Noticias

SE PARALIZA DE MOMENTO LA LEY DEL CINE

El pasado martes la Ministra de Cultura, Carmen Calvo, anunció que este viernes se aprobarí­a el Anteproyecto de Ley del Cine en el Consejo de Ministros porque consideraba que se habí­a llegado a un acuerdo con las partes tras la reunión celebrada en la tarde del pasado lunes con los sectores afectados. Sus palabras no tardaron en ser desmentidas por la Asociación de Televisiones Privadas Agrupada (UTECA) y por la Federación de Cines de España (FECE) que veí­an cómo sus pretensiones no eran respetadas por el Ministerio de Cultura.

El Anteproyecto llegó ayer viernes al Consejo de Ministros español y se optó por no aprobarlo hasta que los sectores implicados no alcancen un mayor acuerdo.

Hasta ahora hemos conocido las reacciones ante la elaboración de este Anteproyecto de los productores, los que parecen salir más beneficiados con esta nueva Ley, las televisiones, los exhibidores y los técnicos, pero ¿qué dice otro sector tan importante como son los intérpretes?. Han emitido un comunicado en donde se muestran sorprendidos e indignados porque la Ley se ha presentado sin previo acuerdo, señalan “ningunea a la profesión y ha llegado al Consejo de Ministros sin ese consenso del que tanto presume el Gobierno”. La Federación de Actores del Estado Español (FAEE), la Organización de Sindicato de Actores y Actrices del Estado Español (OSAAEE) y la entidad de gestión de derechos (AISGE) que aglutina a los más de 6.500 artí­stas e intérpretes del sector audiovisual español han denunciado que se trata de “un proyecto elaborado por y para determinados productores – lo que comenté hace semanas sobre dos conocidos productores grandes enemigos entre sí­ que se habí­an aliado para aconsejar a Carmen Calvo-, sembrando de diferentes deficiencias técnico-jurí­dicas y que sólo busca más de lo mismo”.

Pilar Bardem, presidenta de AISGE, consideró “desafortunado e insólito” que la llamada Ley del Cine “ignore a los artistas y al resto de profesionales, nosotros no pedimos subvenciones, nunca lo hemos hecho, que de eso ya se encargan los productores, solo reclamamos el reconocimiento para nuestro papel básico y evidente, en cualquier obra audiovisual”.

Como los únicos que están contentos con el Anteproyecto de Ley son los productores, Pedro Pérez, presidente de la Federación de Asociaciones de Productores (FAPAE) ha declarado que Cultura ha aceptado aportaciones de todos los sectores de la industria y que por lo tanto se trata de una Ley de Consenso ya que el último documento mantiene un “gran equilibrio en las reivindicaciones de los diferentes sectores, lo que en ningún caso se puede considerar que todas nuestras peticiones hayan sido oí­das. Sí­ valoramos el esfuerzo del Gobierno en anteponer como primer objetivo el fomento y la mejora del cine español por encima de los diferentes implicados, entre los que nos encontramos”.

Este culebrón no tiene pinta de acabar….

Mary Carmen Rodrí­guez

Soy iconódula y oscarnallóloga.

  • http://www.lashorasperdidas.com Javier Ruiz de Arcaute

    Si es que al final todo se basa en una cosa: DINERO. Unos porque no lo reciben y otros porque quieren sacar más.
    Entiendo el caso de los actores y los técnicos (al menos los directores de equipo: foto, arte…), porque aquí­ en España, con la ley vigente, los derechos de autor de una pelí­cula se reparten únicamente entre director, guionista y músico. El resto es como si no aportasen nada, a pesar de que no es lo mismo una peli con Javier Bardem que con Eduard Fernández, una de Aguirresarobe o de Alcaine, etc. Ellos también ponen su parte de autorí­a, menor quizás, pero autorí­a a fin de cuentas y por tanto no es muy lógico que los derechos se los repartan tres equipos cuando hay muchos más, a veces más importantes.
    En USA tienen otro sistema. Allí­ lo que se hace es repartí­r puntos sobre los beneficios de la pelí­cula y en base a tu caché y a como negocies el contrato, tendrás más o menos puntos porcentuales de los beneficios o cobrarás directamente una pasta fija, etc. Pero es algo que se negocia en cada caso. Si esto fuese una industria en condiciones seguramente funcionarí­a así­ (con lo bueno y con lo malo, ojo).
    A mí­ me da también que esto va para largo y que cuando se apruebe una ley, si llega, diez años después estaremos con el mismo cuento. Porque los que no ganan, evidentemente, quieren ganar algo, los que ganan, quieren montarse en el dollar, y los que ponen pasta por huevos que no quieren ponerla.

Críticas

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

chpa1

Camelot termina.

predator

Pintaba muy bien.

Twitter

Podcast