Críticas

AMERICAN GANGSTER

Hay una razón por la que American Gangster es, para un servidor, la mejor pelí­cula de Ridley Scott en los últimos 20 años: es la más pelí­cula-pelí­cula.

Tengo que elaborar esto un poquito, creo. Efectuando una repaso rapidito a la carrera del director británico, se puede comprobar que no todo han sido dí­as de vino y rosas para Scott. Tras casi desaparecer de la escena nada más estrenar La Teniente O’Neill, cualquiera que haya pisado una sala de cine sabrá lo que vino después. Scott ha sido un director de grandes espectáculos desde el exito de Gladiator. En esta lí­nea tenemos que añadir a El Reino de los Cielos o la casi operí­stica Hannibal. Y cierto es que ha alternado pequeños trabajos más personales, ya acomodado de nuevo en la primera fila, pero hay que remontarse mucho para encontrar un film que requiera tanto de sus aptitudes como narrador como American Gangster, un film que es una adaptación de un artí­culo periodí­stico, una fuente que creo que es ya imprescindible para convertirla en una pelí­cula, dado que no es cuestión de extensión del texto, sino de su contenido.

American Gangster es una épica por derecho propio: cumple todos los requisitos formales, se trata de una peli de larga duración, se desarrolla en múltiples contintentes, con una gran cantidad de personajes relevantes, y abarca un largo lapso de tiempo desde el principio del film hasta los tí­tulos de crédito, y cuenta con costosos valores de producción enfocados en resaltar hasta el más minimo detalle a la hora de reproducir el ambiente en el que se desarrolla el film. Espiritualmente hablando, también lo es. Lucas es el eje fundamental sobre el que se asienta el film, y es un hombre que simboliza la evolución racial en Estados Unidos durante una época convulsa com fueron los años 70, y la guerra del Vietnam que casi monopolizó la situación polí­tica y social del paí­s.

gangs1.jpg

Este hombre no es el primer mafioso de la pantalla en luchar por el Sueño Americano. Otros antes que él, como Tony Montana, han peleado por alcanzar un estatus muy por encima del que se inicialmente se merecí­an por nacimiento. Lo que diferencia a Lucas es cómo la barrera de la raza y la tradición se interponen en su camino. Ante estos obstáculos, cuenta con elevadas dosis de inteligencia y un conocimiento preciso del alcance de su poder. El verdadero problema, sin embargo, es que raza y tradición están representados no sólo en sus “socios” de negocios, sino en el palurdismo que envuelve a toda su familia, recién llegados del Sur profundo de Estados Unidos.

Frank Lucas es lo que le sucede a Richie Roberts, que es el agente encargado de atraparlo, y que es introducido en la trama de forma mucho más sutil de lo acostumbrado. En un primer momento, no sabemos muy bien cómo enfocar este personaje. ¿Es un vulgar secundario? ¿Es un papel más desarrollado de lo que deberí­a, sólo porque está interpretado por Russell Crowe? No. Y no. Es el tí­o por el que nos preocupamos. El núcleo emocional del film. Hasta el momento en el que Roberts entra en escena, Scott ha contemplado la acción desde un punto de vista elegante, pero cercano al documental y con cierta frialdad. Roberts cambia todo éso porque es muy difí­cil no simpatizar con un policí­a que, a pesar de sus defectos personales, es también un marginado como Lucas, pero no por cuestiones de racismo o cualquier otra diferencia social. Lo que diferencia a Roberts es su apego a un código de valores tradicional, marcado por la integridad y el respeto a la ley.

Ambos se parecen en que están guiados por un objetivo por el que están dispuestos a sacrificarse. En un film, aunque sea de dos horas y media de duración, pero constreñido por la maldita frase “Basado en una historia real”, es difí­cil abordar matices o cierta complejidad. Parte por su situación, parte por la soberbia interpretación de Crowe, terminé encontrando a Roberts mucho, mucho más fascinante que a Lucas: Denzel Washington realiza una exhibición de poder y presencia cinematográficos, pero nunca demuestra la vulnerabilidad de la que hace gala el actor australiano y que te sumerge en la historia. Pero Scott está mucho más interesado en conseguir una perspectiva general de todo el asunto, y es ahí­ donde entran los secundarios. No sólo son espléndidos porque están interpretados por buenos actores, sino porque son relevantes y, cada uno, representa un aspecto determinado de la ley o del crimen. Si Cuba Gooding Jr. lo hace bien, o Armand Assante logra permanecer durante un par de minutos sin hacer como que se besa a sí­ mismo, o no hace falta decir mucho de un actorazo como Chiwetel Ejiofor (o, siguiendo esta lí­nea: Ted Levine, Carla Gugino o Idris Elba, o un no acreditado Clarence Williams III) imaginaos al mejor de todos ellos, Josh Brolin, como policí­a corrupto, en un homenaje descarado a Nick Nolte en Distrito 34: Corrupción Total.

gangs2.jpg

Pero con todo, el director británico es la estrella de American Gangster. Tantas posibilidades de exhibirse, tantas maneras de demostrar su presencia tras la cámara… y todas ellas tan desaprovechadas. Digo ésto como algo bueno, porque Scott hace buena su máxima de “Siempre creí­ que un director es, más que nada, un catalizador de talentos”. Nunca será tan cierto como en esta pelí­cula, abordada con la fotografí­a habitual marca de la casa, pero con una puesta en escena sobria, directa, emperrada en llevar definitivamente la historia a buen puerto con los planos explicativos que el director considera oportuno, pero sin ningún tipo de flashback, o de estructura narrativa confusa. Es un film tan directo como una flecha. Es un film adulto que ofrece muy pocas concesiones a la hora de facilitarle seguir la narración, lo que le convierte en una pelí­cula centrada, enfocada, y con ganas de dar caña. Los estallidos de violencia son habituales, pero nunca son una especie de clí­max que remata una escena. Simplemente, son una parte más. El montaje es aprovechado especialmente en escenas que transcurren en momentos de tiempo muy extendidos, y forman parte relevante de la trama. Es un placer ver secuencias, como la del combate de boxeo, en las que no solo se nos detallan informaciones sobre la historia, sino que nos ayudan a comprender a los personajes (lo grande que llega a ser Lucas, madre mí­a…). 

