Noticias

HA FALLECIDO CHARLTON HESTON

Hace unas horas que Rafa nos adelantaba la noticia del fallecimiento a los 83 años del actor norteamericano Charlton Heston. Tengo que confesar que nunca he sentido gran admiración por Heston, no me parecí­a un gran actor aunque sí­ reconozco que sabí­a perfectamente cómo llenar la pantalla, y no me refiero a sus tremendas hechuras, y las poquitas simpatí­as que sentí­a hacia él, puesto que crecí­ con sus pelí­culas ya que debido a mi educación en un colegio de monjas me tragué un sinfí­n de producciones bí­blicas casi todas protagonizadas por él, se fueron desvaneciendo por su activismo social al frente de la Asociación del Rifle, en donde llegó a expresar que el número de ví­ctimas en la matanza perpetrada en Columbine podrí­a haberse evitado si los profesores y alumnos atacados se hubiesen defendido con armas.

En este artí­culo, escrito a cuatro manos gracias a la inestimable colaboración de Rafa Martí­n, pretenderemos despedir a la estrella de cine y no tanto al activista, porque creemos que lo que verdaderamente importa es el icono cinematográfico que ha marcado a varias generaciones de espectadores.

INICIOS

Bajo el nombre de John Charles Carter nació el 4 de octubre de 1924 en Evanston (Illinois). Hijo de Lilla y Russell Whitford Carter, que trabajaba en un molino de pan. Cuando todaví­a era niño, sus padres se trasladaron a una zona rural de Michigan, donde Heston pasaba largas horas leyendo y actuando para sí­ mismo.

Antes de cumplir los 10 años, los padres de Heston se divorciaron y él se quedó con su madre. Unos años más tarde, ella se casó con un hombre llamado Chester Heston, apellido que más adelante utilizarí­a como nombre artí­stico. La nueva familia se fue a Chicago, donde Heston fue al colegio. Participó en las funciones teatrales de la escuela con tan buen resultado, que obtuvo en 1942 una beca para estudiar en la escuela de arte dramático de la Universidad del Noroeste, en Evanston.

Durante su estancia en la universidad tuvo la ocasión de intervenir en una obra teatral filmada por un compañero en 16 mm. Más tarde el mismo grupo filmó una segunda obra, también en 16 mm. Años más tarde el mismo grupo producirí­a la primera versión realizada en el cine sonoro de Julio César en donde Heston interpretaba a Marco Antonio.

En 1944 se casó con una estudiante de arte dramático de la universidad llamada Lydia Marie Clarke, y en el mismo año fue llamado a filas. Participó en la guerra y volvió tres años después. A su regreso, su esposa y él marcharon a Nueva York, donde trabajaron como modelos. Tuvieron un hijo, al que llamaron Fraser Clarke y adoptaron a una niña, Holly Ann.

charlton-heston-inicios-modelo.jpg

El deseo del joven Charlton Heston era actuar en el teatro, pero al no poder hacerlo en Nueva York, él y su familia se fueron a Asheville, en Carolina del Norte, y se hicieron cargo del teatro local como gestores y actores. En 1947 volvieron a Nueva York y esta vez Heston recibió una oferta para intervenir en la obra Antonio y Cleopatra en un teatro Broadway. Heston tuvo éxito y consiguió nuevas ofertas, también para la televisión, medio en el cual hizo varias interpretaciones que tuvieron también una buena acogida.

LLEGADA A HOLLYWOOD Y GRANDES ÉXITOS

Heston consideró entonces, que habí­a llegado el momento de trasladarse a Hollywood. Su primera pelí­cula profesional fue Dark City en 1950, con la que llamó la atención de los profesionales del cine. Su primer éxito importante lo obtuvo dos años más tarde con el papel de director de circo en El Mayor Espectáculo del Mundo. Fue una de las primeras opciones de Billy Wilder para protagonizar Traidor en el Infierno pero finalmente fue William Holden el que lo interpretó y el que se llevó el Oscar. Pero Charlton Heston con su fí­sico arrollador se convirtió en una gran estrella del cine interpretando a Moisés en Los Diez Mandamientos, en 1956.

El actor hizo un hueco en su agenda para realizar una de sus interpretaciones más recordadas por los cinéfilos: el del policí­a Ramón Mighel “Mike” Vargas, en la obra maestra de Orson Welles, Sed de Mal. Fue el propio Heston el que exigió ser dirigido por el genial director, e incluso reembolsó de su bolsillo los gastos necesarios para asegurarse de que Welles estarí­a detrás de las cámaras en este revolucionario ejercicio de cine negro, premiado en el Festival de Bruselas por los cineastas Jean-Luc Godard y Franí§ois Truffaut.

Sin embargo su consagración llegarí­a gracias a su trabajo en Ben-Hur, que en un principio iba a interpretar el macizo de Burt Lancaster, con el que ganó en el año 1960 el Oscar al mejor actor principal. La cinta sigue ostentando el récord de estatuillas de la Academia de Hollywood, con 11 premios, un número sólo igualado por dos pelí­culas deudoras de su legado: Titanic, de James Cameron y El Retorno del Rey de Peter Jackson.

charlton-heston-oscar-ben-hur.jpg

Heston siempre manifestó sus ideas conservadoras y nunca se tomó bien el mensaje subliminal homosexual que defendí­a el guionista del film, el escritor Gore Vidal, que afirma que conscientemente imprimió de carácter homosexual a la relación entre Judah Ben Hur y Messala, y que esto solo lo sabí­an otras dos personas del equipo, el realizador, William Wyler y el actor que encarnaba a Messala, Stephen Boyd. A Heston jamás se lo dijeron porque serí­a capaz de abandonar la producción.

