diana de Gales fallece en Parí­s tras sufrir  un accidente de tráfico cuando huí­a junto a su novio Dodi Al Fayed de un grupo de paparazzis.  El mundo queda conmocionado y vemos a una Familia Real dividida, por un lado está el esposo de la reina, el Duque de Edimburgo que no lamenta en absoluto la muerte de la madre de dos de sus nietos, por otro está el Prí­ncipe Carlos que lamenta la muerte de la madre de sus hijos y que se encuentra desbordado por la reacción popular, y en tercer lugar, la reina, que lamentando la muerte de la que fuera su nuera quiere mantener el dolor en la intimidad sin hacer muestras públicas ya que Diana ya no era parte de la Familia Real. Confronta esta actitud con la mantenida por el Primer Ministro Tony Blair que se gana al público al realizar una comparecencia pública para elogiar la figura de la fallecida Diana de Gales. A lo largo de la semana Blair se pone en contacto ví­a telefónica con la reina ya que la Familia Real estaba en su residencia de Balmoral y la soberana se negaba a abandonarla ya que su deber estaba en acompañar a sus nietos, la intención de Blair es transmitir el sentir de los ciudadanos ya que pasaba el tiempo y no se veí­an gestos de condolencia de la monarca, hasta el punto de caer su popularidad y de empezar a escucharse voces que pedí­an su abdicación. Finalmente Isabel II cede ante la petición popular y realiza una declaración pública en donde muestra su dolor por la muerte de su ex nuera.

02102.gif

“A ver qué es lo que dice Jaime Peñafiel.”

Frears realiza junto al guionista Peter Morgan una recreación precisa de lo sucedido durante los dí­as posteriores a la muerte de Diana de Gales utilizándose imágenes de archivo y confrontando la tradición monárquica frente a las ideas populistas del recién elegido Primer Ministro Tony Blair. Pero Frears y Morgan no son condescendientes con casi nadie, Tony Blair en muchos momentos se pasa de cursi y tras su primera comparecencia pública tras el fallecimiento de Diana de Gales se muestra entusiasmado porque su popularidad ha subido como la espuma, Cherie Blair es mostrada como un personaje que siente tal antipatí­a por la Familia Real que incluso llega a cuestionar el trabajo realizado por su marido durante aquellos dí­as, el Duque de Edimburgo se muestra como un personaje siniestro al que no le importa realizar el más cruel de los comentarios sobre su difunta ex nuera, el Prí­ncipe Carlos queda reflejado como un personaje indeciso desbordado por la reacción popular, el personaje más honesto de la función es precisamente la protagonista, la reina, una soberana que lo único que pretende es respetar la tradición monárquica y al mismo tiempo no decepcionar al pueblo haciéndolo lo mejor posible aunque en momentos vea que la situación se le vaya de las manos, una republicana como yo llega incluso a sentir cierta simpatí­a por ella.

En La Reina de Stephen Frears hay muchí­simas cosas que me gustan, primero, la valentí­a del realizador al acercarse de esta forma a su soberana, hasta el punto de echar de menos ejemplos como el suyo en nuestra cinematografí­a, ¿por qué ningún realizador español se atreve a realizar una pelí­cula sobre nuestra Familia Real?, segundo, el guión de Peter Morgan, premiado con justicia en el pasado Festival de Venecia, es coherente y en muchos momentos mordaz, como por ejemplo la escena en la que se cuenta el primer despacho real con Tony Blair con la aparición de una pretendidamente torpe Cherie Blair, o la forma que tiene el Duque de Edimburgo de resolver los problemas familiares, organizando una caza, o finalmente el enfado de la Reina Madre al saber que el funeral organizado para Diana de Gales es el mismo que se habí­Â­a preparado para ella, y en tercer lugar, el trabajo de los actores, en especial Helen Mirren, que está por encima de cualquier elogio o galardón, hay momentos en los que llega a poner la piel de gallina no solo por lograr el parecido con la auténtica Isabel II yendo más allá de la peluca, las gafas y el bolso sino por la contención en las situaciones más delicadas, la Copa Volpi ganada en Venecia es poco para Mirren, ¡que le den el Oscar!, no se queda atrás Michael Sheen, actor al que hemos visto en El Reino de los Cielos o Wilde y que aquí­Â­ hace un trabajo extraordinario interpretando a Tony Blair, tampoco desmerecen James Cronwell interpretando al Duque de Edimburgo y Helen McCrory como Cherie Blair.
En definitiva, creo que estamos ante una pequeña joyita realizada por Stephen Frears y que junto a Infiltrados de Martin Scorsese, Hijos de los Hombres de Alfonso Cuarón, El Laberinto del Fauno de Guillermo del Toro, Pequeña Miss Sunshine de Jonathan Dayton y Valerie Faris  y Ficción de Cesc Gay forma parte de lo mejor de la cartelera.

LO MEJOR:
– Una bestia de la interpretación llamada Helen Mirren, acompañada por Michael Sheen, James Cronwell y Helen McCrory. El acierto de la dirección de Stephen Frears y el inteligente guión de Peter Morgan.

 

LO PEOR:
– Hay algunos aspectos privados que son prescindibles como el episodio protagonizado por un ciervo.

 


Stephen Frears | Peter Morgan | Helen Mirren, Michael Sheen, James Cromwell, Sylvia Syms, Alex Jennings, Helen McCrory | Affonso Beato | Lucia Zucchetti | Alexandre Desplat | Alan McDonald | Andy Harries, Christine Langan, Tracey Seaward | Franí§ois Ivernel, Cameron McCraken, Scott Rudin | Canal +, France 3 Cinema, Granada Film Productions, DIB Distribuzione, Pathé Pictures, Scott Rudin Productions | Vertigo Films | 9 |

Mary Carmen Rodrí­guez

Soy iconódula y oscarnallóloga.

  • ugo

    a mi me gusto mucho. La acabo de ver. Lo que si da un poco de miedo es la caracterizacion de Helen como la Reina, se ve tan igual e incluso habla igual. Me gusto la forma inteligente de contar lo que sucedio aquella tragica semana, e incluso yo llegue a simpatizar con la reina en su postura.

  • regm

    Es lo más aburrido que existe. Aun lamento haber gastado 5€ en esto…
    Me gustarí­a que me explicaran algunas de las candidaturas a los Oscars como por ejemplo:
    – Mejor pelí­cula (Ninguna de las 5 nominadas me ha parecido buena, pero esta es despues de cartas desde iwo jima la peor)
    – Mejor diseño de vestuario (¿¿¿¿¿¿¿Y ESO COMO SE DIGIERE??????, TENIENDO PELíCULAS DE VESTUARIO MUCHO MEJOR COMO PIRATAS DEL CARIBE 2, THE FOUNTAIN, THE PRESTIGE, EL ILUSIONISTA…)
    – Mejor guion (sin comentarios)
    – Mejor director (…….)
    – Mejor banda sonora (esto es verdaderamente de risa, teniendo del mismo compositor El velo pintado u otras como The fountain)
    Vamos, por mi, le daria la nominacion unicamente a Helen Mirren, y ya es mucho.

Críticas

liga de la justicia

Cuando el remedio es peor que la enfermedad.

marrowbone

La losa de la lógica.

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

Twitter

Podcast