Noticias

LOS ÁBACO, EN SUSPENSIÓN DE PAGOS

Está en El Mundo, edición impresa, de ayer. Está en la edición digital de Variety hoy. El grupo Ábaco, propietario de 42 complejos multisala, 450 pantallas, 1.200 trabajadores, todo ello según datos de 2006, ha entrado en suspensión de pagos. En el comunicado de la empresa se citan dos razones como causa directa: la piraterí­a, y el descenso continuado de espectadores en los últimos años.

Antes de emitir juicio alguno hay que proporcionar datos concretos sobre la primera razón: según un estudio de Gfk, entre julio de 2005 y junio de 2006 se realizaron 132 millones de descargas ilegales y se vendieron más de 41 millones de pelí­culas en el Top Manta, cifras que convierten a los españoles en los primeros de Europa pirateando. Yarrrrr, marineros!!!.

01.gif

Éste es el culpable.

La segunda razón es el descenso de la audiencia en general, en los cines españoles: un -10, 7 por ciento en 2005; un -5,3 % en 2006, un -7 % en los primeros meses de este año. Esto ya de por sí­ hace rascarse la calva y añadido al hecho de que de cada 100 espectadores, sólo 7 van a ver cine español, pues todo juntito es la razón de que unos tí­os estén discutiendo en el Congreso algo llamado la Ley del Cine (que es, más o menos, como tapar el agujero del Titanic con pelotillas de papel higiénico con pegamento Pritt –ese que nos comí­amos todos de pequeños…sí­, lo comí­amos, mentirosos fariseos).  

UNA HISTORIA DE VIOLENCIA

Para ponernos en antecedentes sobre este último aspecto, Variety profundiza en el llamado fenómeno del “boom de la propiedad” que se vivió en España en los últimos años (finales de la década pasada, antes de que la gente no tuviera dinero para pagar un techo bajo el que vivir). Ábaco se subió al carro de la “expansión agresiva” de las salas de cine en nuestro paí­s, según el medio. ¿Agresiva? “Agresiva” es un espectacular eufemismo. Mejor digamos “Hitleriana”: en menos de diez años, España prácticamente duplicó el número de pantallas desde las 2.627 de 1997, a las 4,401 de 2005. Sí­, amigos, por cada nuevo megacentro comercial que se inauguraba en nuestro paí­s bajo el eslogan “el más grande de Europa”, alguien tení­a que poner las veinticinco salas de cine correspondientes.

El golpe de mano llegó en 2005, cuando, tras ser comprada por Mercapital, el Grupo Ábaco compró las 294 salas propiedad de Cinebox por la módica cantidad de 60 millones de euracos. De esta forma surgí­a el mayor exhibidor de pelí­culas de nuestro paí­s, en una época de bonanza económica, de prosperidad, de cielos lí­mpidos y cristalinos, en un momento en el que la humanidad estaba en la cúspide de su desarrollo y sólo faltaba el tan ansiado encuentro con una civilización extraterrestre para inciar una nueva era de progreso y concordia intergalácticos.

De hecho, era una época tan maravillosa, que las alarmantes cifras que indicaban que el público estaba empezando a pasar del cine español como de comer mierda, eran sumariamente descartadas, dado que Amenábar, Torrente, y Mortadelo y Filemón encabezaban las taquillas a final de año. Del resto de pelí­culas, nadie se acordaba. Es decir, es como tener a Kaká, Messi y Fabregas en punta, protegidos por Spasic, Ricardo Rocha y el resto de la alineación del C.D. Puerta Bonita de 3ª división (con dos cojones). No llegarás muy lejos, así­.

“FACTORES… AMBIENTALES… EXTERNOS”

Ayer, 25 de septiembre de 2007, el Grupo Ábaco terminó de experimentar lo que la prensa deportiva española (y termino con estas metáforas) suele llamar un “baño de realidad”: fuentes cercanas a la empresa explicaron a El Mundo que el problema es más de “errores de gestión” que del “contexto”. No jodas. Manu Claessens, director de operaciones de Kinépolis en España, puso el dedo en la llaga: “Hay demasiados cines en España. Los costes estructurales son muy rí­gidos por los contratos a largo plazo con los centros comerciales, y abandonar el negocio cuando las cosas empeoran cuesta demasiado dinero”. No creo que haga falta explicar mucho esta idea: la exhibición española está marcada por los contratos leoninos, que te comprometen a dejarte la piel durante 10 años independientemente de algo tan variable como los gustos del espectador y de leyes que te obligan a proyectar pelí­culas españolas que nadie va a ver y que cuando las va a ver son mierda. Si, Salir Pitando es un ejemplo perfecto. Puta. Mierda.  

