Críticas

EL INCIDENTE

No habré dado la brasa veces y veces con lo que me gusta Shyamalan. Alguno hasta pensará que tengo una foto suya en la cartera para mis momentos de alivio personal… pero sé reconocer un pufo. El Incidente es, ahora sí­, su primera mala pelí­cula, y cuando digo mala, no digo floja, digo mala.

La idea de partida de la pelí­cula era muy interesante. Algo, no sé sabe muy bien qué, está provocando que la gente se suicide en masa en la costa Este de USA. OK. A partir de aquí­ todo el planteamiento de Shyamalan en la pelí­cula echa esa idea por la basura.

Empezaremos por el guión. Una buena idea no vale de nada si el desarrollo está cogido con pinzas y las subtramas son de risa. En esta peli pasa eso. Se ha dicho que la pelí­cula tení­a un final abierto. No, falso. Se da una explicación para todo lo que pasa bastante pronto, al final del primer tercio de pelí­cula más o menos, el problema es que a partir de ahí­, todo el desarrollo que Shyamalan hace de esa teorí­a está en boca del protagonista, el profe de ciencias de instituto, que parece un premio Nobel con cada especulación que hace, algo que como no se sostiene, va siendo reforzado por los partes televisivos y radiofónicos que escuchan a lo largo de la peli. Si digo la teorí­a, creedme, no desvelo nada vital para la peli, porque el dilema no está ahí­ (no sé donde está). Aquí­ va: Las plantas, como reacción al agresivo desarrollo del hombre, han empezado a segregar una toxina que se transmite por el aire y que anula el instinto de supervivencia de los hombres, provocando impulsos autodestructivos. Las fases las explican muy bien al principio: primero dificultad en el habla, luego desorientación y al final muerte. Me parece bien, me creo la idea aunque no sea menos forzada que la que podí­a ofrecer Roland Emmerich para justificar que el mundo se vaya al traste en a penas un par de dí­as en El Dí­a de Mañana. Pero si a partir de ahí­, para justificar la huida de los protagonistas de un sitio a otro empiezas a enrevesarme la idea con detalles tontos me empiezo a irritar. Sobre todo si al final me haces eso que siempre toca los huevos en cualquier peli, sacarte el final de la manga (aunque 5 minutos antes me pongas a un tipo en la tele diciéndome qué puede pasar, te lo has sacado de la manga), el “deus ex machina” que tanto gusta poner en muchos textos. ¿Por qué acaba así­? Porque sí­. Para que la resolución de una pelí­cula funcione, a lo largo de toda ella tienes que ir sembrando pequeños detalles que den sustento al mismo, que lo haga coherente. En las anteriores pelis de Shyamalan eso pasaba (El Sexto Sentido es el ejemplo perfecto, pero también valdrí­a Señales, El Protegido o El Bosque), aquí­ no. Shyamalan decí­a que habí­a hecho una pelí­cula sencilla, pero en realidad es simple, que es distinto. Shyamalan en cualquier caso ha ido haciendo cada vez guiones más flojos, siendo el de La Joven del Agua el más crí­tico, porque aunque funcionaba, iba adelantando los sucesos a través del cuento, algo que no es habitual. Aquí­ es que directamente no se ha preocupado de dar consistencia a la historia, y siendo además la única que se aleja del género fantástico, ya que aquí­ no hay nada mí­sitico que pueda justificar las cosas, pues la cagada es aún mayor. Y para colmo al final nos mete una vieja locatis (pero no por lo que pasa fuera) que no sabemos qué cojones pinta, salvo que sea un elemento para dar intensidad a una historia que no la tiene por ningún lado.

Los diálogos, además, la mitad de las veces son chusquetes. Hay escenas que están planteadas para dar risa, pero realmente rompen la peli. Primero, porque no hacen gracia (si acaso la de Wahberg y la planta), y segundo, porque no es que sean un contrapunto al drama, sino que simplemente no cuajan con el tono general de la peli, que sea el que sea, desde luego no es la comedia de situación.

mark-wahlberg-happening-el-incidente.jpg

También a nivel de guión, al igual que en sus anteriores pelí­culas, el protagonista tiene una “habilidad” u oficio que pasa de ser accesorio a vital. Sólo que aquí­ volvemos a lo del fantástico. No hay una mitologí­a que haga creí­ble que un profe de instituto, que se suelen limitar a dar su temario y poco más, sea el nuevo botánico del año. De repente sabe de plantas, de toxinas, de su forma de propagación en el aire, etc. No es creí­ble.

