Críticas

LA CIENCIA DEL SUEÑO

¿Que cuánto tiene de Michel Gondry la pelí­cula? Mucho. No sólo porque se trata de su primera acometida como director y único guionista sino porque plantea la compleja exploración de un freak sobre el que proyecta muchas de sus inquietudes y aficiones. Todo ello desde un prisma mucho más cercano al del video-clip que en sus anteriores largometrajes. A priori, el gran reto del francés era el de montárselo al margen de su hasta hace poco pareja artí­stica, el guionista Charlie Kauffman, y salir airoso del paso. Ambos lograron el Óscar al Mejor Guión Original por Olví­date de mí­ (siempre me gustó más ‘El Eterno Resplandor de una Mente sin Recuerdos’, traducción del tí­tulo original para Latinoamérica) El caso es que Gondry no sólo ha conseguido estar a altura dialéctica de sus anteriores trabajos sino que además lo ha hecho con nota, introduciendo conversaciones delirantes y divertidí­simos giros de humor protagonizados por personajes que en ningún momento se prestan a los predecible. Si en el plano visual la marca Gondry es ya toda una garantí­a de entretenimiento, La Ciencia de los Sueños es una oportunidad para comprobar que, como cineasta, atesora muchas más aptitudes.

02311.gif

“Soy Gael.”

Hemos tenido que esperar varios meses para poder ver en nuestros cines lo que la mayorí­a considera la paja mental de un virtuoso de la imagen y lo que otros entendemos como una forma diferente de contar historias. Tras la muerte de su padre, el introvertido a la par que creativo Stéphane Miroux (Gael Garcí­a Bernal) se traslada a Parí­s y se instala en uno de los pisos que su madre Christine (Mioux Mioux) posee en la capital francesa. En uno de esos apartamentos reside en régimen de alquiler Stephanie (Charlotte Gainsbourg), a la que el protagonista conoce en una ridí­cula y memorable escena de mudanza. Stéphane pronto se topa con la obligación de afrontar su frustrante trabajo en una imprenta en la que confecciona calendarios y en la que sus creaciones no tienen salida. Sus ensoñaciones y la evolución de su relación con la vecina derivan en una mareante trama complicada por la inseguridad y la obsesiva distorsión de la realidad del protagonista. Tan complicada como lo pueda ser una relación entre dos personas que no viven de convencionalismos.

Gael juega la gran baza interpretativa de la pelí­cula, si bien la caracterización de Charlotte Gainsbourg no resulta todo lo convincente que pudiera. El mejicano se mete en su mejor papel desde ‘Amores Perros’ y ofrece un personaje entrañable por su graciosa ingenuidad. De entre los secundarios hay que destacar el papelón de Alain Chabat interpretando a Guy, compañero de trabajo y ocasional consejero de Stéphane, cuyo carisma reside en su absoluto rechazo a complejos y aspiraciones vitales. Aunque la cinta pierde ritmo a medida que pasan los minutos, los detalles y los innumerables recursos del director a través de animaciones o efectos logran mantener el nivel de atención.

02312.gif

“Veo cosas guays.”

No escasean guiños a su carrera (la de Gondry) dentro de la pelí­cula. Desde notas autobiográficas lo suficientemente claras –primera escena de la pelí­cula- en las que rememora aquellos años en los que compaginaba su carrera como baterí­a de Oui Oui con la creación de sus clips (los de la banda) hasta ideas recurrentes como la desproporción fí­sica del también oní­rico video de ‘Everlong’ que rodó para Foo Fighters. También hay elementos como las marionetas, los decorados construidos desde las manualidades y la perspectiva distorsionada que han poblado muchas de sus piezas -como ‘Human Behaviour’ de Bjí¶rk- y que ha ido perfeccionando con los años.