Todo forma parte de la habilidad de Scott para contar pelí­culas. Y en esta ocasión, el director demuestra que se encuentra en plena forma como pocas veces se ha visto. Si yo digo ésto de, qué se yo… Joe Wright, Jason Reitman o P.T. Anderson, ya es para tenerlo en consideración, pero teniendo en cuenta que estamos hablando del hombre detrás de Los Duelistas, Blade Runner, Alien, La Sombra del Testigo o Black Rain… joder, American Gangster una peli para echarse a temblar.

A verla.


Ridley Scott | Steven Zaillian, basado en un artí­culo de Mark Jacobson | Denzel Washington, Russell Crowe, Cuba Gooding Jr., Josh Brolin, Chiwetel Ejiofor, Carla Gugino, Ted Levine, John Hawkes, Ruby Dee, RZA, Common, Armand Assante, Joe Morton, Idris Elba. | Harris Savides | Pietro Scalia | Marc Streitenfield | Arthur Max, Nicholas Lundy | Brian Grazer, Ridley Scott | Branco Lustig, Nicholas Pileggi, Kehela Sherwood, James Whitaker, Steven Zaillian | Universal Pictures, Imagine Entertainment, Relativity Media, Scott Free | UiP | 9 |
  • http://angeloydiabolo.blogspot.com/ Angelo y Diabolo

    ridli me desconcierta pero creo q es por culpa de su hermano… si, a su hermanito le puedo echar la culpa de los episodios epilepticos q tiene ultimamente scott en sus peliculas, sin embargo esta peli estan jodidamente elegante q me parece q estuvo su hermano bien alejado del proyecto, parece como si se hubiera rodado en los 70…

  • kubrick

    raquel yo mientras que este igual de bien que el padrino me encantara, y me da igual lo que dura ya puede dura 150 ,minutos como 240 que la mafia me encanta… espero que no maltaltren ningun animal como en el padrino hay como adoro esa peli

  • raquel

    Aun no la he visto pero tiene muy buena pinta

  • tlmako

    AMIGOS MIOS!!!

    Pedazo PE-LI-CU-LON, 2 horas 38 minutos de pleno disfrute que, aún en la sesión golfa de anoche, apenas acusaron cansancio alguno para mi persona.

    Magnifica puesta en escena sobre la vida de dos antagonistas con infinidad de detalles contrapuestos y una historia común muy bien llevada que desemboca en un duelo interpretativo entre estos 2 GRANDES ACTORES ofreciendonos un gran climax final que se hace esperar durante toda la pelicula y es que tanto tito Denzel como tito Russell no comparten plano alguno hasta el final haciendonos la boca agua durante todo lo que dura el film.

    En mi humilde opinion (cada uno que crea lo que quiera) el curso del tiempo empolvará a esta GRAN PELICULA del titulo de OBRA MAESTRA.

    (PD: quien haya visto la pelicula entenderá mi saludo tan efusivo y quien no la haya visto que vaya a verla, no sólo acabará entendiendolo sino que disfrutara de principio a fin. Os la recomiendo)

  • declive

    puess…la puedes ver y descubrirlo tu solo,asi t formas una opinion propia tu mismo y todo

  • Vito

    a ver una duda yo aun no la he visto pero mis colegas que si lahan visto dicen que le sobra con media hora, pero claro es que tambien son la polla, la vieron a las doce de la noche y hombre 2 horas y media metios en cine acabas hasta la polla pero solo quiria saberlo, a ver si tiene razon o ninguna

  • declive

    lo unico que queda de su estilo es la fotografia y algunos planos guapos cuando la vasca se esta pinchando y algun momento de accion

  • declive

    pues que yo sepa hay peliculas de gangsteres con un estilo visual propio que no estan soso como el de american gangster, siguo pensando que le podia aver dado su sello personal a una pelicula de mafia sin tener por que ser peor pelicula que como la a contado ahora
    y comparame a ridley con tony cuando este haya echo las obras maestras que hizo su hermano por favor….

  • Pier

    declive, Tito Scott no renuncia a su estilo visual, si no ke lo aminora porke esto es lo más conveniente para este film, precisamente lo ke diferencia a Ridley de su infravalorado hermano menor (ke en el fondo, tienen casi la misma concepción sobre Cine) es ke el director de “Black Hawn Down” tiene mucho sentido común para saber cuando su “estilo” potenciarí­a o perjudicarí­a al tipo de peli ke este haciendo; mientras ke Tony cualkier género lo filma igual.

  • declive

    ami american gangster me parece una pelicula buena,correcta es la palabra,pero me parece mal que ridley scott haya renunciado a su estilo visual y lo poco emocionante y dramatica que es
    me parece un poco sosa

Críticas

predator

Pintaba muy bien.

la monja

Terror perezoso sostenido en un escenario terrorífico.

equalizer 2

Tu amigo y vecino Denzel.

Captura

La bestia domada.

mi6

Pillad palomítas.

Twitter

Podcast