Críticas

HOSTEL 2

Puedo decir, después de haber visto esta pelí­cula, que al menos tiene un final gracioso. Si Eli Roth se caracteriza por algo a parte de por tener ideas buenas que no desarrolla nunca, es por tener un humor negro tan polí­ticamente incorrecto, que o te indignas o te hace gracia. Hoy me ha pillado de buenas, pero ciertamente entenderí­a el cabreo de más de uno con el final y con alguna que otra escena de la pelí­cula.

La idea es la misma que en la primera parte: turistas americanos (ahora americanas) que, incautas, deciden adentrarse en ese peligroso continente que es… Europa. Y no lo digo yo, lo dice uno de los personajes europeos “quedan pocos lugares seguros en Europa”. No voy a ponerme en plan europeo indignado, tampoco me siento ofendido, pero la frase no parecí­a estar precisamente en un contexto “humorí­stico” sino más bien ignorante, o simplemente gratuito, para dar mal rollo. La cosa es que nuestras nuevas mochileras hacen amistad con la modelo eslovaca equivocada y acaban alojadas en ese Hotel que es la puerta a los deseos más oscuros de pijos y ricachones del siglo XXI.

hostel-2-2.jpg

Heather Matarazzo con su iPod, observada por el viejo melenudo de la “cara pallá”.

50 minutos de reloj sin pasar absolutamente nada interesante es lo que caracterizan una primera mitad de la peli donde lo más destacado es que viajar por Europa es poco seguro, pero muy exótico: italianos acosadores y hordas de gitanetes ladrones (algunos hay) se entrecruzan con pintorescos espectáculos nocturnos de disfraces y marionetas (Europa = cosas que molan de la edad media). Los personajes ni cambian ni tienen nada muy espectacular que aclararnos sobre su personalidad en ese periodo, están las dos amigas del alma y la margi depresiva que se les acopla, eso es todo.

Pasado ese tiempo empieza lo que el público ha ido a ver, pero ciertamente más suave de lo que me imaginaba. No llega a ser la carnicerí­a que uno podrí­a esperarse de una peli de torturas, es más un juego de suspense, bastante grueso, pero al menos suspense, en torno a si las dos amigas saldrán con vida de semejante lugar (no descubriré nada diciendo que algún personaje que otro muere).

De forma paralela vamos viendo el proceso opuesto al de las ví­ctimas, el de los torturadores asesinos, donde tenemos también otro duo protagonista, el formado por Roger Bart y Richard Burgi (el de El Centinela, haciendo aquí­ de yupi manolas, eufórico por poder cargarse al fin a un ser humano). El primero es un tipo que casi va forzado, convencido a regañadientes por el segundo.

hostel-2-1.jpg

La pizpireta Bijou Phillips a punto de vérselas con una sierra de disco.

Entre medias veremos alguna escenita sangrienta y alguna muerte más que gratuita (me refiero a la de uno de los chavalillos choricetes) que no vale absolutamente para nada (la crueldad de los personajes ya viene marcada en otras escenas).

Finalmente las ví­ctimas se verán enfrentadas a sus verdugos y nosotros con la duda de si podrán huir o no. Sólo diré que hay algún giro de personalidad metido con calzador en esta parte, excusa para que los buenos puedan hacer, con más justificación, alguna animalada.

Una peli que más que absurda o incongruente simplemente es simplona y vací­a, que se podí­a haber contado en en un corto de 20 minutos, porque tal y como se desarrolla la premisa, no hay nada que contar. Y todo se remata, como decí­a al principio, con una escena tremendamente surrealista y fuera de lugar que sólo a Eli Roth (desde los panqueques me espero cualquier cosa) se le podí­a ocurrir, pero que si te tomas la peli a coña (porque no se puede tomar en serio) te puede hacer bastante gracia.


Eli Roth | Eli Roth | Lauren German, Bijou Phillips, Heather Matarazzo, Roger Bart, Vera Jordanova, Richard Burgi, Jay Hernández, Jordan Ladd | Milan Chadima | George Fosley Jr., Brad E. Wilhite | Nathan Barr | Robb Wilson King | Chris Briggs, Mike Fleiss, Eli Roth | Quentin Tarantino, Scott Spiegel, Boaz Yakin | Raw Nerve, Screen Gems, Lionsgate, International Production Company, Next Entertainment | Sony Pictures | 3 |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • anonimo

    estupido choco :)

  • verwirrung

    por cierto, yo sí­ vi la tela verde en el ascensor y los cutre cromas en las gafas del malo, en los móviles y en el cuello sin cabeza. quiero pensar que mi ripeo es de antes de la postproducción y que en el cine se verá mejor… aunque si no es así­ tampoco va a mejorar mucho.

  • verwirrung

    Pues a mí­ me ha gustado,eh? al menos me reí­ más que con grindhouse. sobre el debate de sabios, mejor me quedo a un lado(me han hecho gracia las dos hostel, debo ser una persona horrible)

  • rage

    Un bodrio elevado al cubo, teniendo una muy buena idea para esta saga (incluyo la primera parte) son un engendro que cae en lo fácil.

    Se resume como la suma de todos los gustos de jóvenes quinceañeros que no les interesa un trasfondo solo es importa la sangre, la carne y el sexo

    encuentro que en el genero es mucho mejor saw. especialmente la 1.

  • Vasko87

    Solo hallo una palabra para describir la pelí­cula:

    LAMENTABLE

Críticas

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

it-payaso-pennywise

It

Futuras promesas. Terror ya visto.

veronica

La madurez del terror español.

Twitter

Podcast