Críticas

HANNIBAL: EL ORIGEN DEL MAL

Tal y como va el cine de terror últimamente (y que alcanza nuevas cimas de inmundicia con una pelí­cula llamada Black Christmas, que comentarmos próximamente) Hannibal Rising (no, de nuevo, no voy a emplear el tí­tulo original, induce a error) es refrescante. No es una gran pelí­cula ni mucho menos, pero rescata a una interesante saga de la parodia de sí­ misma en la que se habí­a convertido, cosa que en parte hay que agradecer al Anthony Hopkins de El Dragón Rojo, completamente encocado, y se convierte en una curiosidad espléndidamente filmada por Peter Weber, que combina el sentido de gran guiñol que rodea la historia con grandes de elegancia y el gusto suficiente para no convertir al joven Lecter en Jason Vorhees.

Hay que decir que el original literario no está a la altura y por lo tanto, la adaptación está casi perdida de antemano. No se nos dan muchos datos sobre la personalidad del buen doctor, y es difí­cil otorgar profundidad a un personaje poco desarrollado. En mi opinión, Lecter estarí­a mucho mejor apartadito, como el tí­pico secundario con gancho. En el momento en el que se le dedica una pelicula entera, comienza a aparecer la sensación de “sí­ndrome Jay y Silent Bob”, por mencionar al tí­pico personaje interesante en pequeñas dosis que se va al garete cuando se convierte en protagonista. Por mucho que su historia sea trágica: Lecter, hijo de un conde lituano, pierde a toda su familia en la guerra y tanto él como su hermana se ven retenidos por un grupo de soldados durante todo un duro y cruel invierno. Cuando los soldados, comandados por el (malvadisisisisimo) Vladis Grutas, abandonan el lugar con la llegada del deshielo, el ahora hijo único pobrecillo Hannibal (Gaspard Ulliel) es rescatado por los soldados rusos, pasa al cuidado de Lady Murasaki (Gong Li) y comienza a tramar su venganza, esquivando al inspector y cazador de criminales de guerra Pascal Popin (Dominic West, más perdido que perro en lancha).

hannibal-lecter-joven.gif

Una de los aspectos que más me gustan de sagas como Alien, por ejemplo, es que cada entrega está abordada por un director diferente y, por lo tanto, con una sensibilidad distinta. Viendo El Silencio de Los Corderos en perspectiva, el fichaje de Jonathan Demme fue el mayor acierto de este peliculón: un director relativamente marginal con personalidad propia. Webber todaví­a confí­a más en su talento visual que en su habilidad para controlar a sus actores, pero desde luego no es el tuercebotas de Brett Ratner. Es un director sencillo que explota sus habilidades y se limita a dirigir la acción sin complicaciones ni estridencias. Pero lo que destaca realmente es que no tiene ningún tipo de escrúpulo a la hora de manejar la violencia en el film, que merece el ‘No Recomendado para Menores de 18’, pero que en ningún momento se convierte en el festival de guarradas gore al que estamos tristemente acostumbrados. Hannibal Rising os puede parecer una tonterí­a, pero es una tonterí­a seria. Podremos levantar la ceja cuando veamos a Hannibal recibir un entrenamiento samurai a manos de Murasaki, pero es muy difí­cil que se nos escapen las risas. Webber merece mérito tanto por manejar la historia con tranquilidad y calma como por controlar los momentos decididamente absurdos (y hay unos cuantos) esparcidos por el film.

Cogiendo el testigo de Sir Anthony está Gaspard Ulliel, que se presentó al gran público haciendo de novio pánfilo en Largo Domingo de Noviazgo. Bueno, pues se acabó el pánfilo. De acuerdo: a veces se pasa de la raya y sus miraditas de loco producen más grima que terror, pero al menos no está dormido e intenta profundizar en el personaje. Es una lástima que, aparte de su habilidad para matar de mil y una formas creativas, no se nos de más razones para temer a Hannibal Lecter, no profundice en su capacidad de penetración en la mente del ser humano y no se nos regale ninguna de esas puyas que suelen llegar al corazón. Nunca estuvo tan bien desarrollado como en El Silencio…(recordemos todos con orgullo la escena de la entrevista con la senadora Martin) y uno esperaba que este film aportara algo de revelación sobre su forma de ser. Sabemos que quiere vengarse porque asesinan a su hermana, pero nada nos hace imaginar por qué, para él, la descortesí­a es el peor de los pecados.

