Críticas

SIETE MESAS DE BILLAR FRANCÉS

El nuevo trabajo de la directora Gracia Querejeta después de la conmovedora Héctor (2004) y su capí­tulo del film colectivo Hay Motivo, fue, con todas las razones, la gran triunfadora moral del último Festival de San Sebastián al alzarse con el premio del jurado al mejor guión y a la mejor actriz para Blanca Portillo. Tales galardones reconocen a la que probablemente sea la mejor pelí­cula española del año, este año en que también probablemente, menos pelí­culas españolas hayamos visto en los cines desde hace tiempo.

maribel-verdu.jpg

El guión premiado es con todo, una gran lección de cine: el desencuentro de dos mujeres a la muerte del padre de una de ellas, que se ven obligadas a unir sus fuerzas para salir adelante con un viejo local de billares en estado ruinoso, para lo cual juntan a los veteranos jugadores del antaño gran equipo de billar del padre, y una vez puestos a punto, poder jugar una liga nacional y devolver al negocio el lustro perdido. Un guión, a priori, con nada nuevo bajo el sol, y menos si no te interesa ese deporte de gran impacto social que se llama billar. Pues no se puede estar más errado. Los geniales David Planell y Gracia Querejeta consiguen que a los pocos minutos el inicio, estemos totalmente entregados a la historia, nos sintamos como uno más entre tapetes verdes, y todo gracias a una narración fascinante, precisa, donde cada plano, cada secuencia deslumbran por sus diálogos y muestran de forma pasmosa la vida tal como se presenta: llena de humor y drama a partes iguales, de dolor, llanto y risas,  todos en el mismo saco y sin que nada resulte forzado, como en la grandiosa escena del restaurante chino, donde rí­es hasta no parar y te sobresaltan sentimientos agridulces en el mismo instante. Absolutamente genial y antológica. En esta pelí­cula como en la vida, las circunstancias se presentan duras, pero siempre hay que intentar darle la vuelta a la tortilla con buenas dosis de optimismo.

Sólo una dirección portentosa y un casting en sus mejores registros como no habí­a visto en años en nuestro cine – mérito del omnipresente Luis San Narciso – podí­an poner en pie un film con este riesgo en sus planteamientos argumentales. Aquí­ no se libra nadie, hasta el niño actúa increí­blemente bien, todos metidos en unos personajes llenos de humanidad, desparpajo, e inteligencia. El perfecto duelo interpretativo entre sus dos grandes protagonistas, a pesar de que aprovecha mejor a Blanca Portillo que a Maribel Verdú, no deja en peor lugar todo el plantel de secundarios, simplemente perfectos, sincronizados al máximo. Cualquiera de ellos parece estar vivo, ser alguien a quien te puedas encontrar fácilmente sentado a tu lado en el autobús. El apartado técnico por otra parte, es notable, desde el sonido, hasta el montaje o la banda sonora, imprimiendo muchas energí­as a las peripecias de esta desigual pandilla de perdedores.

maribel-verdu-blanca-portillo.jpg

Pelí­culas como esta deben ser recomendadas, deben devolver las ganas de creer que si bien todos los cines son posibles, desde éstas historias mí­nimas a otras de alto presupuesto pueden hacer valioso a nuestro cine. Sólo hace falta talento y valor; esfuerzo y sobre todo, buenos guiones.

Lo mejor: Por justificar el subtí­tulo de éste artí­culo: gran directora, gran guión, sobresalientes diálogos, inconmensurable Blanca Portillo, perfecta Maribel Verdú,  secundarios en racha, y por último lo que es: una buena pelí­cula.

Lo peor: No tendrá lo que se merece, un gran reconocimiento del público. Y por tocar las narices, su breve coincidencia con Mataharis (en un punto del argumento y en las fechas de estreno, necesariamente compitiendo entre ellas, lástima).

Jesús Manuel Rubio.


Gracia Querejeta | Gracia Querejeta, David Planell | Maribel Verdú, Blanca Portillo, Raúl Arévalo, Ramón Barea, Enrique Villén | Ángel Iguácel | Nacho Ruiz Capillas | Pascal Gaigne | Llorení§ Miquel | Elí­as Querejeta, Gracia Querejeta, Tedy Villalva | Elí­as Querejeta Producciones Cinematográficas | Universal Pictures | 8 |
  • Sweet Butterfly

    Totalmente de acuerdo, con la carta esferica me dormí­, y con caótica Ana me quedé muy decepcionada. Tengo ganas de ver una buena peli española. Y os diré mi opinión cuando la vea.

  • http://www.lashorasperdidas.com Mary Carmen Rodrí­guez

    Acabo de tener una tarde de sesión doble, primero vi Siete mesas de billar francés y después Mataharis. Descarté este fin de semana ver El Orfanato porque preferí­ ver estos dos tí­tulos antes por si los retiraban de la cartelera el próximo viernes.

    Siete mesas de billar francés me ha encantado. Maribel Verdú está maravillosa y Blanca Portillo está impresionante, de haber justicia deberí­an recibir ambas todos los premios cinematográficos de este año. Los secundarios están a la altura, destaco a Jesús Castejón y a Raúl Arévalo, una vez más muy bien este chico. Hasta el niño está muy bien dirigido, en absoluto me pareció repelente.

    El guión también es bastante sólido, se echa en falta que se aten algunos cabos pero claro es una historia cotidiana, real como la vida misma en donde no siempre se cierran cí­rculos.

    La sala estaba bastante llena y la gente conectó mucho con la pelí­cula. Yo salí­ muy contenta, le doy un ocho.

  • George Kaplan

    ¡Qué crí­tica más entusiasta y razonada! La verdad es que no tení­a el menor interés en esta peli, pero mi mujer sí­… a lo mejor cedo y vamos a verla.

    Y sí­, muy muy mala la Carta esférica… no sé por qué, tuvieron que hacerlo a posta, si no no me explico.

  • http://www.myspace.com/sessionumerada biniwoo

    ¿A qué si? Qué mala La Carta Esféricaaaaa!!!

  • Asdrubal7

    Tengo muchas ganas de ver una peli española que me quite el mal sabor de boca de La Carta Esférica, de verdad fue traumatica la experiencia…

Críticas

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

chpa1

Camelot termina.

predator

Pintaba muy bien.

Twitter

Podcast