Pero si el guión es una cagada, el problema es que la dirección termina de hacerlo trizas, es más, posiblemente de otra forma la peli se podrí­a haber sostenido mejor. Y es una putada, porque si algo es Shyamalan, es un director de primera lí­nea. Sus pelí­culas suelen ser bastante minimalistas, no tienen complicados montajes ni rollos efectistas salvo los que pide la propia historia. Aquí­ Shyamalan ha primado su estilo sobre lo que la historia pedí­a. No puedes hacerme una peli de planos elegantes y minimalistas cuando al final me estás contando cómo unas personas huyen de la hierba, porque al final es así­. El principio es bueno, con los primeros suicidios en masa. Tiene su punto gore y estremecen bastante. Son todos los que salen en el trailer. A partir de ahí­ el plano más emocionante es el de una pradera en la que el viento forma hondas, o el de unas ramas moviéndose. No jodas, Shyamalan. No puede ser que la gente se asuste de un plano que en cualquier otra peli se usa de transición. No digo que me saque a las toxinas flotando y entrando en las narices de la gente, eso se lo dejamos a Timur Bekmambetov, pero seguro que habí­a algo mejor que “Plano detalle de ramas movidas por el viento”. Al final la planificación es más simple que el guión, no funciona, y no puede ser que la escena más emocionante de una peli esté al comienzo de la misma.

La planificación mal, pero el remate final y definitivo son los actores. No es que Wahlberg sea mi í­dolo, pero se nota que aquí­ la cagada no es de los actores, sino de cómo están dirigidos. Por algún motivo Shyamalan en esta peli ha pedido a sus actores un acarajotamiento absoluto. El mundo se va a la mierda y lo más que se ve es a Wahlberg frunciendo el ceño. Si hasta hay un momento totalmente absurdo, cerca del final, donde a la niña de la peli, con las circunstancias que tiene encima, la señora locatis le pega un hostiazo en la mano por intentar coger una galleta en la mesa, mientras todos cenan, y nadie parpadea, salvo el público, porque esa leche suena más fuerte que la gente que se estampa contra el suelo al principio. El único que se salva un poco es John Leguizamo, que parece que es el único al que le corre sangre por las venas. Los demás, carapalo, y quizás algún pucherito, pero no mucho, no vaya a ser que nos emocionemos. Hay secundarios de 30 segundos con más interés que los protas, entre los que además hay un conflicto de pareja tontí­simo que al principio parece que fuese a ser un trauma del carajo.

happening-redband-trailer.jpg

Sinceramente, admiro a este director, pero no puedo recordar una sola cosa, a parte de los suicidios del principio y la música del siempre genial James Newton Howard, que puedan recordarse como buenas en la peli. El guión está lleno de cosas absurdas (la cincuentona con iPhone, los perritos calientes, el guantazo de la galleta, la señora que pone el móvil con altavoz en plena crisis, la escena “método cientí­fico”…), la dirección no acompaña nada a la historia y los actores son la sosez absoluta en una situación, que creo que pondrí­a a cualquiera al lí­mite. Un pufo, y una decepción viniendo de quien viene.

P.D.: Por cierto, el doblaje es aún más soso.


M. Night Shyamalan | M. Night Shyamalan | Mark Wahberg, Zooey Deschanel, John Leguizamo, Ashlyn Sanchez, Betty Buckley, Spencer Breslin, Robert Bailey Jr., Jeremy Strong, | Tak Fujimoto | Conrad Buff IV | James Newton Howard | Jeannine Claudia Oppewall | M. Night Shyamalan, Barry Mendel, Sam Mercer | Barry Mendel Productions, Blinding Edge Pictures, Spyglass Entertainment, 20th Century Fox | Hispano Foxfilm | 2 |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • Espabilao

    Lo diré de un modo fácilmente entendible para todos: decir que esta pelí­cula es una putí­sima mierda es echarle un piropazo.

    No me quiero extender, pero… la vieja, por Dios… y el viento…

    -¡Cuidado, que viene el viento!

    Y acto seguido se ve un viento que va moviendo la hierba por escalas, como si fuera un espí­ritu de la naturaleza corriendo por la pradera. ¡Y qué viento! ¡Joder! ¡Era un puto tornado!

    Lo que más me duele es que he pagado por verla y he arrastrado a una buena amiga a verla. Le he tenido que pedir perdón y todo.

    En fin, que no la veáis (pagando al menos no).