Tras el éxito de Ben Hur intervino en otra serie de producciones épicas como 55 Dí­as en Pekí­n, El Cid o El Tormento y el Éxtasis, que le convertirí­an en una de las principales estrellas de Hollywood. Durante esta época comenzó a implicarse cada vez más en los problemas de la sociedad estadounidense, llegando a participar en una marcha del entonces incipiente Movimiento por los Derechos Civiles junto a Martin Luther King, antes de derivar a las tendencias más conservadoras de los últimos años de su vida. También se declaraba ferviente seguidor de su buen amigo John Fitzgerald Kennedy. Entre los años 1966 y 1971 fue presidente del Sindicato de Actores Norteamericanos.

charlton-heston-marcha-derechos-civiles.jpg

En la década de los años 70, Heston dio un giro temático a su carrera al apostar por un género con aires de renovación: el de la ciencia-ficción, protagonizando cuatro pelí­culas, todas ellas adaptaciones de libros de éxito y caracterizadas por la pesimista perspectiva con la que se dibujaba el futuro de la Humanidad. El Planeta de los Simios y su secuela Regreso al Planeta de los Simios, en la que asumió a regañadientes un papel testimonia, El íšltimo Hombre…Vivo y uno de los ejemplos más recordados (y amargos) del género: Cuando el Destino nos Alcance, en donde compartí­a cartel con el también legendario Edward G. Robinson. También se apuntó al género catastrófico con pelí­culas como Aeropuerto 75 y Terremoto. Dos de sus últimas apariciones estelares en la gran pantalla.

íšLTIMOS AÑOS

En el año 1971 realizó su debut como realizador en el film Antonio y Cleopatra basándose en el texto de William Shakespeare, en donde intervení­a Carmen Sevilla. El actor habí­a interpretado en varias ocasiones a Marco Antonio, ya fuera sobre los escenarios o en el cine.

En el año 1978 recibió un Oscar honorí­fico por su labor humanitaria.

charlton-heston-oscar-honorifico.jpg

Desde mediados de los años 70 se limitó a realizar a hacer aportaciones testimoniales en numerosos films. En los años ochenta se volcó en la televisión, llegando a protagonizar en el año 1985 Los Colby, un spin-off de la serie Dinastí­a. También protagonizó y produjo varias pelí­culas realizadas para televisión, algunas de ellas dirigidas por su hijo Fraser, en donde se incluyen los remakes de La Isla del Tesoro y Un Hombre para la Eternidad. Sus últimos trabajos para el cine fueron en Mentiras Arriesgadas de James Cameron, el remake de El Planeta de los Simios realizado por Tim Burton o prestando su imponente voz a Armageddon de Michael Bay o a la producción de Disney, Hércules.

Su última interpretación la realizó en My Father, Rua Alguem 5555, en donde interpretó a Josef Mengele. Esta pelí­cula tuvo un estreno muy limitado en el año 2003 ya que solo fue exhibida en una serie de festivales.

CHARLTON HESTON Y SU ACTIVISMO POLíTICO

Las ideas de Heston fueron definidas por el propio actor en 1999, en un discurso proclamado en la Escuela de Derecho de Harvard, donde lamentó la “guerra cultural” en la que se encuentra, a su juicio, inmersa la sociedad estadounidense, amenazada por la “corrección polí­tica”.

“Marché con negros en los años 60 a favor de sus Derechos Civiles, antes de que estuviera de moda, pero cuando dije el año pasado que el orgullo blanco es tan importante como el orgullo negro, el rojo, o el de cualquiera, me llamaron racista; he trabajado con homosexuales de extraordinario talento durante toda mi vida, pero cuando dije que los derechos de los homosexuales no deberí­an ir más allá de los mí­os o de los vuestros, me llamaron homófobo”, declaró.

Charlton Heston fue presidente la Asociación Nacional del Rifle desde 1998 a 2003, y fue objeto de las crí­ticas del público cuando en 2000 respondió a la propuesta del candidato Al Gore de retirar el derecho constitucional de la Segunda Enmienda a portar armas de fuego, levantando un rifle gritando “(Gore lo retirará) de mis manos frí­as y muertas”.

En una posterior entrevista con el documentalista Michael Moore en su documental Bowling for Columbine, Heston suspendió el encuentro a la mitad, y se negó a seguir contestando las inquisitivas preguntas de Moore sobre su insistencia a la hora de defender estos derechos ante las muertes a tiros de una docena de estudiantes a manos de dos de sus compañeros en el Instituto Columbine (Colorado), en 1999.

Los últimos años de su vida, Heston abandonó su implicación en cuestiones polí­ticas y se retiró de la vida pública. Anunció que padecí­a la enfermedad de Alzheimer en el año 2002, añadiendo que “lo que no se puede curar se debe resistir”, en su última entrevista televisada. Un año después, recibió de manos del presidente George W. Bush la Medalla Presidencial de la Libertad, el más alto honor que puede recibir un civil estadounidense.

Charlton Heston escribió varios libros autobiográficos y falleció a los 83 años en su residencia de Beverly Hills el 5 de abril de 2008 junto a su esposa Lydia, con quien estuvo casado 64 años.

Mary Carmen Rodrí­guez

Soy iconódula y oscarnallóloga.

  • Angelo y Diabolo

    si me tengo q quedar con una peli…

    pues entre el planeta de los simios(magnifico el juicio y sus fugas en el poblado)

    y el ultimo hombre vivo…q antes de will smith… YA ESTUVO HESTON REPARTIENDO ESTOPA EN NY!!!

Críticas

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

chpa1

Camelot termina.

predator

Pintaba muy bien.

Twitter

Podcast