Así­ que cuando el presidente de los productores españoles, Pedro Pérez, afirma que los insatisfactorios datos mencionados anteriormente se deben a “factores ambientales externos”…pues hombre, lo primero que hay que hacer es elogiar el extraordinario uso del lenguaje empresarial del que goza este tí­o. En segundo lugar, con ésta declaración sólo aborda la mitad del problema. Menos mal que luego reconoce “una sintoní­a cada vez menor entre el espectador y nuestro cine” por la simple razón de que, insisto: no hacemos buenas pelí­culas.  No me vengáis con que quién soy yo para decir si una pelí­cula es buena o mala: me refiero al sentimiento de satisfacción con el que sale uno de una sala de cine. Me refiero al “he visto una pelí­cula que te cagas”. Y luego hay un silencio y recordáis mentalmente los mejores momentos. Decidme con qué pelí­cula española os ha pasado eso recientemente. Zodiac es estadounidense, recuerdo. Iñarritu y Cuarón son mexicanos, al igual que El Laberinto del Fauno ¿o no? ¿o sí­? ¿o no?

Haciendo de tripas corazón, Pérez, presidente de Fapae, afirmó sin embargo que “en el cine español, hay suficiente talento para la recuperación”. De eso no me cabe ninguna duda. Directores de cortos tenemos buenos, y de sobra. Pero directores de industria, no. Amenábar está desaparecido en combate. Tendremos suerte si a Vigalondo le sale un éxito. Trueba prepara Haunted Heart para 2009, Almodóvar puede acertar o fallar. Dí­az Yanes hizo Alatriste y por lo que parece, no hará otra igual en mucho tiempo. Joder, si nuestra única esperanza es la secuela de Mortadelo, la Fantastic Factory y El Orfanato, vamos aviaos.

Sin embargo, y para acabar esta parrafada con la misma nota esperanzadora que Pérez, tengo que decir que siempre confí­o en la especial idiosincrasia de este gran paí­s que es ESPAÑA, el único donde Fernando León de Aranoa es capaz de estrenar una pelí­cula que de dinero. Es decir, que ojalá llegue algún dí­a El Señor de los Anillos del cine social español, que inaugure una nueva ola de crí­tica, de concienciación, de cabreo mayoritario con un Gobierno y por la que la gente vaya en masa a ir a las salas para limpiar su conciencia en vez de manifestarse como Dios manda (¿contratos de prácticas, alguien? Por Dios, en Francia se limitaron a insinuarlo y en respuesta, los estudiantes secuestraron la Sorbona). Propongo, para tal efecto, filmes como “El Terrenito”, la fina comedia satirica “80 céntimos el café”,  “Incorporación Laboral 2: La Venganza del Becario” o una en la que se folle mucho. Mucho más de lo que se ve habitualmente en nuestras pelí­culas (Aranda, atiende). Sin más, y guardando posterior opinión sometida a mejor conocimiento, termino con esta gilipollez de frase para la posteridad y me voy a ver la trilogí­a de Regreso al Futuro. AH, Y EN INGLÉS, CHAVALES, EN INGLÉS.

Amanece en el campoooooo…

PD: Mencion especial al resto de los implicados en la Ley del Cine y a las televisiones (que impiden que una pelí­cula sea deficitaria, lo que nos acerca más a Bollywood que a una industria en condiciones). Buena suerte, apagando el incendio ese, a golpe de lardo. No os queméis.

  • sun

    trabajo en los abaco y bueno, es una putada lo que esta pasando, cuando tenga mas noticias os contare, pero lo que menos les importa a ellos somos nosotros, los empleados

  • http://www.lashorasperdidas.com Daniel Rayado

    Comentario de dame1duro, que por alguna razón técnica no ha podido postearlo él mismo.