gong-li-hannibal.gif

Hay que agradecer a Ulliel el esfuerzo que pone en el papel, lo haga mejor o peor (en la escena de la tortura con la cuerda y el caballo está especialmente notable), como también hay que agraceder a Gong Li que simplemente, exista. Después de Miami Vice, Gong Li regresa con “mujer dura que muestra sus debilidades femeninas cuando está en peligro, parte 2”. Su papel es de coña y más que tutora de Lecter, es su objeto amoroso (y el de Popil, lo que da pie a un triángulo romántico que chirrí­a por todos lados, revelándonos que en el amor, Lecter es un mocoso celoso tontolnabo y eso, como que no acojona). Pero como esta señora maneja las expresiones faciales como nadie y le rodea un aura mágica, su mera presencia ya es suficiente como para mantener el interés del espectador. A Dominic West es mejor verle en la serie The Wire. Y destacar a Rhys Ifans en uno de los primeros films en los que le veo haciendo de tipo serio. Yo tení­a razón al final los calladitos son los peores. Ifans, generalmente considerado por Hollywood como el “Escocés chiflado”, aguanta bastante bien su personaje y resulta lo suficientemente amenazador, pero tampoco llega a sobresalir en un film que, de ser estrenado en los años 70, antes de todo este espectáculo de luces, sangre y colores videocliperos, hubiera tenido mejor aceptación. Es una pelí­cula bastante contenida, pero carece de la necesaria sutileza y capacidad de perturbación. Cuando se enciendan las luces de la sala solo nos quedaremos con un par de escenas, pero creedme, después de ver a Hannibal cantando “Das mí¤nnlein im walde” por el bosque mientras el destino (y la cabeza) de un hombre penden de la soga que sujeta entre sus manos, a mi no importarí­a darle a Webber otro film. Este tí­o sabe lo que hace.

LO MEJOR: La puesta en escena de Webber y la seriedad de este film, que por muchas tonterí­as que acumule hay que entender que a)el personaje está quemado, b) carece de gancho para el gran público por su falta de estrellas, c) parte de un original muy flojo. Y aun así­, queda correcto, gracias al reparto británico (Richard Brake y el gran Kevin McKidd, visto en la serie de TV Roma).

LO PEOR: Demasiadas cosas: la parte en el reformatorio, donde pasa Lecter sus primeros años en soledad, es aburrida. Su iniciación a la violencia, forzada. La relación con Gong Li carece de garra porque apenas hay quí­mica entre ambos actores. Popil parece que sobra. Apenas da miedo y es más casi un film bélico que una pelí­cula de terror. Hay muchos contenidos en el film que no me terminan de llegar. Pero, ¿sabéis qué, Eli Roth, James Wan y similares?. Al menos son contenidos.


Peter Webber | Thomas Harris, basado en su novela 'Hannibal Rising' | Gaspard Ulliel, Gong Li, Rhys Ifans, Kevin McKidd, Richard Brake, Stephen Walters, Ivan Marevich | Ben Davis | Valerio Bonelli, Pietro Scalia | Ilan Eshkeri, Shigeru Umebayashi | Allan Starski | Tarak Ben Ammar, Dino De Laurentiis, Petr Moravec, Martha Schumacher | Tarak Ben Ammar, James Clayton | MGM/Weinstein Co. | Aurum | Aún menos | 5 |
  • Moi

    Jose Luis: Anda, es verdad! No lo resaltan mucho, pero está la escena de las radiografí­as. Creí­a recordar que no salí­a porque en los libros ese detalle tiene más importancia.

