Noticias

ME LLAMO TOM DICILLO Y MI PELI ES UN FRACASO, ¿QUÉ HE HECHO MAL?

Ésta es una noticia que llevaba rumiando desde hace unas semanas pero ahora que tengo tiempo libre me he decidido a ponerla. La verdad es que merece la pena, aunque sólo se trate de examinar el estado actual del cine independiente norteamericano. El nombre de Tom DiCillo no será desconocido para vosotros: Vivir Rodando o Box of Moonlight son dos excelentes pelí­culas que seguro habrán caí­do en las manos de todos los que gustan del cine indie de los 90 (como un servidor). El caso es que su último film, Delirious, protagonizado por Steve Buscemi, ha sido un completo fracaso profesional y personal, y ha escrito al legendario crí­tico de cine Roger Ebert (Crí­tico de cine con mayúsculas, ganador de un Pulitzer, un tí­o muy respetado y querido, y que escribe como los ángeles) para intentar esclarecer su situación.

dicillo.jpg

En su misiva a Ebert, DiCillo es honesto desde el principio. “Quiero darte alguna indicación de lo desorientado que estoy en este momento”, escribe, “ya que no estoy recibiendo una respuesta tangible, real de nadie. Estoy luchahdo conmigo mismo para comrender como un film en el que me dejé el alma, en el que Steve Buscemi se dejó el alma, y que ha generado crí­ticas fuertes y positivas, ha acabado sin vida dentro del mercado”.

“No estoy hablando de un gigantesco éxito de taquilla”, prosigue DiCillo. “Simplemente hablo de un moderado éxito que haga que mi equipo gane dinero y anime a los estudios a invertir dinero en alguno de mis films”, explica antes de puntualizar que, “desde luego, estoy extremadamente orgulloso de la pelí­cula, y albergo una sensación de victoria sólo por el mero hecho de haberla completado, pero para que un cineasta sobreviva tiene que existir alguna forma de reembolso”.

LA RESPUESTA

En esta situación, Ebert responde no por amistad particular con DiCillo, sino porque realmente le gustó Delirious y su preocupoación radica en que “un film entretenido con un extraordinario Buscemi ha desaparecido de la cartelera, en la que nunca tuvo oportunidad alguna”. A continuación, contestando a las preguntas del director, traza un panorama bastante oscuro sobre lo que queda hoy de los indies de toda la vida.

ebert.jpg

“Las crí­ticas”, contesta Ebert, “funcionan mejor en conexión con un estreno bien publicitado. Cuando la audiencia nunca han visto anuncio alguno sobre una pelí­cula que no se estrena en su ciudad, ¿qué diferencia pueden marcar las crí­ticas”. “Además”, prosigue, “lo gracioso del caso es que la audiencia confí­a menos en un crí­tico que en un anuncio descerebrado que les promete el sol, la luna y las estrellas”.

“Las pelí­culas independientes (o minoritarias) están siendo reprimidas por el Sí­ndrome de la Recaudación de Primer Fin de Semana. Los films independientes rara vez van a gozar de excelente taquilla en su estreno porque carecen del mecanismo publicitario para desarrollar pases de prensa, entrevistas con Buenafuentes, grandes campañas de publicdad, y perfiles de sus estrellas en los magazines”, apunta el crí­tico.

Ebert aborda un punto clave cuando DiCillo le pregunta si el cine independiente, como tal, sigue existiendo. La respuesta es afirmativa, pero con matices. “La ironí­a es que los independientes son recibidos con los brazos abiertos en los festivales de cine, que se han convertido en un canal de distribución independiente”, dice Ebert, que añade que el film de DiCillo se estrenó en todos los principales festivales del mundo –San Sebastián incluido–, “pero no has hecho Delirious para vender entradas para los festivales, así­ que creo que es hora de que éstos den a las pelí­culas que proyectan una tajada de sus beneficios en taquilla”.

La esperanza llega de la mano de los actores que “ven en el cine independiente un depósito de grandes papeles”, citando los casos de Halle Berry por Monster’s Ball o Charlize Theron por Monster. “Los actores saben que más allá de un presupuesto, las megaproducciones esconden pocas oportunidades de una gran interpretación. Se vende el espectáculo, no las actuaciones”.

Quizás en España se aplica este caso. Quizás no. Pero creo que es, por lo menos, curioso entender un punto de vista tan personal y cercano como el que nos dan director y crí­tico. Esperemos que le sirva de ayuda.

El resto, aquí­.

  • Angelo y Diabolo

    me refiero a lo de las campañas de publicidad y todo eso

  • Angelo y Diabolo

    para mi q en parte en españa si sucede eso si, ese seria el primer problema a tratar

  • Erald

    Roger Ebert un buen crí­tico?? Hablamos del mismo tio que le da tres estrellas a Hitman!!?? Ejem!!! Creo que DiCillo está más perdido de lo que él mismo cree si va y le pide consejo a un crí­tico, que no deja de ser un director de cine fracasado.

  • tlmako

    Lo siento, la palabra en color rojo no es un enlace de ningún link sino que he querido hacer uso de la arroba para no hacer distinción entre masculino y femenino. UN SALUDETE A TODOS/AS

  • tlmako

    La cuestión es:
    De verdad Roger Ebert conoce a Buenafuente?? jejeje…

    En serio, yo pienso que en la industria del cine deberí­a haber un justo equilibrio entre ambas caras de una misma moneda: las peliculas comerciales y los films independientes.
    Es decir, que la presión que ejercen las recuadaciones de las primeras no aplasten a las segundas por no poder igualarlas económicamente (como ocurre en los EEUU).
    Y por otra parte, que tampoco todos los films tengan que tener su sello de autor con el fin de recibir únicamente buenas crí­ticas y posteriores premios, distinciones y demás méritos para, a la postre, conseguir las ansiadas subvenciones para nuevos films de idénticas caracterí­sticas, obviando e infravalorando todo aquel cine palomitero destinado a entretener al público (como ocurre en España).
    Pienso que ambos puntos de vista deben coexistir y mantenerse mutuamente, como por ejemplo que las grandes superproducciones destinasen un tanto por ciento de sus recaudaciones a mantener el cine independiente y que a su vez éste sea la base para formar a nuev@s profesionales contribuyendo de alguna manera a que el cine comercial sea de calidad. Algo así­ a lo que hacen estrellas de hollywood como Charlize Theron (nombrada por Ebert) que viven del cine más comercial para darse el gustazo de invertir en films independientes y profundizar en su profesión a través de buenas interpretaciones.
    Quizas es una utopí­a pero es mi opinión, cual es la vuestra???

    (PD. I love Charlize forever)

  • Pier

    El gran Roger Ebert llamó a Sylvester Stallone el “nuevo Marlon Brando” después de ver su gran actuación en “Rocky” (1976).

    Es una anécdota bastante conocida pero nunca pierde su gracia, a pesar de que respeto a Ebert, solí­a ser alguien que hablaba de un film apenas terminaba de verlos (sólo una vez los suele ver) así­ que crí­tico muy duramente la legendaria “Blade Runner” apenas la vió por primera vez, es decir hace muchos años.

  • Lady registro3

    Suscribo todo,después de haberme tragado anoche,la “excepcional” The Queen..Me quedé dormida cuando transcurria el dia Miercoles

Críticas

la monja

Terror perezoso sostenido en un escenario terrorífico.

equalizer 2

Tu amigo y vecino Denzel.

Captura

La bestia domada.

mi6

Pillad palomítas.

ant-man-y-la-avispa

Aquí hemos venido por las risas.

Twitter

Podcast