  • http://isladeljota.blogspot.com el jota

    Yo he FLIPADO, y estoy totalmente de acuerdo con Sr. Libro, Vennora y demás gente que ve mas aciertos que fallos (fallos, si, los tienes, como todas). Hay escenas que me dieron un aire a LA INVASION DE LOS LADRONES DE CUERPOS, de Don Siegel, otras a LOS PAJAROS de Hitchcock, etc. En fin, como bien decí­a Sr. Libro es una gran pelicula de corte clasico, homenaje al cine de ciencia ficcion de los 50 y 60. Este tí­o es un pedazo de CRACK. No es su mejor peli (para mi es SEÑALES, que quereis que os diga, adoro esta peli), pero es fabulosa, simple y directa, sin artificios ni trucos. Simplemente Shyamalan.

  • Jack-O

    Comercial… no creo.

    Vale, El Protegido tiene a Bruce Willis, pero el tempo y la manera de contar la peli -que al fin y al cabo es el origen de un superhéroe- es totalmente anticomercial.
    Señales, sí­, tiene a Mel Gibson ahí­ y no deja de ser una peli de marcianos, pero la durí­sima tragedia que rodea a la familia se eleva por encima del rollo ci-fi.
    El Bosque tiene un repartazo, pero lo que parece una peli de terror es en realidad -y en mi opinión muy personal- una de las historias de amor mejor contadas del cine.
    La Joven del Agua es otro peazo peliculón que sin embargo no guarda apenas sorpresas porque va anticipándose a su propio guión, y aún así­ a mí­ me flipa cómo está realizada.
    Sus detractores tienen todo el derecho a criticar y patalear, pero chico, en absoluto estoy de acuerdo en que se repita y mucho menos en que esté caduco. De hecho es de los pocos directores actuales que me despiertan ganas de ir a ver su cine estreno tras estreno. Porque siempre me sorprende.
    Aún a pesar de este Incidente.

  • http://lashorasperdidas.com -Lumiere-

    Jack-O no es que sus arduos detractores sigan viendo su cine (habrá que ver una pelicula para opinar sobre ella, vamos digo yo), simplemente mucha gente (entre los que me incluyo) siguen pensando que es un gran cineasta, a pesar de que cada vez más el beneficio de la duda ronde por mi cabeza y por eso mucha genet insiste tanto en ver sus peliculas, pero a mí­ personalmente desde hace mucho tiempo no me agrada para nada, y se repite en exceso, no esperamos ver otra El Sexto Sentido, pero sí­ una buena pelicula y una evolución de este director que no llega nunca, se ha estancado en lo mismo y de ahí­ no sale y eso ya le está empezando a pasar factura, y hombre no nos engañemos, el cine de Shyamalan sigue siendo comercial en su conjunto, tampoco es que haga cinema verité otra cosa es que lo haga de una forma atí­pica pero es comercial al fin y al cabo, con grandes estrellas en sus peliculas y financiado por grandes estudios y demás (otra cosa es que no maneje grandes presupuestos) pero que es comercial no hay duda alguna, a ver si ahora resulta que si Shyamalan no cuaja en los últimos años es porque la gente no sabe lo que va a ver de este tipo, yo creo que la gente ya sabe perfectamente el cine que hace el director indio, otra cosa es que ya se estén empezando a cansar de ver lo mismo una y otra vez.

    El problema no está en el envoltorio de sus peliculas, si no más bien en su fórmula que empieza a estar ya algo caduca…

  • Jack-O

    Vaya, pues sí­, la peor pelí­cula de Shyamalan, lo que no quiere decir que sea una pelí­cula absolutamente mala, sólo que es pelí­n rollo. El hecho “anecdótico” de los suicidios en masa no dan para alargar una historia más allá de la duración de un corto. A la tercera escena suicida la cosa ya no impacta, deja de ser un hecho sorprendente, y lo único que hace el indio para mantener la atención es aumentar la truculencia de las muertes observando a la vez cómo los protas y la gente “masilla” pasean -huyen- por el campo. Pues vale. Por lo demás, carece de la carga emocional de las otras pelis de Shyamalan, que a mí­ personalmente siempre consiguen tocarme la fibrilla. Y puesto a meter mensajes ecologistas de fondo, el de La Joven del Agua me pareció mucho más profundo y mucho mejor elaborado que el de esta.

    Y bueno, a los que dicen que Shyamalan va a peor con cada peli, pues no sé, en mi opinión es todo lo contrario salvo por este “bache”. Espero que su siguiente peli esté al altí­simo nivel de el Bosque, La Joven del Agua y El Protegido.

