Noticias

FESTIVAL DE CANNES. UNDÉCIMA JORNADA

El Festival de Cannes agota sus últimos cartuchos con la presentación de dos nuevos tí­tulos que cierran la lista de los trabajos que optarán a la Palma de Oro. Los crí­ticos esperaban encontrar en algunos de estos dos tí­tulos, Promise me This de Emir Kusturica o Mogari no Mori de Naomi Kawase, la obra maestra que aún no habí­an visto en el certamen.

La primera de ellas, Promise me This, era realmente esperada, su realizador Emir Kusturica es uno de los cineastas más venerados en el Festival de Cannes, ganador de dos Palmas de Oro, en 1985 por Papá está en Viaje de Negocios, por unanimidad y en 1995 por Underground, y en 1988 ganó el premio al mejor realizador por Tiempo de Gitanos. Con este nuevo tí­tulo vuelve a un género que ha cultivado en anteriores ocasiones. La fábula simbólica, con ribetes folclóricos, en la que se hace pasar algunas reflexiones sobre su paí­s, pero que se presenta sobretodo como una farsa caricaturesca que acumula situaciones que a veces parecen inspirarse de los cómicos del cine mudo norteamericano. Narra el encargo que recibe un joven adolescente que habita un pueblo en ví­as de desaparición, de ir a la ciudad más próxima, para vender una vaca, comprar un icono de San Nicolás y encontrar una esposa que asegure la continuidad del pueblo. En su descubrimiento de la ciudad nos encontraremos con las aluciones a la situación actual del paí­s, promotores inmobiliarios que son verdaderos gangsters cuyas pretensiones son crear otro World Trade Center en Serbia y que se enfrentan con otro tipo de bandidos locales, en el marco de una sociedad que se moderniza a duras penas. Emir Kusturica declaró que esta serí­a la última vez que competirí­a con una cinta, la verdad es que los crí­ticos se han tomado esto con bastante tristeza porque aunque este trabajo tení­a un arranque bastante prometedor poco a poco fue decayendo y a Kusturica le ha quedado una pelí­cula bastante tosca, en donde el humor zafio y la exacerbación de los rasgos del estilo del cineasta hacen pensar que acabará siendo un mal imitador de sí­ mismo. Aún así­ la pelí­cula fue recibida con aplausos aunque nada entusiastas.

promise-me-this-photocall-emir-kusturica.jpg
“¡Ya no vengo más!”.

La japonesa Naomi Kawase ganó la Cámara de Oro en el año 1997 con su ópera prima Suzaku y con Mogari no Mori participaba por tercera vez en el Festival de Cannes. Este filme se desarrolla en un asilo de ancianos situado en plena naturaleza. Uno de sus ocupantes es Shigeki (Shigeki Uda), un anciano que ha perdido parte de sus facultades mentales. El otro personaje es una joven, Machiko (Machkto Ono), una enfermera que se ocupa de los residentes en el asilo. Algo une a los dos personajes, la pérdida de un ser querido. Para el anciano, su esposa fallecida hace 33 años, para la jóven, la pérdida más reciente de su hijo. Quizá por esto el dí­a en que Shigeki se escapa para adentrarse en el bosque, Machiko sienta la necesidad de seguirle, el anciano en realidad buscaba la tumba de su mujer, la fecha es importante porque según la creencia de los budistas japoneses los 33 años marcan la fecha en que los muertes parten definitivamente del mundo de los vivos. El hombre quiere agradecer a su esposa toda la atención que le ha prodigado durante su matrimonio. Por su parte la enfermera encontrará la fuerza para superar el drama de la pérdida de su hijo. A diferencia de la pelí­cula de Kusturica a este filme le costaba arrancar y fue subiendo poco a poco aún así­ tampoco ha entusiasmado a los crí­ticos, aunque han destacado el trabajo de la realizadora así­ como el de sus dos protagonistas.

mogari-no-mori-photocall.jpg
En el photocoll con el hijo de la directora.

Mañana conoceremos a los ganadores, y después de la ceremonia de clausura se proyectará L’í‚ge des Téní¨bres de Denis Arcand. A las apuestas comentadas ayer hay que añadir Death Proof de Quentin Tarantino, tal vez sea premiado como mejor director porque aún sigue en Cannes, tal vez porque le han prometido algún premio, y Paranoid Park de Gus Van Sant. Veremos qué pasa.

Seguiremos informando.

Mary Carmen Rodrí­guez

Soy iconódula y oscarnallóloga.

Críticas

Captura1

Malas personas. Grandes soldados.

tu hijo

Vivas recupera el espíritu de ‘Secuestrados’ para contar una historia de venganza que no es tal cosa.

buster

Todos pasamos al otro lado con las manos vacías.

animales2

El precalentamiento (segunda parte).

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

Twitter

Podcast