Reportajes

CAMINO A LOS OSCAR IV

MEJOR DIRECTOR. 

ALEJANDRO GONZÁLEZ IÑÁRRITU. Mexicano de 43 años. Es candidato al Oscar por Babel, esta es su primera nominación aunque en el año 2001 optó con Amores Perros al Oscar a la mejor pelí­cula en lengua no inglesa. Sus inicios en el mundo del espectáculo llegaron de la mano de la radio como DJ en donde llegó a ser bastante conocido, mientras estudiaba realización y teatro en Los Ángeles y se dedicó a componer música para diferentes pelí­culas. En el año 1990 entra en Televisa y se convierte en el productor más joven de la televisión, cuando abandonó la cadena fundó su productora Zeta Films y comenzó a escribir y rodar anuncios de televisión. Su gusto por las buenas historias hizo que se encontrara con el guionista Guillermo Arriaga, planearon realizar once cortometrajes sobre la naturaleza contradictoria de la Ciudad de México, después de tres años de trabajo en donde elaboraron treinta y seis borradores, terminaron por desarrollar tres de las historias así­ nació Amores Perros. La cinta fue seleccionada por el Festival de Cannes en el año 2000, se la consideró una de las mejores pelí­culas del certamen y recibió los premios de la Semana de la Crí­tica y de la Juventud, a partir de allí­ llegaron otros festivales, como el de San Sebastián, Tokio, Valdivia, Montreal o Bogotá, y comenzó a recoger premios de la crí­tica especializada y del público. La cinta recibió el BAFTA, 10 premios Ariel de la Academia de Cine Mexicana y fue candidata al Oscar, la lástima es que fue el año de Tigre y Dragón. En el año 2002 colaboró en un proyecto colectivo junto a realizadores como Ken Loach, Amos Gitai, Mira Nair o Sean Penn con el fin de narrar el horror de los atentados del 11 S, 11’9″01. Con el éxito de Amores Perros, una pelí­cula que costó 2 millones de dólares y que recaudó más de 30 en todo el mundo, se le abrieron las puertas de Hollywood, Universal Studios produjo su siguiente pelí­cula, 21 Gramos, cinta que serí­a escrita por Guillermo Arriaga, y protagonizada por tres actores de excepción, Sean Penn, Naomi Watts y Benicio del Toro, esta cinta serí­a presentada en el Festival de Venecia en donde Sean Penn serí­a galardonado por la Copa Volpi mientras que Watts y del Toro recibieron premios paralelos. La reacción tanto de la crí­tica como del público fue excelente, y la pelí­cula tuvo dos nominaciones a los Oscars para Naomi Watts y Benicio del Toro. Su tercera y última colaboración con Guillermo Arriaga es Babel, un film que consta de cuatro historias ambientadas en Marruecos, México y Japón, y protagonizado por actores como Brad Pitt, Cate Blanchett y las también nominadas Adriana Barraza y Rinko Kikuchi con el que cierra la trilogí­a sobre el Alma Humana. La cinta fue presentada en el Festiva de Cannes, fue una de las cintas mejor valoradas del certamen y el realizador recibió el premio al mejor director. González Iñárritu con tan solo tres pelí­culas se ha convertido en uno de los realizadores más prestigiosos del panorama cinematográfico actual influyendo a otros directores, a ello ha contribuido su manera de hacer cine, contando varias historias conectándolas entre sí­ con un hecho trágico y empleando un montaje desordenado. Por Babel obtuvo el premio al mejor realizador en el citado Festival de Cannes y ha sido candidato al Golde Satellite, Globo de Oro, al premio del Gremio de Directores y al BAFTA.

