Críticas

EL NíšMERO 23

Walter Sparrow es Jim Carrey disfrazado de perrero que vive una apacible vida familiar con su mujer, Agatha (Virginia Madsen) y su hijo Robin (Logan Lerman). Un mal dí­a, su mujer decide regalarle un libro con sus tapas color rojo vivo llamado “El Número 23”. El libro narra la vida del detective privado Walter Fingerling que no es otro que Jim Carrey disfrazado de… detective privado. Sparrow comienza a encontrar misteriosas similitudes entre los acontecimientos del relato y una parte de su vida que no termina de recordar del todo, lo que unido a la contí­nua aparición del número 23 en su vida, terminará por llevarle por el camino de la locura, momentos protagonizados por Jim Carrey, disfrazado de loco, en un misterio que durante la mayor parte del metraje  se nos hace creer que es tan fascinante, enrevesado y revelador, que cuando llega el final y se descubre todo el pastel, su conclusión es tan vulgar que la única respuesta al acertijo que se le puede ocurrir al espectador es “que te den” y, a continuación “vámonos a cenar por ahí­”.

the-number-23.gif

Los ojos del terror…o algo.

El Número 23 es, simplemente, otra muestra de suspense psicológico que parte de una idea tan alucinante que la pelí­cula nunca termina de estar a la altura del planteamiento inicial. Por una vez, no es culpa de nadie más que del guionista y del productor que decide que es una buena idea rodar un film basado en un número que no deja de repetirse una vez, y otra vez y otra vez. Es curioso y original, pero creo que hace falta algo más que una buena idea para sostener un largometraje. La peli esta dividida en dos partes diferenciadas: lo que sucede en la realidad y los acontecimientos que tiene lugar en el libro. Mejor la segunda que la primera, si acaso por la habilidad de Joel Schumacher en algunos momentos (el inicio del relato en un plano secuencia que vuela a través de las distintas etapas de la infancia y la adolescencia del detective) y por la narración en off de Carrey. Es además una historia de detectives interesante, que hubiera funcionado mucho mejor si se hubiera convertido en el relato principal en vez de acabar siendo secundario del tí­pico drama familiar con mujer e hijo preocupados por el progresivo deterioro mental de su padre, el perrero. Trepidante, vamos.

Y como dije, Jim Carrey no tiene tampoco mucha culpa de ésto. Es un gran actor, pero no es un actor con un rango de interpretaciones que se diga “estratosférico”. Hay papeles para los que simplemente no vale y éste es uno de ellos: tí­o normal aburrido. He soltado una piedra al productor y otra al guionista, pero no creáis que el encargado del casting se va a librar de ésta. Carrey cumple muy bien como detective Fingerling, pero como Sparrow, da pena: cada vez que intenta saltar del papel siempre hay algo que termina conteniéndole. Al final, más que resolver el misterio y las (pocas) cuestiones que nos ha planteado el film, uno casi desea que Carrey termine de perder la cabeza, coja un cuchillo y se pase la media hora que queda haciendo pedacitos el vecindario. Ver a Carrey disfrazado de Jack Torrance hubiera salvado esta pelí­cula.

the-number-232.jpg

¿Por qué ponemos a Carrey, el detective? Porque mola más que Carrey, el perrero.

Porque no tampoco hay mucha chicha. Virginia Madsen está muy correcta (y no lo hace nada mal como mujer fatal en la trama detectivesca), y Danny Houston está por ahi como quien no quiere la cosa. Sí­, hombre, hay una ligera atmósfera perturbadora por todo el film (cementerios, perros, viento que sopla), pero el problema es el final, que no voy a desvelar, pero digamos que es el tí­pico tercer acto donde el guionista dice: “Ah, y justo antes de resolver este misterio se me habí­a olvidado decirte que…” y luego un  “y por si no te has enterado te lo explico en flashback”. Otros films del mismo corte, como Lo que la Verdad Esconde, suplen estas carencias a base de entretenimiento, una puesta en escena de bandera y extraordinarias escenas de suspense. Todo esto viene a cuento, y perdón por si no lo habí­a escrito antes y habéis tenido que llegar al cuarto párrafo para que os lo diga, porque en muchos momentos El Número 23 es un soberano coñazo.

