Críticas

MI HIJO

En los últimos dí­as, acaloradas discusiones elevan de tono el normalmente distendido y simpático nivel de juego que tiene la comunidad de amigos de Las Horas Perdidas. A raí­z de un comentario de un internauta, rompo una lanza a favor de completar los importantes estrenos de la semana con otros más humildes, pero igualmente recomendables, que no nos hagan olvidar lo extenso que es el cine en formas e historias que suman experiencias sin tener que entrar en conflicto las unas con las otras. Espero que tomemos nota de que, sin olvidar el carácter de quienes hacen y leen esta web, quizás a veces estrechamos demasiado nuestras miras, y olvidamos atender otros pequeños placeres.

Mi Hijo es un pequeño placer para una tarde de sábado, ópera prima del francés Martial Fougeron, y ganadora de la Concha de Oro del último festival de San Sebastián. Narra la enfermiza obsesión de una madre por su hijo, quien en un aparentemente calmo proceso de efervescente adolescencia, se ve privado de los deseos lógicos de su edad. La sobreprotección del hijo es sólo uno de los sí­ntomas de agarrotamiento de una familia encorsetada en un conflicto común que no tiene fácil solución.

bailando.jpg

El film es un único flashback contado a partir de un hecho dramático en el que un miembro de la familia – no sabemos quien – es trasladado en ambulancia desde su domicilio. Conocer este lance permite hacernos a la idea las proporciones que pueda adquirir el drama doméstico y aporta la tensión que sin duda busca el director como contrapunto a un dibujo de personajes muy naturalista, basado en interpretaciones hieráticas, rostros serios y diálogos muy sencillos, con pocas palabras pero tremendamente eficaces. Observen como se plantea el comienzo de la pelí­cula sin apenas diálogos de sus principales protagonistas.

La sencillez extrema es la tónica dominante en la puesta en escena y las situaciones planteadas, lo que deja directamente sobre los actores el peso de la pelí­cula. El casting es en este sentido muy acertado, con gran mérito para el chaval protagonista que refleja en su fí­sico la confusa dualidad entre niño y adolescente de la pubertad, y por supuesto para Nathalie Baye, la actriz que encarna a la madre aportando la ambigüedad una mente enferma de la que siempre sospechamos.

mi-hijo.jpg

El director sale airoso al convencernos de que ciertas cosas pueden ocurrir en las mejores familias, y plantea interesantes reflexiones sobre la institución familiar, las relaciones emocionales entre padres e hijos, los problemas que evitan los adultos y los que se cargan a sus espaldas los adolescentes que tienen toda la vida para resolverlos con éxito. No obstante, algunos elementos al final de la trama pueden chirriar un poco en un contexto europeo, cuando quizás pertenecen más a la cultura norteamericana.

La pelí­cula convence dentro de su deliberada simpleza formal, y como buena narración débil, no ofrece finales sorpresa ni conclusivos, sino que abre una ventana a la reflexión sobre los valores de la familia, aquellos buenos que no somos capaces de ver y los no tan buenos fruto de la convivencia, que quizás no tendrí­an que amargarnos tanto la existencia.

Jesús Rubio


Martial Fougeron | Martial Fougeron, Florence Eliakim | Nathalie Baye, Victor Sévaux, Olivier Gourmet, Marie Kremer, Emmanuelle Riva, Michí¨le Moretti, Valentine Stach, Thomas Silberstein | Giorgos Arvanitis | Laurence Briaud | Fabrice Dumont, Frédéric Fortuny | Antoine Galinié, Florence Locatelli | Pascal Caucheteux, Frédéric Niedermayer | - | Moby Dick Films, France 2 Cinéma, Why Not Productions | Alta Classics, Celluloid Dreams | 4 de mayo de 2007 | 7 |
  • George Kaplan

    Ole y ole, me alegro de que alguien comente una peli que no sea el spiderman. Lo que comentaba en la noticia de estrenos de la semana pasada era justo esto, que este tipo de estrenos eclipsan completamente cualquier otra pelí­cula que se estrene esa semana ( e incluso las posteriores ) y a lo mejor en una de esas nos perdemos alguna joyita como quizá sea esta Mi hijo que nos comenta Jesús.

    Aplaudo el que Las Horas Perdidas hable de todo tipo de cine y nos permita a su vez opinar sobre todo tipo de cine. Puede molar Spiderman, que yo no digo que no, pero también hay más cosas.

    Sigo reivindicando que al menos yo no he visto que hayan puesto en ningún cine de Asturias “The Fountain”, y ahora con eso de que en 10 de las 30 salas de mi zona pongan Spiderman 3, menos posibilidades aún me quedan de verla en el cine.

    Tenemos cada vez más salas y sin embargo hay bastantes casos como este que comento. Y como tampoco ha sobrevivido ni un puñetero videoclub de mi barrio, la única forma que tendré de ver esta peli será … sí­ ya sabeis, esa forma que resulta que es ilegal y todo.

Críticas

liga de la justicia

Cuando el remedio es peor que la enfermedad.

marrowbone

La losa de la lógica.

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

Twitter

Podcast