inarritu.jpg

MARTIN SCORSESE. Norteamericano de 64 años. Es candidato al Oscar por Infiltrados, esta es su sexta nominación, ha optado por Toro Salvaje (1981), La íšltima Tentación de Cristo (1989), Uno de los Nuestros (1991), Gangs of New York (2003) y El Aviador (2005), también ha tenido otras dos candidaturas por los guiones de Uno de los Nuestros y La Edad de la Inocencia (1994). Descendiente de italianos y de formación católica, sentí­a fascinación por el cine del neorrealismo italiano, sobretodo por El Ladrón de Bicicletas de Vittorio de Sica con la que llegó a obsersionarse. Deseaba convertirse en sacerdote e ingresó en un seminario en el año 1956 pero su pasión por el cine era más fuerte y abandonó los hábitos, ingresó en la Escuela de Cine de la Universidad de Nueva York obteniendo la licenciatura en el año 1964 y una maestrí­a en la misma en el año 1966. Mientras estudiaba realizó los cortometrajes What’s a Nice Girl Like You Doing in a Place Like This?, It’s Not Just You, Murray!, pero el más célebre es The Big Shave del año 1967, también participaba en otros proyectos estudiantiles y colaboró en el montaje de Woodstock junto a la que se convertirí­a en su montadora Thelma Schoonmaker. En el año 1969 realizarí­a su ópera primera ¿Quién Llama a mi Puerta? protagonizada por un compañero de estudios, Harvey Keiteil, a partir de esta época entró a formar parte de la banda de cineastas de la década de los setenta, el clan de los barbudos formado por Francis Ford Coppola, Brian De Palma, George Lucas y Steven Spielberg. Roger Corman, que habí­a ayudado a otros directores noveles, producirí­a su siguiente pelí­cula El Tren de Bertha, con este film aprendió a trabajar rápido, algo que le vino muy bien para su próximo proyecto, Malas Calles, protagonizado por Harvey Keitel y Robert De Niro, Brian De Palma fue quien se lo presentó, la pelí­cula resultó un éxito y lanzó al estrellato al realizador y a De Niro, por cierto a Keitel no le sentó nada bien que los parabienes fueran para su compañero de reparto. Tras el éxito de Malas Calles la actriz Ellen Burstyn encargó a Scorsese dirigirla en Alicia ya no Vive Aquí­, por el que la intérprete recibió el Oscar a la mejor actriz en el año 1975, Scorsese optó a la Palma de Oro del Festival de Cannes y al BAFTA. Pero su consagración llegarí­a con su siguiente pelí­cula, Taxi Driver, protagonizada por Robert De Niro, Harvey Keitel y Jodie Foster, a quien habí­a dirigido en la cinta anterior, por este trabajo ganarí­a la Palma de Oro en el Festival de Cannes, serí­a candidato al BAFTA y verí­a que tanto la pelí­cula como De Niro y Foster serí­an candidatos al Oscar y él no, tal vez era todo un presagio de lo que sucederí­a después. Tras el éxito de Taxi Driver se enfrentó a su primera pelí­cula de gran presupuesto, fue New York, New York que resultó ser un gran fracaso de taquilla. Su primera candidatura llegarí­a con otra obra maestra Toro Salvaje, proclamada por los crí­ticos como la mejor pelí­cula de la década de los ochenta, no ganó, aquel fue el año de Robert Redford con Gente Corriente. Vinieron otros tí­tulos como Jo, ¡Qué Noche! por la que recibirí­a el premio al mejor director en el Festival de Cannes en el año 1986, El Color del Dinero y en el año 1988 llegarí­a el escándalo al presentar en el Festival de Venecia, La íšltima Tentación de Cristo, adaptación del libro escrito por Nokos Kazantzakis, en donde se presenta a Jesús de Nazareth liberado de la crucificción y manteniendo relaciones con Marí­a Magdalena, era un proyecto personal de Scorsese, lo realizó con el dinero que ganó con El Color del Dinero, era una producción