Críticas

APOCALIPTO

Mi pelí­cula favorita de 2006 junto con Hijos de Los Hombres, lo que no quiere decir que sea tan “buen film” como Infiltrados o The Queen, por poner un ejemplo. ¿Contradictorio? Sí­ pero Apocalypto, al igual que la genialidad de Cuarón, no se atiene a las normas cinematográficas habituales. No suelo emplear esta palabra muy a menudo porque desconfí­o del significado, pero “visceral” es un adjetivo que a esta maravilla le viene como anillo al dedo: una exhibición de fuerza de 125 minutos donde la imagen toma el mando y convierte el declive de la civilización maya en la mejor pelí­cula de aventuras de los últimos veinte años, a la altura de Master & Commander (salvando las diferencias) y hermana de sangre de la igualmente fascinante  La Selva Esmeralda.

No tanto un estudio sociológico como una odisea de hostias verdaderamente brutales,  Apocalypto presenta una idea fundamental: mantener las cosas simples. A Gibson se le ha llamado facha, reaccionario, fanático religioso, pero también es un tradicionalista en el mejor sentido de la palabra: uno que desprecia la autoridad y la civilización cuando faltan a su principal objetivo, y no solo entorpecen el desarrollo del hombre, sino que le aniquilan.  Así­ que Garra de Jaguar, su familia y su tribu viven en paz y armoní­a, hasta que unos cretinos teóricamente más desarrollados les secuestran y les ofrecen como sacrificios humanos para controlar a la población. Qué de puta madre, ¿ein?. Pues para Gibson las reglas cambian en el momento que Garra de Jaguar se escapa y vierte sobre las cabezas de los desdichados que le persiguen la venganza más burra vista en años en una pantalla de cine. Amigo lector: Gibson no es Charles Dickens ni Camilo José Cela, para ver maravillosas disecciones y largas disertaciones de la sociedad, para eso está Babel, que seguro que la proyectan en la sala de al lado.

02261.gif

¿Qué haces cuando te persigue una tropa de mayas? Correr, obvio.

Al igual que su anterior film, La Pasión de Cristo, Apocalypto está rodada í­ntegramente en su idioma original, en este caso mauya con subtí­tulos. Es uno de los pequeños lujos que su director y productor se puede permitir y francamente, podrí­a haberse doblado perfectamente (aunque nos perderí­amos el esfuerzo de sus protagonistas para hablar esa lengua, que por otro lado no rechina al oí­do, al contrario que el arameo). Sin embargo, es parte de la forma que tiene Martin Riggs de integrarnos en el mundo en el que viven estas personas, donde la paz, la armoní­a y el cachondeo de la tribu de Garra de Jaguar (en la que destacan las escenas donde toman el pelo a su compañero Mellado, incapaz de tener hijos, por lo que se ve obligado a comer cojones de tapir, como suena) contrastan con el ambiente cargado de la gran ciudad maya, desde cuya pirámide principal un sacerdote cabrón se dedica a sacar el corazón a la peña y rebanarles la cabeza delante de una reina que parece un clon de Paris Hilton y de un pequeño principito, gordo como una foca y con una cara de niño cabrón que dan ganas de tirarle escaleras abajo.

Esencialmente, Gibson confí­a en el poder visual de una de las mejores puestas en escena del año. No hay muchas florituras, al margen del empleo de la cámara lenta, pero sí­ hay mucha cámara en mano digital que nos pone directamente en la piel de los personajes. Es una pelí­cula que además no deja pasar mucho rato desde que comienza hasta que termina: la odisea de Garra de Jaguar apenas dura un dí­a, y no hay muchas elipsis de tiempo, lo que provoca sensación de agotamiento y claustrofobia (hay escenas que duran cerca de cuarto de hora, veinte minutos), pero este señor sabe rodar: la fotografí­a es excelente y la banda sonora, aunque está por todas partes, acompaña a la acción sin resultar molesta. La riqueza está en los primeros planos, los gestos y las miradas (magní­fico Rudy Youngblood) y en el uso de los colores (esclavos pintados de blanco, los que van a ser sacrificados, cubiertos de azul; y Garra de Jaguar cubierto de barro negro, en los últimos momentos de la pelí­cula).

