Críticas

4 MESES, 3 SEMANAS Y 2 DíAS

LIGEROS SPOILERS

Lo primero es lo primero: 4 meses, 3 semanas y 2 dí­as es una pelí­cula tan condensada y tan minuciosa, que explicar hasta el más mí­nimo detalle concreto de su argumento significa destripar actos enteros de cabo a rabo. Pero algo puede caer, de ahí­ el aviso, así­ que quedémonos con esto: la propuesta narra 24 horas en la vida de una chica que decide abortar en la Rumaní­a de los últimos años de Nicolae Ceaucesu, es decir, con el comunismo agarrado frenéticamente a un clavo ardiendo ante el inminente fin de Unión Soviética. La chica en cuestión está aterrorizada más allá de lo indecible, pero no está sola: su compañera de habitación se encargará de los preparativos y los negocios previos. Pero 24 horas son muy largas y en esa época les puede pasar absolutamente de todo.

Vale. Ahora vamos al lí­o. Pocas pelí­culas suponen un elogio de la amistad femenina tan grandes como este film. En el cómic Predicador, dos de sus protagonistas mencionan que “para las chicas también cuenta la amistad o el honor, pero a diferencia de los tí­os no hacemos una gran historia de ello”. Pues bien, no se si Cristian Mungiu ha leido a Garth Ennis, pero en esencia su propuesta va exactamente de esto. Uno, dependiendo de su punto de vista sobre la cuestión del aborto –y más vale que eche mano de ella porque Mungiu es completamente desapasionado sobre si el aborto es bueno o malo, aunque no se puede decir lo mismo de la polí­tica oficial de la época ante ese aspecto, a la que machaca sin piedad– puede apostar o no por ellas, pero reconocer los tremendos lazos afectivos que se requieren para llevar a cabo el objetivo que se proponen es algo que debe estar por encima de toda consideración moral al respecto.

435211a.jpg

Y puntos de vista aparte, cinematográficamente hablando, 4 meses, 3 semanas y 2 dí­as es una faena digna de encomio. El film parece ser en principio una sucesión de largos planos fijos alimentados únicamente por la fuerza de las intérpretes. Minutos después, Mungiu comienza a detallar la acción, que evoluciona en forma de planos secuencia, a cual más asombroso. Plano fijo, plano secuencia, plano fijo, repetir… el resultado, en contra de lo que pudiera parecer, es completamente absorbente (qué fotografí­a, por cierto). Es magnético. Sólo me he sentido igual viendo No Country for Old Men. Hay que decir que visualmente no parece muy distinta al cine de “cámara en mano y a la guerra” que vemos hoy en dí­a en muchas pelí­culas. Pero es ahí­ donde entra el guión, que concibe gran parte del film como una pelí­cula de suspense. Esto, para empezar, no sólo es útil. Es entretenido, es una estrategia que ayuda a que los ojos no se te despeguen de la pantalla, y consigue multiplicar el efecto del ritmo visual que su director impone al film. Parece fácil, pero incluso en el cine europeo es fácil encontrar dislocaciones entre lo que se nos cuenta y la velocidad a la que nos lo cuentan. En 4 meses, 3 semanas y 2 dí­as, no se da el caso. Ni por asomo.

El guión es inteligentí­simo y aprovecha para introducir con pinceladas el contexto social de la época, las relaciones entre los protagonistas y el universo en el que se mueven: uno marcado por a) la tradición de las últimas décadas bajo el ala soviética y b) los primeros indicios de liberación social. Personajes de carne y hueso que se debaten entre ambos puntos aparecen y desaparecen por el film, algunos con más importancia que otros, pero nunca sin perder de vista a sus dos protagonistas, eje de la historia. Y vaya protagonistas. Se puede decir que Laura Vasiliu afronta el papel más ingrato del film: hay momentos en los que uno no termina de decidir si sus constantes meteduras de pata en el plan incialmente perfecto son fruto de su terror, de su desorientación o, por contra, si le falta alguna neurona. Es ingrato porque da vida a un personaje extremadamente vulnerable. Pero en lugar de centrarse en una espiral cada vez profunda de ineptitudes revelando la indefensión del individuo contra el sistema y demas rollo Aranoa, a Mungiu –que repito no está haciendo “coñazo verité” sino que se está cascando un peliculón como la copa de un pino– no se le caen los anillos por meter a un personaje que funcione como “héroe con recursos de la historia”. No es que sea necesario, pero es sumamente agradecido.