    Lo que más me sorprende de todo lo que rodea a Shyamalan es que sus arduos detractores siguen insistiendo en ver su cine, como esperando que vuelva a hacer el Sexto sentido, su única pelí­cula hecha para el gusto de todo cristo. Pues no, Shyamalan ya hace mucho que dejó el cine comercial. Y yo que me alegro.

  • Esteparia

    Vengo de verla, y sinceramente no entiendo la mayorí­a de las malas crí­ticas que le han llovido a esta pelí­cula. Matizo: no las entiendo viniendo de quien sí­ ha disfrutado con El sexto sentido, Señales, El bosque o La joven del agua. A mí­ esta The Japening me ha parecido puro Shyamalan: artesana e intimista, delirante y excéntrica, y si he de ponerle peros, éstos no serí­an diferentes de los que le pondrí­a a las obras anteriormente mencionadas. La he disfrutado mucho y he apreciado, como me suele pasar con este director, su idea y su guión por encima de todo; en cuestión de dirección, creo que este hombre sigue sin dar el do de pecho de El protegido. Tal vez si se decide a volver a rodar en scope…

    Me quedo con:
    La mejor escena: Aquella en la que Wahlberg & Co. deben tomar una decisión a campo abierto mientras a lo lejos suenan los disparos de los suicidas.
    El mejor plano: los ahorcados a la entrada de Princeton.
    El mejor libro para disfrutar después de ver esta pelí­cula: Los conejitos suicidas y El regreso de los conejitos suicidas.

    Saludos.

    P.D. Sé que no es esta la causa, pero en caso de que mi satisfacción con esta pelí­cula se debiera a mi falta de expectativas después de haber leí­do vuestra demoledora crí­tica, no puedo dejar de decir: ¡Gracias, Las Horas Perdidas! :-)

  • jasv

    Despues de verla me parecen excesivas las criticas negativas a la peli,no es la mejor de su director,pero no es peor que otras muchas que son alabadas por estos lares.Lo de la nota ya ni hablemos,si esta es de 2…

  • http://www.nochedecine.com JoeHickey

    Vengo de verla, no es lo mejor de shyamalan(de exo es la más floja) pero creo que tampoco es para ponerle esa nota. Yo le daria un cinquillo o un seis.

  • http://lashorasperdidas.com -Lumiere-

    I-Chan yo también intento disfrutar del cine porque me encanta y también sé cuales son las reglas del juego a las que voy a exponerme, sobre todo viendo el cine de Shyamalan, por eso mismo esta pelicula no me caló en nada, y no se trata de ir a ver una pelicula y sacarle faltas, es ver una pelicula y opinar después sobre ella,para bien o para mal, al igual que tú le encontrastes todas esas virtudes que dices, yo le encontré todos estos defectos que ya he explicado mil veces, quién lleva razón??, ambos y ninguno, son opiniones sin más que cada uno puede sacar sobre un mismo film, yo acepto el juego y sus reglas como tú dices, pero hasta cierto lí­mite, no todo depende del espectador, el director debe jugar bien sus cartas para que todo funcione y para mí­ en esta pelicula no lo ha hecho, no lo consigue, claro que las peliculas no son libros, ni tampoco el guión es sólo los diálogos de una pelicula, si no toda la planificación de dicho film y cómo transcurre lo que se cuenta y en esta pelicula todo esto falla estrepitosamente, al igual que a tí­ 2001 de Kubrick te parece una paja mental a mí­ me encanta, y no consiste en despotricar sobre los seguidores de un director en particular o un tipo de cine en general, si no de dar opiniones sobre lo que nos ha parecido tal pelicula, yo como tú hablo en base a lo que me ha transmitido y ofrecido esta pelicula como tantas otras, a tí­ te ha ofrecido cosas cercanas a la genialidad y me parece muy bien, a mí­ me ha parecido una chorrada muy grande y creo que también estoy en mi derecho de que la pelicula me haya transmitido eso sin necesidad de entrar en que si uno no ve una maravilla en esta pelicula es porque no la ha entendido o no has sabido entrar en su juego, créeme que sabia a lo que iba (además conozco ya demasaido bien el cine de Shyamalan como para no ir preparado )y como siempre que voy a ver una pelicula voy con toda mi buena fé a ver algo que me guste proque me gusta el cine, pero a veces me encuentro con cosas como esto.

