Críticas

EL CABALLERO OSCURO

Alguno lo pedí­a por ahí­, y como por fin la he visto, aquí­ va mi opinión: Grande, una peli grande.

Desde luego Nolan no ha inventado nada nuevo con esta peli, ni se ha meado en los clásicos, ni tiene por qué forrarse a Oscars si a final de año aparecen pelí­culas mejores. Pero si que ha creado la que es posiblemente la peli de superhéroes más redonda, grande y espectacular. Todo, aunque Batman realmente no sea un superhéroe, y menos bajo el planteamiento “realista”de Nolan.

Lo que hace que esta pelí­cula supere a sus antecesoras en el género es que es, más que nunca, una pelí­cula épica, que aunque tiene personajes genialmente construidos, se centra en una trama que cobra una importancia vital. Una trama más compleja y con más matices que el clásico duelo entre el bien y el mal. Aquí­ se nos presenta una historia más centrada en la dualidad orden-caos, y en la necesidad de dos caras de una misma moneda para que cada una de ellas pueda tener una existencia. Y todo toma forma en torno a una gigantesca y compleja sucesión de acontecimientos que sólo una mente tan desquiciada y a su vez lógica como la del Joker es capaz de concebir.

joker-ledger.jpg

¡Vivo con tu madre, en un castillo, cartón de leche…!

Tim Burton en su momento plasmó bastante bien esta idea. En su peli de Batman el Joker surgí­a como antagonista de Batman, no como un criminal con ambición de poder. Pero esa idea se difuminaba al centrarse la pelí­cula más en cada uno de sus personajes y sus respectivas cuotas de protagonismo. Por un lado un heroe que por fin se plasmaba decentemente en una pantalla, Batman, y por otro un personaje como el Joker al servicio de Jack Nicholson, que aunque genial, acababa eclipsando la pelí­cula.

Nolan en cambio va más allá. Desde la primera imagen, una oscura maraña de llamas, nos dice que la peli va de cómo el mundo se va a tomar por saco. Batman y el Joker son, de hecho, los dos personajes principales de lo que en realidad es un reparto increiblemente amplio e igual de importante. Son protagonistas más por su caracter extremo que porque realmente chupen plano y minutos en pantalla. Como digo, lo importante es la perfecta sucesión de acontecimientos que llevan una ciudad casi perfecta como Gotham, donde la delincuencia está en sus niveles más bajos y la mafia acorralada, hasta el caos más absoluto, y todo de la mano de un personaje, el Joker, que funciona más como un detonador, que como un explosivo. La dinamita está en la propia sociedad de Gotham, él simplemente es la mecha que la hace arder, y Batman el último recurso para evitar el desastre, para evitar que lo blanco se vuelva negro.

Pero tampoco se puede dejar de lado lo que ya es un duelo clásico de la historia del cómic y del cine. El atormentado Batman, que se muestra más humano que nunca, y un tipo que vive para amargarle la vida, el Joker. Y cuando digo que Batman se muestra humano, que ya suena a tópico, no es porque sea un tipo que se pone las manos en la cara y llora la muerte de sus padres, sino porque es un tipo al que llega un momento en que los acontecimientos le desbordan y se muestra cobarde y dubitativo ante lo que debe hacer, porque ninguna de sus opciones parece mejor que otra, todas son un asco. El Joker, como digo, no tiene aquí­ un origen, no nos cuentan su vida, ni nos interesa. Lo que interesa es su naturaleza, es el elemento que justifica que alguien como Batman siga existiendo, y el Joker necesita a su vez al héroe enmascarado para tener un objetivo, destrozar todo lo que éste protege.

batpod-batmoto.jpg

Mi Piaggio Fly 50 después de unos retoques.

También, como buena peli de héroes contra villanos, no faltan escenas de acción memorables como pocas. Pero es que para una vez que la historia destaca realmente sobre éstas, porque es la trama, como decí­a, lo esencial de toda la peli, me ha quedado para el final ese apartado. Pero lo comento de pasada, porque el que busque acción también la va a encontrar. La captura del contable chinorris es genial, como una peli de Misión: Imposible concentrada en una sola secuencia. La persecución del furgón de Harvey Dent es brutal, larga y tensa, y el momento “enfermera” no tiene desperdicio.

En el apartado de los actores no diré nada que no se haya dicho en el último mes. Ledger está genial, histriónico, sí­, pero genial dado lo extremo de su personaje. Es un pintas a los ojos de todos los personajes y del propio público hasta que demuestra, con un simple lápiz, lo que realmente tiene en su cabeza. Brutal presentación. Bale está muy bien dando nuevos matices a su personaje. Si en la anterior entrega era un tipo buscando venganza, en ésta su misión se ha vuelto casi una incómoda rutina de la que despierta ante la pesadilla del caracortada. Y Aaron Eckhart es sin duda la tercera pieza clave de un completí­simo reparto y el que más trabajo ha tenido con un personaje que aunque parece menor, es la clave de todo y es también el que muestra la transformación más brutal.