Pero insisto, esto es una pelí­cula de acción, donde los buenos son muy buenos y los malos son unos verdaderos bastardos, en particular Ojo en el Centro y Lobo Cero (¿habéis visto alguna vez un nombre tan acojonante?). Todo es blanco y negro para Gibson, que pasa de complicarse la vida. Es por eso por lo que el film ataca directamente a la sed de sangre del espectador. Aviso: esta pelí­cula es violenta. No artí­sticamente violenta como lo que hace Tarantino. No subnormalmente violenta como lo que hace Eli Roth. Me refiero a brutalmente violenta. Cráneos destrozados, caras devoradas por animales salvajes, fosas humanas, empalamientos, flechas en todo el coco, puñaladas y las hostias a puñetazos de toda la vida, sin recrearse mucho, pero sin cortarse un pelo, a eso me refiero. Y en lo que a acción se refiere, os lo aseguro, Apocalypto apenas conoce rival: es frenética, rápida, y algunas escenas son simplemente acojonantes, en especial todo lo que se refiere a sus últimos 40 minutos, en la que una partida de siete guerreros intenta dar caza a Garra de Jaguar, que intenta volver a lo que queda de su pueblo para salvar a su mujer y a su hijo.

02262.gif

King Damián, en un videoclip de su nuevo tema de reggaeton “Tus pechos son hot, hot”.

Esta peli es una verdadera experiencia para los sentidos. Prescindiendo de lo que Gibson haga en la vida real (donde se le trata como a un moscón que perturba la apacible vida de los polí­ticamente correctos), este tí­o ha encontrado su propia voz, en un momento de su carrera en el que ha llegado a un punto en el que puede hacer lo que le da la real gana. En vez de jugar al fútbol en las grandes ligas, este tí­o se dedica a hacer la clase de pelí­culas que él quiere ver, lo que le convierte en un verdadero outsider dentro de la industria, capaz de conectar con el público porque no se complica la vida lo más mí­nimo y porque realiza un tipo de cine que atiende mucho más al instinto que a la inteligencia. No es una pelí­cula extraordinaria, pero sí­ es una gran, gran experiencia.

LO MEJOR:

– Apocalypto es una mala bestia de pelí­cula.

LO PEOR:

– Nada. Es más simple que el mecanismo de un botijo, y todos aquellos que deseen más complejidad, se pueden sentir decepcionados.


Mel Gibson | Mel Gibson, Farhad Safinia | Rudy Youngblood, Dalia Hernández, Jonathan Brewer, Morris Birdyellowhead, Carlos Emilio Baez, Ramirez Amilcar, Israel Contreras, Israel Rios, Maria Isabel Dí­az, Espiridión Acosta Cache | Dean Semler | Kevin Stitt, John Wright | James Horner | Thomas E. Sanders | Bruce Davey, Mel Gibson | Vicky Christianson, Ned Dowd | Icon Productions, Touchstone Pictures | Aurum | 8 |
  • DarthMaul

    Genial como lo fué BraveHeart

  • doctor diablo

    Que le den mucho a la historia¡¡¡PELICULON DE AVENTURAS

  • Johnlee

    Mel Gibson demuestra desapego total por la fidelidad historica, como pasa con la historia del señor william wallace en corazon valiente en todo caso el cine no tiene por que ser un referente para la escuela, pero tenia que mostrarnos este panfleto sobre la cultura maya acaso no podia haberse informado mejor y si es que lo hizo que le hizo tener esa nocion, y para colmo un hombre que corre como maratonista profesional con una herida en el costado. No digo que la pelicula es mala podria ser buena como simple entretenimiento pero en ese caso la historia no ajusta al objetivo, los que lo acusan de fanatico religioso reaccionario etc cada vez parecen tener mas razon, el colmo de los males es el final, sera idea mia o es que parece darnos a entender que con la llegada de la religion catolica se acabaron todol los males morales de este lado del planeta. casi lo mismo pienso de la pasion pero al menos ganaba en el aspecto visual, estoy de acuerdo en que lo mismo hubiese dado en que hubiese sido muda. sera para otra Mel.