modesta con la que sabí­a que no iba a obtener beneficios, el film se prohibió en diversos paí­ses y en algunas ciudades se quemaron salas de cine, pero el realizador encontró el apoyo de parte de la clase polí­tica, por este film obtendrí­a su segunda candidatura al Oscar. En el año 1990 llegarí­a otra de sus obras maestras Uno de los Nuestros, de nuevo protagonizada por Robert De Niro, por este trabajo serí­a galardonado el premio al mejor director del Festival de Venecia, el BAFTA, obtendrí­a diversos premios de la crí­tica, serí­a candidato al premio del Gremio de Directores y llegarí­a su tercera candidatura al Oscar, pero la Academia realizó una jugada que con los años se convertirí­a en una de sus grandes vergüenzas, ya que el Oscar al mejor director se lo llevó Kevin Costner por Bailando con Lobos. Después de este tí­tulo llegarí­a El Cabo del Miedo, remake de El Cabo del Terror, protagonizado por Robert De Niro y Nick Nolte, no fue un éxito de crí­tica pero sí­ de taquilla. Durante los siguientes años llegarí­an cintas como La Edad de la Inocencia, con la que conseguirí­a una candidatura al Oscar al mejor guión adaptado y al premio del Gremio de Directores, Casino y Al Lí­mite. En el año 2000 logra rodar uno de sus proyectos más personales Gangs of New York, una cinta que querí­a rodar a finales de los años setenta con Robert De Niro, no pudo ser, el fracaso de La Puerta del Cielo de Michael Cimino hizo que todas las grandes superproducciones se guardaran en un cajón. El rodaje fue problemático y la posproducción fue aún peor, el productor era Harvey Weinstein, también conocido como Harvey “Manostijeras”, exigió que se elminase parte de su metraje y se cambiara el final varias veces, finalmente la pelí­cula fue estrenada en el año 2002 y no se convirtió precisamente en un éxito de taquilla ya que apenas cubrió los 100 millones del presupuesto, aún así­ se veí­a que era el momento para premiar a Martin Scorsese, recibió varios premios de la crí­tica, el Globo de Oro y nominaciones al premio del Gremio de Directores y el Oscar, pero esta vez el premio se lo llevó Roman Polanski por El Pianista y no solo eso, Gangs of New York no se llevó nada. En el año 2004 estrenarí­a un encargo del actor Leonardo DiCaprio, El Aviador, biopic del excéntrico millonario productor y director de cine Howard Hughes, de nuevo serí­a premiado por la crí­tica, conseguirí­a candidatura al premio del Gremio de Directores y el Oscar, pero esta vez Martin no las tení­a consigo, no era el favorito, lo era quien realmente ganó, Clint Eastwood por Million Dollar Baby. Con Infiltrados, su última pelí­cula, vuelve a un territorio que le es conocido, la mafia, pero no es una idea original, es un remake de Infernal Affairs de Wai Keung Lau y Siu Fai Mak, para ello contarí­a la historia de un policí­a infiltrado en la mafia irlandesa de Boston y de un miembro de esa mafia infiltrado en la policí­a, reclutarí­a a su último actor fetiche Leonardo DiCaprio, Matt Damon, Jack Nicholson, el también nominado Mark Wahlberg, Martin Sheen, Alec Baldwin y Vera Farmiga, la crí­tica calificarí­a a Infiltrados como su mejor pelí­cula desde Uno de los Nuestros y conseguirí­a su mayor éxito de taquilla. Por Infiltrados ha recibido los premios de la Junta Nacional de Crí­ticos, Asociaciones de Crí­ticos de Boston, Washington, Nueva York, Sudeste de los Estados Unidos, Las Vegas, Dallas, Phoenix, Florida, Oklahoma, Chicago, Crí­ticos de Cine Online, San Luis, Ohio, Iowa, Critic’s Choice, el Globo de Oro y por primera vez ha sido galardonado por el Gremio de Directores tras varios intentos, también optó al BAFTA. 

