Críticas

GHOST RIDER

Jojojojojojojojojo. En fin. Que conste que yo querí­a haber visto este fin de semana la de Bosque de Sombras y que como NO ESTABA EN TODO MADRID (ciudad, y no tengo coche para ir al Kinépolis) decidí­ ir a ver Ghost Rider. No por sufrir, simplemente querí­a ver una peli para echar el rato y Ghost Rider lo era… o eso creí­a yo.

Yo ni soy fan ni detractor de las pelis basadas en superhéroes. Las buenas me gustan, las mediocres depende de lo entretenidas que sean y de si tienen alguna escena buena, y las malas no. He visto la gran mayorí­a de ellas y desde luego Ghost Rider es de las peores por derecho propio.

Entiendo que si vas ha hacer una peli basada en un héroe de clase B (no por calidad, sino por fama o popularidad) y que por lo tanto es menos conocido, no hagas una apuesta hipergorda por él en lo presupuestario, ahora bien, si el cómic y el personaje tienen miga, sácala, cabrón, que escribir una buena historia no cuesta dinero, sólo trabajo. Este caso es justo el inverso. Se ha dispuesto de un presupuesto de unos 120 millones de dólares según IMDb, y todo para un proyecto cuyo guión no vale ni para empapelar un váter.

Analicemos a qué me refiero con lo del guión. El comienzo es el mismo que el de Daredevil (¿será coincidencia que el director y guionista sea el mí­smo?), es decir, padre frustrado y acabado que malvive, en este caso por una enfermedad y no por encargos de mafiosos, pero malvive a fin de cuentas. El padre acaba malamente y eso impulsa al hijo a llevar su vida por unos derroteros que todos conocemos: superhéroe al canto. El problema es que lo que en Daredevil era obvio aquí­ es asquerosamente predecible y ridí­culo. Entiendo que un padre oculte a un hijo una enfermedad para no preocuparle, pero no que el hijo encuentre la carta un poco arrugada en la papelera lista para ser vista, que pacte con el diablo, que tiene peor pinta que un testigo de Jehová con resaca y que encima ha entrado en tu garaje sin avisar, a oscuras y con un bastón de capullo con una calavera. Que si el padre se cura de la noche a la mañana, le haya dado tiempo a ir antes al médico para una revisión y así­ decirle a su hijo en la siguiente escena que está curado y acto seguido salir a recoger mazorcas o lo que coño sea que va a hacer con la alegrí­a de un tipo que acaba de comprarse una bolsa de pipas. En la siguiente escena, el padre, acróbata motorista, se pega una toña tremenda y vemos a Peter Fonda (el diablo) por ahí­ al fondo para que todos sepamos que ha sido él, y por si acaso, lo resaltamos con música chunga, a ver si no lo vamos a pillar. Así­ toda la peli. Para tontos.

pasaje-del-terror.gif

Cage, en el Pasaje del Terror, en las fiestas de Calatrava del Real en el verano de 2004.

Pero el problema no es sólo que el guión esté dirigido a lerdos. Es que un personaje como el motorista fantasma, es decir, un motero con una calavera llameante por rostro, se acerca más a Ace Ventura que a un antihéroe chungo salido de las llamas del infierno por un pacto con el diablo que posee su alma (pero no su espí­ritu, como nos aclarará Nicolas Cage en una lamentable frase casi al final de la peli). Esas poses, ese dedito tonto que señala a los malos, diossssss. Muy triste. Las mejores escenas son las cómicas, pero no estamos en una comedia, ¿o sí­?. Esas escenas corresponden a una tí­pica siniestra a la que entrevistan en la tele y a Nicolas Cage explicándole a su antigua novia su condición de ser humano vengador del demonio. Ya. Luego hay otra que parece que va a ser de coña, en la que Cage intenta controlar sus poderes, pone una pose lamentable sacando molla, pero, ¡mierda!, controla sus poderes a la primera, y el chiste pasa a ser cómo disimula el olor a quemado ante su chica echando la culpa a la barbacoa de los vecinos. ¡¿PERO QUE MIERDA ES ESTA?! Sobra decir que Cage está más pasado que un narco brasileño (en lo interpretativo, claro) y que se pasa media peli con el labio tonto, la tí­pica cara de Nicolas Cage embobado.