  • doctor diablo

    Coincido.APOCALYPTO gran peli a la vieja usanza
    INFILTRADOS por si misma una peliculilla con un director con oficio y dos buenos actores PERO un Nicholson penoso,un guión redudante,larguí­sima y pasada de vueltas,Y comparada con Infernal Affairs,pues eso UNA MIERDA.

  • http://www.myspace.com/hughthespidermoore hugh moore

    Coincido contigo, Manu D en que Infiltrados es un mierda de pelí­cula.

    Y mola Mel Gibson, que cada dí­a se hace a sí­ mismo un poco más y mejor.

  • Manu D

    Sí ES UNA PELíCULA EXTRAORDINARIA.
    ¿Pero se puede saber qué coño le ves túa esa mierda de Infiltrados?
    Al revés de, por lo que veo, la mayorí­a de la gente, yo cada dí­a le estoy cogiendo más cariño a Mel.

  • Josean

    A mí­ me ha parecido interesante de cabo a rabo. Es cierto que al principio es un poco lenta, pero es lo propio: una introducción trepidante serí­a más confusa que otra cosa. Y no, no me he aburrido.
    Coincido con Rafa en que es simple; pero estoy hasta ahí­ de pelí­culas excesivamente profundas. No digo que no estén bien, solo pienso que de vez en cuando algo fresco y natural (sí­, a paesar de la cruda violencia) viene bien para echarse entre pecho y espalda. En otros momentos tocará reflexionar y ponerse profundo.
    La acción, sobre todo, es cierto, al final, te mantiene con el alma en un puño. Buena.

  • http://www.alfayomega.com.pe Fernando Ruiz Cabral

    Cinematograficamente brillante, pulida y de primera; la historia es redonda y no da mas de lo que promete en cuestión de metáfora.

    En la parte anecdótica…. bueno; es una de las tantas pelí­culas de persecución como “Rambo I” o “El Fugitivo”, pero en harapos. Todo lo referente a la cultura Maya es tan superficial que lo mismo da que hubieran mostrado a cualquier aldea nativa creada por la imaginación para hacer relleno en la pelí­cula, porque aparte de sus construcciones y los sacrificios vistos en el filme, nada me dice que sean mayas. Al final es lo mismo que haber visto la escena de los nativos de la pelí­cula “King Kong” de Peter Jackson cuando quieren sacrificar a la chica al mono gigante; ¿Y?, ¿Qué hay?; ¿Tiene Hollywood algún problema en profundizar como se debe las culturas de América del centro y del sur?; en ese sentido Mel Gibson no nos ha hecho ningún favor especial a los latinos; solo ha tomado la fachada y la adaptado a lo que querí­a, nada mas. Atentamente: Fern

  • CARITO

    es buena aunque se centra basicamente en la persecucion, no tiene tema. ademas alguien que no sepa mucho delos mayas dira que fue una civilizacion sangrienta y solo eso. no muestra nada mas de este pueblo ni de su cultura. La pelicula es buena pero no es la mejor.

  • juan+

    Otra gran pelicula de Gibson. Es buenisima, para durar lo que dura, entretiene y muchisimo. He leido el comentario de jose y está mas que equivocado, Mel Gibson investigó muy bien y muchí­simo sobre el tema de está cultura y es muy fiel, bueno no tanto, ya que él dijo en unas declaraciones (respondiendo a unas acusasiones sobre su abundante violencia) que si le hubiera dado por poner violencia pura y dura, habrí­a puesto una matanza que duró como una semana en la que murieron cientos de esta civilización. Mel Gibson solo se ha limitado a poner lo más básico de todo lo que concierne a esta cultura. Pero pasemos de eso, la pelí­cula es impresionante, tiene un gran ritmo y nos mete en situaciones muy fuertes…Saludos.

Críticas

liga de la justicia

Cuando el remedio es peor que la enfermedad.

marrowbone

La losa de la lógica.

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

Twitter

Podcast