El bueno de Michel lleva cerca de 20 años experimentando, innovando y reclamando más atención al género del video clip y se puede decir que las carreras de Bjí¶rk, Massive Attack, The Chemical Brothers o White Stripes no se entienden sin la aportación del realizador de Versalles. Se encuentra entre los pioneros del ‘bullet time’ (efecto popularizado por la trilogí­a de Matrix) en ‘Like a Rolling Stone’ (1995) del ‘Sus Satánicas Majestades’; es un maestro en el arte de sacar el máximo provecho a un decorado mediante coreografí­as y juegos lumí­nicos en el ‘Around the World’ de sus compatriotas Daft Punk; y responsable de montajes imposibles como el de ‘Come into my World’ de Kylie Minogue o ‘The Hardest Button to Button’ (White Stripes). Tras su malogrado debut en la gran pantalla con Human Nature, en Olví­date de Mí­ nos regaló toda una lección de cine contemporáneo y ahora La Ciencia de los Sueños supone una nueva medallita en su currí­culum. Sólo queda animaros a ver una pelí­cula que cobra verdadero sentido en versión original. Eso sí­, corréis el peligro de perderos en el ambiguo entramado que enlaza realidad y ficción pero, ¿acaso no es esa la intención de su director?

Antonio Velasco Izquierdo (colaborador): viaja como un cosaco, estuvo fí­sicamente presente en la cabina en la que se rodó Ultima Llamada, con Colin Farrell, y trabaja en la página web de la cadena MTV, masacrando a todas esas bandas wannabe (My Chemical Romance, porjemplo) que aparecen como setas y demostrando su amor imperecedero por The Smashing Pumpkins.


Michel Gondry | Michel Gondry | Gael Garcí­a Bernal, Charlotte Gainsbourg, Alain Chabat, Miou-Miou, Pierre Vaneck, Emma de Caunes, Aurélia Petit, Sacha Bourdo, Jean-Michel Bernard | Jean-Louis Bompoint | Juliette Welfling | Jean Michel Bernard | Pierre Pell, Stephane Rozenbaum | Georges Bermann | - | Partizan Films, Gaumont, France 3 Cinema, Canal + TPS Star | Warner Bros | 9 |
  • nereyda

    Despues de ver Amelie y Eterno domingo de noviazgo o como se le llamó en México “Amor eterno” a manos de Jean-Pierre Jeunet y después de ver la anterior pelí­cula de Gondry, no esperaba menos de esta en cuanto a temática, manejo del entorno y de las ideas subersivas y psicodélicas muy apegada a esa locura que lo aleja de lo convencial aunque no creo apta para todo público al que por supuesto le parecerá horrorosa como suele suceder con los buenos filmes, ya que en Latinoamérica estamos muy pérsuadidos y hasta enajenados por el cine hollywoodense, alejado de los clichés y cada vez mas cerca de sus adetos, no puedo menos que agradecerle por tan magní­fico film..aburrido al principio con demasiada carga oní­rica y lenta a morir toma un sesgo tan bien manejado que te alenta a continuar hasta quedarte prendado de ella, excelentes Gael y Charlotte! no olviden verla en Jane Eyre….

  • Cata

    A mi me gusto mucho la pelicula, encuentro que mezclar el romance de un chico ingenioso con su bella vecina y ademas agregarle efectos y colores que produce su imaginacion, hace una pelicula que ahi que verla dos veces.

  • http://melange-marichuy.blogspot,com Marichuy

    A mi me pareció un filme muy interesante, auque quizá no es para todo público, porque no es muy convencional. Creo que Gondry es muy valioso porque apuesta por algo olvidado últimamente por muchos cineastas: la imaginación y la creatividad por encima de la taquilla y complacencia. El filme es visualmente muy bello, pero además, tiene esencia y diálogos antisolemnes; la banda sonora me gustó.

    Como yo no soy crí­tica especializada, no voy a otorgarle calificación pero si diré que está entre mis favoritos de los últimos tiempos; tanto que el sábado fui a la Cineteca Nacional y volví­ a disfrutarlo.

  • Eversmann

    Me resisto a verla, el Gondry este me da repelús. Con “Olví­date de mi” casi entré en coma profundo, a este pabo lo único que le sale bien son videoclips.

  • http://www.frodillo.blogspot.com Donnie

    Me lo pasé genial con ella, altamente recomedable.
    Es de esas pelí­culas que te alegra el dí­a.

    SALUDOS!

  • José Manuel Alvarez

    Una interesante pelicula que a ratos puede parecer hiperquinetica o hasta psicodelica, pero que en ningun momento te hace dudar de que estas en presencia de una muy buena pelicula. Se las recomiendo a todos los que busquen algo nuevo en el cine, y claro esta a los fanaticos de eterno resplandor(olvidate de mi como le pusieron por alla). Mi nota… un 8

Críticas

liga de la justicia

Cuando el remedio es peor que la enfermedad.

marrowbone

La losa de la lógica.

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

Twitter

Podcast