435211.jpg

Hay un término que no suelo emplear casi nunca porque me parece sumamente pedante, pero creo que no hay que escatimar palabras por muy Cahiers que suenen: Anamaria Marinca hace un motherfucking tour de force. Lista como una centella, centrada, hasta ligeramente cool, es la viva imagen de la determinación, el germen del cual emergió en la época una nueva generación de jóvenes no necesariamente comprometidos con una ideologí­a polí­tica, sino determinados a conseguir lo que ellos creen que es justo. Es una especie de fuerza de la naturaleza que lleva el film, al que seguimos y que nos guí­a por las calles de Bucarest. Carga con sus movidas y con las movidas de su compañera y no pide nada a cambio. No titubea. En medio de toda la vorágine y confusión que plantea el film, ella es el centro que carga con toda la pelí­cula y nosotros con ella. Es esta empatí­a que nos producen los personajes, y la tremendí­sima interpretación de su protagonista principal (que lo mismo te aguanta un plano un minuto que casi pierde a la cámara cuando se pone a correr) la que eleva el film de Mungiu por encima del notable alto.

¿Es una historia con moraleja? Si. No. Quizás. Mungiu está demasiado ocupado centrándose en una historia. A diferencia de un film de espí­ritu similar como es La Vida de los Otros, no navegamos entre un representante del estado y la clase intelectual alemana (que me hizo ver está pelí­cula a kilómetros de distancia). Aquí­ nos encontramos con gente sencilla intentando sobrevivir a tremendos problemas. Pero si hay una conclusión en todo ésto, desde luego no es una frase machacona, simple, sencilla. Es más complicado que todo éso. 4 meses, 3 semanas y 2 dí­as no es una pelí­cula fácil de ver, pero teniendo en cuenta cómo su director y su equipo resuelven cada situación, cada elemento, y llaman a las partes más emotivas de nuestra personalidad proporcionando al mismo tiempo una especie de thriller de primera categorí­a, la conclusión es simple: id a ver esta pelí­cula. Ya.

PD: Para más maravillas de cine rumano, véase La Muerte del Señor Lazarescu.


Cristian Mungiu | Cristian Mungiu | Anamaria Marinca, Laura Vasiliu, Vlad Ivanov, Ion Sapdaru, Teodor Corban, Tania Popa | Oleg Mutu | Dana Bunescu | --- | Mihaela Poenaru | Cristian Mungiu, Oleg Mutu | Alex Teodorescu | Mobra Films | 9 |
  • jazz

    He tenido ocasión de ver la pelí­cula en el cine Avenida en Sevilla en v.o. y tengo que decir que aunque me parece una muy buena pelí­cula-experiencia, no creo que sea ni una obra maestra ni una maravilla del cine. Creo que Mungiu sí­ toma partido en cuanto al tema, la psicologí­a del personaje de la chica que aborta lo deja claro, y el plano del cuarto de baño también ayuda. Por otro lado, hay momentos geniales y originales como el regateo por el aborto o los dialogos de la generación de los padres de él. La pelí­cula sufre de falta de ritmo en la última parte, el cine de seguimiento y el ritmo narrativo son compatibles, y el director abusa de algunos recursos estilí­sticos, como el acompañar con la cámara hasta un punto y dejar que se vaya manteniéndose estático. Lo dicho al principio, muy buena experiencia de cine.

  • doctor diablo

    Lumiere es de agradecer que cuelgues el enlace,pero solo que entres en google y pongas el nombre de la peli y la palabra torrent detrás lo encuentras sin problemas

  • http://lashorasperdidas.com -Lumiere-

    Bueno yo pongo el enlace de la página y si alguno del staff de la página cree oportuno quitarlo pués bien, yo lo dejo para todo aquél que quiera ver esta pelicula tan dificil de encontrar en cualquie cine, daos prisa pués las peliculas no suelen durar muchos dias colgadas online…

    http://www.cinetube.es/indices/peliculas.html

  • http://lashorasperdidas.com -Lumiere-

    He encontrado una página web donde se puede ver esta pelicula online y con una calidad muy muy buena de audio y sonido, ya que es dificil de encontrar en cines para el que le pueda interesar, yo voy a verla sin duda…No sé si se podrá dar la dirección o el enlace, espero la contestacion de Rafa o Daniel, Javier o Mary Carmen…

    Un saludo!!