Y si el prota es lamentable, qué se puede decir de los malos. Peter Fonda, que está acabadí­simo desde que hizo Easy Rider (han pasado casi 40 años) hace de Mefistófeles que es quien pacta con Cage y el poseedor de su alma. Pero Mefistófeles está enfrentado a su hijo, Blackheart, interpretado por ese actor que tubo la potra de salir en American Beauty y que tiene una cara de loco porrero que no puede con ella, Wes Bentley. Así­ que se papá y su hijo se llevan mal y se disputan un papel que está oculto en un cementerio al que no pueden acceder porque es sagrado. El hijo entonces se pone a matar a mucha gente con sus colegas, porque sí­, porque son malos, y ya está, y todos llevan gabardina y ponen pose de siniestro de Gran Ví­a. ¿He dicho que son muy malos? A eso se reducen, a ser malos, como vienen del infierno, no hay que justificar nada de lo que hacen, son malos y punto.

siniestros-gran-via.gif

¡Cuidado, tienen tortí­colis!

La chica, Eva Mendes, lleva camisas abiertas que asoman sujetador y ese es su papel. ¿Para qué se va a necesitar a una tí­a en una peli si no es para enseñar las tetas, aunque sea a medias? Así­ han debido razonar el director y los productores.

Las escenas de acción son, casi todas, bien cutres. No hay una gran pelea ni una gran persecución ni nada así­, que era lo único que llegados a este punto podí­a ofrecer la peli. Y es más, las estética, el tono y las escenas de la peli parecen totalmente inconexas, lo mismo estás en un bucólico decorado campestre que en una calle cerda de la ciudad que en un pantano que parece la entrada del Pasaje del Terror de las barracas. Ni el tema artí­stico está cuidado. Parece que los 120 millones los han centrado en los efectos especiales, lo único salvable, el sueldo de Nicolas Cage y su peluca.

Para rematar se comete otro error bien gordo y es el abrir varias subtramas y no cerrarlas, o hacerlo de forma lamentable (la investigación policial, la obsesión por la muerte del prota, el papelajo de la disputa…). Y ya puestos, pues cerramos también la peli con un final como el de Blade con “la magra” (idéntico) y luego el clásico desenlace abierto por si la peli fuera exitosa, que quizas haga pasta en el estreno, pero vista esta mierda, caerá a plomo en la taquilla americana. Si no lo hace ¿será una señal del apocalipsis?.

Cualquier alternativa es mejor, creedme.


Mark Steven Johnson | Mark Steven Johnson | Nicolas Cage, Eva Mendes, Wes Bentley, Peter Fonda, Matt Long, Raquel Alessi, Bret Cullen, Donald Logue, Sam Elliott | Russell Boyd, John Wheeler | Richard Francis-Bruce | Christopher Young | Kirk M. Petruccelli | Avi Arad, Michael De Luca, Gary Foster, Steven Paul | Kevin Feige, Norman Golightly, David S. Goyer, Stan Lee, E. Bennett Walsh | Columbia Pictures Corporation, Vengeance Productions, Dimension Films, Marvel Enterpreises, Crystal Sky Pictures, Relativity Media | Sony Pictures | 16/02/07 | Johnny Blaze es un motorista acróbata que vende el alma al diablo para salvar la vida de su padre enfermo. El diablo a cambio le utilizará como su perro de presa encarnado en un motorista fantasma, que sin embargo se rebelará contra su dueño | 2 |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • SorryUSucks

    Uajjaja patético. …que vas a saber tú de un narco colombiano ujajaj. …sabes más bien poco de la vida Real…xq por lo que se puede ver en tus comentarios es que más bien parecen un capítulo entero de algún libro, que un comentario (malisimo de hecho ) que una opinion de una película
    .. por que si salieses un poquito a la calle y vieses un poco el cómo es la vida Real verías que para nada tiene sentido ecomparar esas dos cosas con tus opiniones de friqui que no tiene otra cosa mejor que hacer que quedarse en casa para comentar pelis .jjjj …patético … Bueno, a lo que iba ..la peli me parece bastante bien para pasar el rato y mi problema es que si el gil que ha empezado con esto tiene tanto tiempo para criticarla es que no tiene ni vida social ni mucho menos una novia…que pena…pobre de el..jaaj

Críticas

liga de la justicia

Cuando el remedio es peor que la enfermedad.

marrowbone

La losa de la lógica.

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

Twitter

Podcast