Schumacher tampoco tiene culpa de mucho, dado el material que tiene entre manos. Pero tampoco chirrí­a mucho. Saca bastante partido de la trama del detective Fingerling, lo que le da oportunidad para lucirse con su estilo videoclipero –no Nine Inch Nails como Tony Scott, más como Fiona Apple–. El Número 23 no es una catástrofe, pero es un film demasiado vulgar como para que el animal de bellota que hizo Batman & Robin o esa comedia encubierta que es 8 Mm. tenga siquiera tiempo de meter la pata. Lejos queda la espléndida Un Dí­a de Furia. Mejor. Que se quede como está.

LO MEJOR

Ciertos aspectos aislados. Mantiene la incertidumbre… a veces.

LO PEOR

El final. No hay mucho con lo que jugar para mantener el misterio. Aburre. Y Jim Carrey está más perdido que…(insértese frase de Chiquitooollllr)


Joel Schumacher | Fernley Phillips | Jim Carrey, Virginia Madsen, Logan Lerman, Mark Pellegrino, Danny Houston, Lynn Collins, Rhona Mitra | Matthew Libatique | Mark Stevens | Harry Gregson-Williams | Jon Billington, David Sandefur | Fernley Phillips, Tripp Vinson, Beau Flynn | Richard Brenner, Mike Drake, Toby Emmerich, Eli Richbourg, Brooklyn Weaver | New Line Cinema | Tripictures | 4 |
  • http://www.cdzdiosesgriegos.com Esperanza

    En mi caso hace poco que la vi..
    Me parecio bueno en el sentido de que el tema “ERA” bueno…el problema aqui fue que tenemos ya una idea de Carrey y de Schumacher como el comediante y el director que desase una pelicula…
    Pero creo q el guionista …espero que sepan que es su primer guion en cine…hizo el esfuerzo de realiar un triller ..PERO
    Como dicen los demas…comineza bien y termina mal..en especial por la idea que tenemos de que todo triller debe de ocurrir un asesinato o muertes…(que la verdad siendo sincera..esperaba otro final ..Que huyera o matara a alguien nose..)
    Ese aspecto moral que tiene al final es lo que no estuvo bien manejado y todo la informacion que te avientan con tal de aclarar el SUPUESTO PORQUE de la pelicula…creo que para mi en el guion y la historia en si…estubo de mas el hijo…creo que no tendria nada que ver si hubiera planteadose con un matrimonio y todo lo demas….y ya el tema del libro y el secreto de la vida de Sparrow hubiera desarrolladose mejor..en fin…el FINAL de Schumacher fue malo por que trato de darnos un mensjae “POSITIVO” que en la mayoria de los trillers no sucede…y por eso la desepcion de todo mundo…pero prefiero que la vean antes de que hagan caso a cualquier critica mia…veanla y ya dependera de ustedes su opinion…
    Ya sea o no les gusta o se trauman con el 23…
    Que en mi caso (por desgracia)esta en donde vivo, en mi nombre, mi cumple, en todo…Pero trato de que sea un juego y no una obsecion…
    Como dije veanla y jusgenla ustedes mismos…
    Saludos!!!

  • http://ownedclub.wordpress.com FRIKER

    Dios como mola ser adolescenteeee dios como mola Jim Carrey Detective rocker sin citiescooo

Críticas

Captura1

Malas personas. Grandes soldados.

tu hijo

Vivas recupera el espíritu de ‘Secuestrados’ para contar una historia de venganza que no es tal cosa.

buster

Todos pasamos al otro lado con las manos vacías.

animales2

El precalentamiento (segunda parte).

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

Twitter

Podcast