  • i-chan

    Por supuesto que cada uno ve en las pelí­culas lo que le da la gana, y se le pueden buscar los tres pies al gato a cualquier pelí­cula. Pero yo si hablo de las cosas que veo es porque me parecen evidentes. Si una pareja está distante durante toda la pelí­cula, y los ataques se corresponden con esa distanciacion de los personajes y los ataques cesan cuando los personajes vuelven a “encontrarse”, no creo que establecer una relación metafórica entre la relación de la pareja y los ataques de las plantas sean una invención mí­a, y mucho menos sabiendo que Hitchcock, uno de los realizadores predilectos de Shyamalan hizo eso mismo en “Los pájaros”, y Shyamalan trató el tema de análoga manera en “El sexto sentido” y “El protegido”.

    Cuando los protagonistas están en una casa en la que todo es de mentira, y salen de la casa y el realizador enfoca un gran cartel que pone en letras grandes: “Te lo mereces”, a mí­ eso me sugiere muchas más cosas que culaquier cosa que los personajes puedan soltar por la boca.

    ¿Por qué crees que los personajes se van separando cada vez y cada vez más y al final nos acabamos encontrando con un personaje, la vieja loca, que ha decidido aislarse de toda la humanidad y vivir ella sola y que prefiere la compañí­a de una muñeca que a la de los seres humanos, con los que es incapaz de convivir (y justo después de echar de su casa a sus invitados, muere)?

    O como por ejemplo salen los personajes preguntándose sobre las causas de la catástrofe y de lejos, en el fondo, se observa una central nuclear.

    A ti te parecerá que son cosas que yo me invento, pero son cosas que yo veo tan claramente como cuando cuando veo una “l” y una “a”, sé que juntas se pronuncian “la”. No necesito que ningún personaje me explique esas cosas, las imágenes hablan por si solas, y dado que no soy el único que las ve, significa que algo habrá. Que otra gente no las vea o simplemente no las quiera ver porque está más pendiente a sacarle defectos a las pelí­culas que a dejarse llevar por las regla del juego eso no quiere decir que no las haya.

    Es como la gente que dice que “El club de la lucha” es una pelí­cula hueca y sin contenido, porque que haya gente que no sepa leer el subtexto de la pelí­cula, aquellas cosas que no se expresan a través de palabras sino de las imágenes, no quiere decir que no exista el subtexto, porque mucha gente es capaz de leerlo.

    Y no ver nada en una pelí­cula tampoco es un sí­ntoma de ignorancia, ni nadie debe sentirse insultado porque le insinuen que es incapaz de apreciar tal cosa de tal pelí­cula. Yo tengo algunos directores que se me atraviesan, como Eric Rohmer o Stanley Kubrick, a los que no les veo nada de nada. Veo sus pelí­culas y me dejan frí­o, no me dicen nada. Veo “2001” y pienso que es una ida de olla donde nada tiene sentido. Y no por ello me dedico a despotricar contra Kubrick y contra sus seguidores, porque estoy seguro que, si tanta gente lo considera un genio, por algo será, digo yo. Y no me considero imbécil por no ver nada en su cine, porque la profundidad que no veo en el suyo, la veo en la de otros realizadores.

    Y al revés, hay otros directores como Hitchcock, De Palma, Spielberg, John Hugues, David Fincher, Michael Mann, Ang Lee, Amenábar o Shyamalan donde sí­ veo auténtico cine de verdad, que me sugiere cientos de ideas y sensaciones a través de sus imágenes, y que me importa un pimiento la calidad del guión y tonterí­as similares, a ver cuando nos damos cuenta de que las pelí­culas no son libros, son otra cosa muy distinta, más cercana a la pintura y a la fotografí­a que al teatro.

    Las malas pelí­culas existen, por supuesto. Pero a veces, más que malas pelí­culas, lo que hay son malos espectadores. Espectadores que se pasan todo el rato sacando faltas a las pelí­culas y que son incapaces de disfrutar del cine. para disfrutar de las pelí­culas lo que hay que hacer es, fundamentalmente, comprender las reglas del juego de la pelí­cula y estar de acuerdo con ellas. Si el espectador no pone de su parte en ninguna de las dos cosas, difí­cilmente va a poder disfrutar de la inmensa mayorí­a del cine que se hace.

Críticas

la monja

Terror perezoso sostenido en un escenario terrorífico.

equalizer 2

Tu amigo y vecino Denzel.

Captura

La bestia domada.

mi6

Pillad palomítas.

ant-man-y-la-avispa

Aquí hemos venido por las risas.

Twitter

Podcast