scorsese.jpg

CLINT EASTWOOD. Norteamericano de 76 años. Es candidato al Oscar por Cartas desde Iwo Jima, esta es su cuarta candidatura, ha sido nominado por Mystic River (2004) y ha ganado por Sin Perdón (1993) y Million Dollar Baby (2005), también ha sido candidato por sus trabajos como actor en estas dos pelí­culas. Cuando ya habí­a logrado ser un actor reconocido por el gran público con tí­tulos como El Bueno, el Feo y el Malo o Por un Puñado de Dólares y estaba a punto de protagonizar Harry el Sucio decidió realizar su ópera prima en el año 1971 fue Escalofrí­o en la Noche un thriller en donde contaba la historia de un locutor de radio acosado por una admiradora, rodando este film ya daba muestras de cómo serí­a como realizador, rodarí­a rápido para ahorrar dinero, la pelí­cula estuvo filmada en 21 dí­as y el estudio se ahorró 50.000 dólares, la pelí­cula fue bien recibida. A partir de aquí­ combinarí­a su faceta de actor y director. En los años setenta se convirtió en todo un icono cinematográfico, en el macho por excelencia gracias al inspector Harry Callahan, durante esta década y el principio de los años ochenta su trabajo como director se limitó a meras pelí­culas de acción como Firefox, Licencia para Matar, Ruta Suicida o Impacto Súbito aunque también probó suerte en el drama con Primavera en Otoño. Pero a mediados de los años ochenta rueda un western crepuscular El Jinete Pálido por el que fue candidato a la Palma de Oro, a partir de aquí­ los crí­ticos comenzaron a valorar su labor como realizador. En el año 1988 sorprendió al presentar en el Festival de Cannes, Bird, biopic del saxofonista Charlie “Bird” Parker, el hombre duro por antonomasia se habí­a revelado como un realizador con una sensibilidad inimaginable, por este trabajo obtuvo el Globo de Oro al mejor director aunque no fue candidato al Oscar. Pero la consagración como realizador llegarí­a en el año 1992 con Sin Perdón, otro western crepuscular rodado con absoluta maestrí­a y que dedicarí­a a sus dos mentores Sergio Leone y Don Siegel, por este trabajo consiguió la mayorí­a de los premios de la crí­tica, su segundo Globo de Oro como realizador, el premio del Gremio de Directores, serí­a candidato por primera vez al Oscar en la categorí­a de mejor actor protagonista y obtendrí­a su primer Oscar al mejor director. En el año 1995 volverí­a a cautivar tanto al público como a la crí­tica con Los Puentes de Madison, una bellí­sima historia de amor entre un fotógrafo que está de paso por un pueblo y una ama de casa, consiguió premios de la crí­tica pero no fue candidato al Oscar. Su siguiente nominación llegarí­a en el año 2.004 con la desgarradora e inquietante Mystic River, otra auténtica obra maestra de Tito Clint, por la que ganarí­a una mención especial en el Festival de Cannes. A principios de 2005 estrenarí­a Million Dollar Baby, un proyecto de Warner que estuvo durante años escondido, una de las cintas más sobrecogedoras de los últimos años y una otra auténtica obra maestra. Por esta cinta lo ganó todo, los premios de la crí­tica, su tercer Globo de Oro como realizador, el premio del Gremio de Directores, conseguirí­a una nueva candidatura al Oscar al mejor actor y su segundo Oscar como mejor director. Tras ganar los premios por Million Dollar Baby se adentró en Banderas de Nuestros Padres en donde contarí­a una de las batallas más sangrientas de la Segunda Guerra Mundial, la de la isla Iwo Jima, mientras estaba preparando esta cinta se interesó por la acción de los soldados japoneses y por la personalidad del General Tadamichi Kuribayashi que estaba al frente de los soldados. Descubrió que en Japón se encontraba editado un pequeño libro de cartas del general y decidió hacer algo inaudito contar la misma historia desde dos puntos de vista diferente. La recepción de la crí­tica ha sido excelente, superando a la cosechada por Banderas de Nuestros Padres. Por este trabajo ganó el premio de la Asociación de Crí­ticos de San Diego, y fue candidato al Critic’s Choice y al Globo de Oro. 