    Trabajo en un cinebox, y si quereis saber la historia real (que da para una peli, creedme) aqui os la narro, cual garganta profunda (el del watergate, no la otra… aunque algo de sexo anal si que nos han dado los de ábaco)

    Hace mas de tres años, mi cine era propiedad de Lauren. pero ocurrió algo similar a esto que sucede ahora mismo, y tras una suspensión de pagos como ésta nos compró cinebox (la cosa fué algo distinta, hubo huelga y todo)

    Con cinebox todo era maravilloso, la vida sonreia y llevabamos chaleco, peeeeero…. los malvados ábaco, asociados con la empresa de capital de riesgo (esto es: compró algo pequeñito y lo exploto para venderlo rápido por el doble que me costó) Mercapital compraron cinebox por cuatro perras.

    ¿Que ocurre? que ábaco compro todo eso con dinero virtual, esto es, ahora no te pago te pago luego que vamos a dar el pepinazo. de hecho ábaco ya arrastraba una deuda considerable con las distribuidoras (deuda que es la que ahora ha hecho que las distribuidoras se planten y no nos den desde el lunes 24 NINGUNA pelicula hasta que no salden la deuda) con lo cual ante eso, ábaco-cinebox ha abierto los ojos y ah emepzado a reconocer que estaban jodidos. ¿solucion? suspensión de pagos.

    Y tienen los santos cojones de culpar a la calidad de las pelis españolas y a la pirateria….. seamos serios coño, ir al cine es mas un acto social que otra cosa, eso nunca podrá ser sustituido por internet.

    su solucion para ganar dinero eran cosas como: usar aceite de coche en vez de aceite especial para las maquinas, usar celofán corriente y moliente en vez de adhesivo especial para pegar las peliculas, cambiar las lamparas de las maquinas unica y exclusivamente cuando se fundieran del todo (en vez de cuando la imagen parpadea) aliminar la figura del acomodador para convertirle en mero barrendero (esto es, once salas, dos “acomodadores, resultado?? no se puede acomodar) dejar las salas a media luz para ahorrar en bombillas (y digo bien bombilas, pues la luz del pasillo corre a cargo del cantro comercial de turno) de hecho incluso vieron como unamedidad de ahorro dejar de comprar los matacucarachas (que supone unos 20 euros al año por cine), usar maiz, aceite de palomitas, y el jarabe con el qeu se hacen los refrescos caducados (se me puede caer el pelo por esto) y otras muchas cosas que ya entran dentro de la ilegalidad mas aplastante.

    Espero qeu Cinesa nos compre rápido, para demas tener las nominas que merecemos, y no esos chanchullos malhechos que nos otorgaba ábaco. Y por supuesto, volvamos a ser empleados, y no simples numeros.

  • jasv

    Lo hacen siempre en el Cinesa Diagonal,no se si lo hacen en toda la cadena Cinesa,va en serio.¿Alguien lo sabe?Esto es un sinvivir.

  • academico

    que se jodan y que no sean tan listos de estrenar grindhouse por separado, ahora que coman cabeza de carajo

    (y lo siento por los trabajadores)

  • Sr. Libro

    “¿Alguien me puede explicar porque te ofrecen palomitas grandes mas baratas que las medianas?”

    jasv; en ese cine que comentas no estudiaron matemáticas, no?
    jeje!!

  • Alberto

    Lo que mas mola es llegar dos horas antes de que empiece la peli, mirar que aun no se han comprado entradas de la que vas a ver y pides “una centradita” y te la dan en la puta esquina mas alejada del centro que pueda haber. Que pasa, tan esperando a los VIPs?

    Lo de las salas es cierto, han salido como setas, en mi ciudad salieron 3 de repente y aun ahora, que solo queda un cine para ser una población de 200000 habitantes casi nunca esta medio lleno. Pero claro, 7€ por una peli es mucho dinero y mas cuando al final de la pelí­cula ya ni aplaudes de lo mala que suele ser.

    Antes ibas al cine y sabias que pasara lo que pasara saldrí­as contento, ahora vas a una especie de ruleta rusa, menos cuando vas al cine español, que sabes que tu novia disfrutara y que tu tendrás ganas de cortar con ella cuando terminen los créditos.

Críticas

predator

Pintaba muy bien.

la monja

Terror perezoso sostenido en un escenario terrorífico.

equalizer 2

Tu amigo y vecino Denzel.

Captura

La bestia domada.

mi6

Pillad palomítas.

Twitter

Podcast