  • http://lashorasperdidas.com -Lumiere-

    Estoy de acuerdo con vosotros, yo tampoco la he encontrado en ningún cine de por aquí­ en Córdoba sin embargo he visto hasta dos salas de un multicine con Alien vs Predator 2, evidentemente los cines van a hacer taquilla y en parte se entiende, ojo en parte, buscan la mayor rentabilidad y saben cuales peliculas son las más demandadas por el público en general, independientemete de su calidad como se viene viendo en todos estos años, pocas veces calidad y taquillazo van de la mano, salvo contadas excepciones…

    Lo dicho compañero George Kaplan no eres el único que está en la búsqueda y captura de ésta pelicula entre otras llamadas de poca distribución o de corto recorrido comercial y es que a veces obligan a uno a tirar de la mula y demás medios mal llamados piratas cuando casi siempre nos enriquecen y sacian nuestra ansia de ver lo que está dificil de encontrar por medios digamos lí­citos…No nos queda otra alternativa.

    Un saludo a todos!!

  • http://www.lashorasperdidas.com Rafa Martí­n

    Me pregunto cómo un film que ha ganado la Palma de Oro de Cannes se estrena sólo en seis salas de Madrid, ninguna de ellas Renoir, Alphaville, o Ideal (los cines de v.o. más importantes de la capital).

    Pelí­culas como esta son importantes y no sólo por el contenido social. No puedo dejar de subrayar ésto: 4 meses, 3 semanas y 2 dí­as es un film de crí­tica social, pero no es sólo, única y exclusivamente un film de critica social. Es muy entretenida y hace pensar. Lo que digo es que podrí­a ser un éxito de taquilla dentro de su capacidad. La clase de pelí­cula que durarí­a en esas salas un año, año y medio.

    No voy a ir de megadefensor del cine minoritario., pero hay que ser sinceros: la red esta ahí­ para ofrecernos un amplio espectro de pelí­culas que generalmente no podrí­amos ser capaces de ver. Soy consciente de que esta es una afirmación dañina pero es lo que hay y uno espera, quizás de forma un poco inmadura, que el cineasta logre mejorar su situación popularizando sus films por internet. George, tí­o, no vas a venirte a Madrid para ver la peli…

    Pero molarí­a que la vieras. Un colega con el que la ví­ me dijo que habrí­a que poner esta peli en las escuelas (de cine y de educación general) y tiene toda la razón del mundo.

    No se, George. Para los aficionados al cine, la cosa da asco.

    Saludete.

  • George Kaplan

    Es cierto, no encuentro un puto cine en el que pongan esta pelí­cula. Debo ser de los pocos interesados en verla… ¿o quizá no?

    Eso sí­, seguramente 10 salas de los multicines de mi ciudad pondrán la “estupenda” parodí­a de 300 cuando se estrene, no vaya a ser que alguien se la pierda.

    Qué se la va a hacer.

  • Vito

    una pena que no este entre las nominadas al oscar

  • lynch

    Como tú dices una maravilla del séptimo arte. Tuve la suerte de disfrutarla en el Sevilla Festival de Cine y me enamoró el realismo de la pelí­cula. Al igual que la muerte del Señor Lazarescu que tambien es una joya. Parece que el cine rumano esta emergiendo, yo lo celebro

  • Sonico

    Interesante..pero..¿dónde carajo has ido a ver esta pelí­cula?¿en que cine ponen cine independiente de rumaní­a? Jojojo

Críticas

la monja

Terror perezoso sostenido en un escenario terrorífico.

equalizer 2

Tu amigo y vecino Denzel.

Captura

La bestia domada.

mi6

Pillad palomítas.

ant-man-y-la-avispa

Aquí hemos venido por las risas.

Twitter

Podcast