Con todo esto la pelí­cula funciona como un engranaje casi perfecto, y serí­a redonda si no fuese porque hacia el final se sacan algún elemento de la manga, algo forzado, para cerrar la peli, para justificar que Batman llegue a su objetivo en el último instante (me refiero al invento de los móviles). Tampoco me gustó del todo el último diálogo entre Batman y el Joker, que es precisamente el más rimbombante y obvio de la peli, el más arquetí­pico en una peli que trata de alejarse precisamente de esos elementos más “del género”, donde el héroe dice lo que debe, en plan slogan, y el villano también, diciendo lo malo que es y que se saldrá con la suya.

Es la única pega de una pelí­cula que no me hipnotizó con explosiones, rayos y tiros, sino que me tuvo pegado en la butaca acojonado al ver cómo un mundo como el mí­o, grande y complejo, se derrumbaba ante mis ojos por las acciones de un loco, de un fanático y, como dice Alfred, un tipo al que no comprendemos del todo porque no entendemos qué satisfacción encuentra en lo que hace, pero que consigue que todo lo que toca acabe corrompiéndose, hasta lo más puro que tiene uno dentro, sus principios. Después, nada mejor que encender la tele para ver que eso pasa todos los dí­as.


Christopher Nolan | Jonathan Nolan, Christopher Nolan | Christian Bale, Heath Ledger, Aaron Eckhart, Michael Caine, Maggie Gyllenhaal, Gary Oldman, Morgan Freeman, Monique Curnen, Ron Dean, Nestor Carbonell, Eric Roberts, Michael Jay White | Wally Pfister | Lee Smith | Hans Zimmer, James Newton Howard | Nathan Crowley | Christopher Nolan, Charles Roven, Emma Thomas | Kevin De La Noy, Benjamin Melniker, Thomas Tull, Michael E. Uslan | Warner Bros. Pictures, Legendary Pictures, DC Comics, Syncopy | Warner Bros. | 9 |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • macavi

    TDK es una de las mejores peliculas de este siglo (de entreteniento, que al fin y al cabo, vamos a eso, a entretenernos). Es una de las mejores peliculas de superheroes, porque trasciende el género. Se convierte en una odisea de terror/terrorismo, dolor, incertidumbre, agobio, miedo, cobardí­a… sin dejar de lado la espectacularidad y el efectismo. Batman es lo que es, el mejor superhéroe de la historia, pero en esta pelí­cula, parece un tí­o desbordado, que se oculta detrás del traje para recibir más que dar porque delante tiene al peor rival/enemigo, monstruo y terrorista que he visto en una pelí­cula o en la realidad cuotidiana de nuestras tierras. al fin y al cabo, si fuera real, irí­a derechito a Guantánamo (USA cobardes!!).

    Nolan dirige bien, muy bien, hace que la historia no sea confusa pero que tampoco la puedas ver con gafas de dormido (al estilo Homer Simpson en pleno juicio. Prestas atención, miras los giros argumentales, los valoras, te cagas de miedo, matarí­as a Batman.
    Lo mejor de esta pelí­cula es que los personajes son Batman, Joker, 2 Caras.. xo si fuese otro filme y se llamaran diferente serí­a buení­sima igualmente. No me parece mal el papel de Rachel Dawson (desde luego el de la Sra. Cruise era terrible, xo es el papel que es, aunque parecí­a demasiado tonta para ser una fiscal a la que tomarte en serio) ya que la profundidad es la que necesita para ser un simple complemento de la historia, un enlace (SPOILER), si a estas alturas hace falta) entre Dent/2 Caras y Batman.

    Fui al cine el 29 de Agosto porque durante las vacaciones no queria verla en la India… me habí­an dicho que era buena, las crí­ticas eran espectaculares… y yo con miedo por lo de siempre, grandes expectativas.. mierdecilla (al estilo, la sensación que tengo con Indi 4).
    Creo que es la primera vez que salgo del cine diciendo que es una de las mejores pelis que he visto nunca.. y si, una puta obra maestra!! aunque respeto a quien no le guste (aunque poco, es broma, jeje).

    Es una gran peli perque se han atrevido a hacer algo diferente, por eso siempre me ha encantado el Hulk de Ang Lee, sgun mi opinión es mucho mejor que el protagonizado por E.Norton (entre otras cosas porque Eric Bana está mucho mejor, y es clavado a Bruce Banner). La verdad es que estoy un poco cansado de Spiderman 3, Daredevils (para mi al mismo nivel las 2, o sea, una auténtica mierda). Aunque me lo pasé muy bien con Iron Man.

    En fin, TDK es una gran pelí­cula.. porque es más que una peli de superheroes, es como el tí­tulo de la crí­tica… ver arder el mundo.

  • regm2007

    Dicho sea todo si Weisz hubiera salido en esta pelí­cula serí­a redonda y ahora mismo la estarí­a viendo otra vez :)

Críticas

buster

Todos pasamos al otro lado con las manos vacías.

animales2

El precalentamiento (segunda parte).

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

Twitter

Podcast