eastwood.jpg

STEPHEN FREARS. Británico de 65 años. Es candidato al Oscar por La Reina, esta es su segunda candidatura, ha sido nominado por Los Timadores en el año 1991. Tras estudiar Derecho en la Universidad de Cambridge conoció a algunos miembros de los Monty Python como John Cleese y sintió curiosidad por el mundo del teatro y posteriormente por el cine. A partir de 1965 comenzó como ayudante de dirección en varias pelí­culas y realizó cortometrajes, programas y series de televisión y en el año 1971 rodarí­a su primera pelí­cula Detective sin Licencia protagonizada por Albert Finney. Durante la década de los setenta su carrera se desarrollarí­a principalmente en la televisión, a mediados de los años ochenta llegarí­an sus primeros éxitos de crí­tica con cintas como Mi Hermosa Lavanderí­a, Ábrete de Orejas, con la que optó a la Palma de Oro, Sammy y Rosie se lo Montan con los que realiza una crí­tica sobre la sociedad inglesa. Con el éxito de estas tres pelí­culas realiza su debut en Hollywood con una gran producción, Las Amistades Peligrosas un éxito de crí­tica y público por el que fue candidato al BAFTA, aunque no lo fue al Oscar. Su siguiente pelí­cula en Hollywood, Los Timadores, también se convirtió en un gran éxito y llegarí­a su primera candidatura al Oscar. Pero el fracaso de su siguiente pelí­cula Héroe por Accidente, durante su rodaje sufrió un infarto, le echaron la culpa a Dustin Hoffman que se comportó como un auténtico insoportable, regresó a Inglaterra donde rodarí­a una cinta destinada a la televisión pero que se estrenó en cines, Café Irlandés en el año 1993. Estuvo tres años sin rodar y volvió a colocarse tras la cámara para realizar Mary Reilly en donde también sufrió lo suyo con Julia Roberts, la pelí­cula resultó ser un auténtico desastre, cuando finalizó el rodaje de esta realizarí­a la segunda parte de Café Irlandés, La Camioneta que no funcionó tan bien como su precedente. En los últimos años ha rodado Hi Lo Country por la que ganó el premio al mejor realizador en el Festival de Berlí­n, Alta Fidelidad, considerada una cinta de culto, Liam, Negocios Ocultos, ambos tí­tulos optaron al León de Oro en el Festival de Venecia y La Señora Henderson Presenta. En el año 2003 realiza para televisión The Deal en donde narraba el proceso por el que Tony Blair se convirtió en lí­der del Partido Laborista, el guión lo firmó Peter Morgan, tras el éxito de la pelí­cula para televisión Morgan y Frears acordaron realizar una pelí­cula sobre la reina Isabel II con una clara protagonista Helen Mirren. El resultado llegó tres años después. Se presentó en el Festival de Venecia y llegó a ser una de las cintas mejor valoradas del certamen. Por La Reina ha ganado los premios de la Asociación de Crí­ticos de Internet de Nueva York, Toronto, Evening Standard, Cí­rculo de Crí­ticos Cinematográficos de Londres, fue candidato al Critic’s Choice, Golden Satellite, Globo de Oro, premio del Gremio de Directores y al BAFTA.