    Gracias por sacarme del error! 😉

  • http://www.alfayomega.com.pe Fernando Ruiz Cabral

    El coraje que me da, es que ustedes ven estas peliculas semanas antes de que lleguen a donde yo vivo, pero hare lo que pueda: Lamentablemente a los productores de esta saga, el asunto se les ha ido de las manos. A finales de los 80 se produjo “El Dragon Rojo” con el tí­tulo “El Cazador”, creo. Luego otra productora hizo “El Silencio de los Corderos”, magistral dirección, trabajo de guion y de actores. Pasaron demasiados años hasta que se escribio “Hannibal”. Demasiados años a decir verdad y tengo entendido que la hisotir ademas de ser demasiado negra, el final casi escandalizo a Jodie Foster (Hannibal y la agente Starling terminaban como amantes y la chica aprendiendo a comer carne humana,creo), por lo que ademas de rechazar el papel, los productores terminaron por cambiar totalmente el final que ya todos conocemos, por eso a pesar de los esfuerzos de Ridley Scott, la pelicula se sintio muy forzada. Y luego filmar nuevamente la primera parte, “El Dragon Rojo”, con un eficiente pero acostumbrado-a-imitar, Brett Ratner, que es un director muy esforzado, hay que ser justos y reconocerle sus meritos, pero tiene mucho que recorrer para estar a la altura de sus ilustres predecesores en la silla del director. Como ven, la saga de Lecter a sido desordenada, irregular, con falta de planificación a mediano o largo plazo, domorosa y hasta desatinada en la ultima novela de parte del autor Thomas Harris. el publico aunque sea neofito del cine percibe todo esto y si no han tenido cuidado con esta cuarta (perdon, diria que quinta entrega), da lugar a criticas como las que citan Rafa Martí­n y nuestros otros amigos. En fin, cuando la den en mi ciudad que sera en estos dias, les digo lo que me parecio. Sera la verdadera crí­tica. Atentamente:

  • steve james

    yo me sigo quedando con el lecter mas acojonante y bien llevado: el de brian cox en hunter, de michael mann, que a pesar de su estilo ochentero, es un peliculon…ñiaaao

  • Jose Luis Sanchez

    Moi en la peli de hanibbal tambien sale lo del dedo ya ke es el enfermero el ke se lo lleva al rico la radiografia , acuerdate 😉

  • Moi

    Joder, se me fue el dedo en “ido”… No se le puede añadir la función “editar” a los comentarios, plis? XD

  • Moi

    Jose Luis, en los libros dicen que tiene un dedo de más que se quitó para no ser reconocido más fácilmente, pero en las pelí­culas nunca se ha sacado ese tema.
    Me lo olí­a, las pelí­culas han hido de mal en peor tras “Hannibal”. “El Silencio…” es genial, “Hannibal” algo peor, pero pasable, “El Dragón Rojo” malilla… y esta sigue el curso descendente. Triste final para el mejor psychokiller del cine.

  • apiticaundecarenauuuu

    y esa cicatriz de la cara?

  • Corsodetrento

    A parte de estar completametne de acuerdo con el amigo JKR sobre Gong Li (totalmente plana y falta de quí­mica con Gaspard) también estoy de acuerdo con “LO PEOR” de la crí­tica. Soy fan acérrimo de Lecter y sus novelas y he de decir que la única merecedora de interés es el Silencio de los Corderos. Punto. En el foro he abierto un tema sobre la pelí­cula dejando una crí­tica particular mucho más extensa para quien quiera contestar. Pero diré que me ha parecido una peli del montón con un Hannibal Lecter a lo psico-killer adolescente habitual de mil mierda-pelí­culas de hoy en dí­a. La pelí­cula floja, floja. La novela para quemarla!

  • http://adulterado.blogspot.com JKR

    Mira que siempre he admirado a Rafa Martí­n, sus crí­ticas y comentarios, pero… vamos a ver chavalito… ¿que Gong Li maneja expresiones faciales como nadie?, ¡puf!, mira que me gusta la ironí­a pero ésta vez es que no lo cojo, bueno, ni ésta ni la otra vez que dijiste algo parecido en la crí­tica de MIAMI VICE. Ésta mujer deberí­a haber protagonizado LA CASA DE CERA o si me apuras un anuncio de cremas hidratantes.
    No sé, el amor a veces es ciego. Donde algunos ven petróleo, otros ven simbiontes.

  • Jose Luis Sanchez

    una pregunta no habeis mirado la mano de hannibal , ya ke en las anteriores partes dicen que se opero por tener algo de mas, que son las rediografias que salen en la peli hannibal o el propio libro claro esta.

Críticas

la monja

Terror perezoso sostenido en un escenario terrorífico.

equalizer 2

Tu amigo y vecino Denzel.

Captura

La bestia domada.

mi6

Pillad palomítas.

ant-man-y-la-avispa

Aquí hemos venido por las risas.

Twitter

Podcast