frears.jpg

PAUL GREENGRASS. Británico de 51 años. Es candidato al Oscar por United 93, esta es su primera nominación. Después de estudiar en la Universidad de Cambridge entró en la Escuela de Granada TV y se pasó los primeros años de su carrera cinematográfica realizando anuncios y la serie documental World in Action es allí­ cuando se interesa por el confilto armado en Irlanda del Norte. Realizó su primera pelí­cula Resurrected en el año 1989, en el que se adentraba en la guerra de las Malvinas, por este trabajo participó en el Festival de Berlí­n obteniendo dos premios paralelos. Siguió trabajando en televisión realizando pelí­culas en donde repasaba los acontecimientos polí­ticos y sociales que habí­an marcado a Gran Bretaña recientemente, buenos ejemplos son Open Fire, sobre un policí­a acusado de asesinato, The One that Got Away sobre la operación militar durante la primera Guerra del Golfo y The Fix sobre la corrupción en el fútbol. En el año 1998 realiza su segunda pelí­cula, Extraña Petición protagonizada por Kenneth Branagh y Helena Bonham Carter que pasó más bien desapercibida. Su consagración llegarí­a con su siguiente cinta Domingo Sangriento en donde se relataba los acontecimientos ocurridos el domingo 30 de enero de 1972 cuando las fuerzas del orden británico abrieron fuego contra una serie de manifestantes que protestaban por el empleo del “internment” una medida por la cual todo sospechoso de pertenecer al IRA serí­a encarcelado sin juicio previo, la matanza dejó 14 muertos y más de 30 heridos, el film era un proyecto televisivo pero acabó estrenándose en los cines, se presentó en el Festival de Sundance en donde ganó el premio del público y fue galardonado con el Oso de Oro del Festival de Berlí­n en el año 2002. A partir de aquí­ realizó su primera incursión en Hollywood con El Mito de Bourne. Siguiendo con algo que caracteriza a su filmografí­a que es narrar los acontecimientos sociales y polí­ticos que han marcado a la población se embarcó en su próximo proyecto United 93 en donde se acercarí­a a los atentados del 11-S para ello contarí­a qué pasó en el vuelo 93 de la United Airlines con destino a Oklahoma que fue secuestrado por un comando formado por cuatro terroristas con la intención de estrellarlo contra la Casablanca pero no cumplió su objetivo ya que los pasajeros se rebelaron contra los terroristas lamentablemente sin éxito, el avión se estrelló en un campo de Pensilvania falleciendo todos sus ocupantes. Greengrass cuenta lo que sucedió o lo que pudo suceder tanto en ese avión como en las torres de control, para ello se basó en las conversaciones entre los controladores y los mandos militares y en las llamadas que realizaron los pasajeros en donde contaban a sus familiares lo que estaba ocurriendo, los familiares de los fallecidos colaboraron en todo momento con el realizador, los actores protagonistas no eran rostros conocidos, el film se rodó con cámara al hombro y se apoya en un montaje dinámico por lo que se asemeja a un documental, como Domingo Sangriento. Esta fue la primera cinta que llegó a los cines sobre los atentados del 11-S, la sociedad norteamericana aún tiene muy reciente estos lamentables acontecimientos por lo que no vio bien que Hollywood se acercara a ellos, a pesar del miedo de los espectadores norteamericanos a enfrentarse a una pelí­cula de estas caracterí­sticas, United 93 se convirtió en un éxito de taquilla y es una de las cintas mejor valoradas de este año, aunque en los Oscars solo sean candidatos la dirección y el montaje. Greengrass ha recibido por este trabajo los premios de las asociaciones de crí­ticos de Los Ángeles, San Francisco, Kansas City, Asociación Nacional de Crí­ticos, Cí­rculo de Crí­ticos Cinematográficos de Londres y el BAFTA, también fue candidato al Critic’s Choice.

greengrass.jpg

Sigue con las candidatas a mejor pelí­cula  

  

  

  

  

  

Mary Carmen Rodrí­guez

Soy iconódula y oscarnallóloga.

Críticas

chpa1

Camelot termina.

predator

Pintaba muy bien.

la monja

Terror perezoso sostenido en un escenario terrorífico.

equalizer 2

Tu amigo y vecino Denzel.

Captura

La bestia domada.

Twitter

Podcast